Arte y Cultura, Música

Los abuelos de la murga

blank
Muchos años. Con color y fuerte crítica, Araca la cana ha recorrido un gran camino.

Otra que los Rolling Stone. Con 75 años de trayectoria, la murga uruguaya Araca la cana es un ejemplo de vigencia artística y de coherencia ideológica. Orgullosos de haber esquivado la pertenencia política, se declaran “combativos”. Con ese espíritu, llegarán este sábado a Mar del Plata para presentarse desde las 21:30 en la sala Astor Piazzolla (Boulevard Marítimo 2280).

Son momentos históricos en el país vecino, con la presidencia de Mujica. Sin embargo, los Araca la cana mantienen su punto de vista crítico y, más allá de los perfiles que gobiernan, se mantienen firmes en su posición: el objetivo es analizar con bisturí la realidad de su país y, como es habitual en la murga, expresarlo con humor y alegría.

Dirigida desde hace más de 40 años por José Maria “Catusa” Silva, la agrupación se presentará con el espectáculo con el que festejan sus 75 años de vida sobre los escenarios del mundo. Como decíamos, el contenido de canciones y bailes tiene un alto sentido crítico y social. A este atractivo, le suman un gran despliegue de vestuario y una puesta en escena fascinante.

La formación con la que se presentará Araca la cana este sábado estará integrada por una veintena de artistas, que son quienes vienen recorriendo los escenarios de América y Europa. Es una verdad ya irrefutable que por más que haya carnavales en el mundo entero, el sentido encontrado por los uruguayos allá por las primeras décadas del siglo pasado es la mejor referencia a este tipo de festividades: el triunfo de lo popular.

En el caso de esta agrupación, con una particularidad: se la conoce como La bruta, por la forma singular y directa con que expresan la realidad de su país. Nada de contemplaciones ni metáforas, la crítica no es velada sino una especie de catarsis que en medio del carnaval toma la forma de la diversión y la fiesta. Seguramente ese clima se vivirá en la Sala Piazzolla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*