Teatro

Le prohibieron la entrada a Lizy Tagliani a un boliche de La Feliz

“No me dejaron entrar a Bruto, una disco de moda de la ciudad. Hace años que no pasaba un momento así. Bueno, nadie está exento”, escribió en su cuenta de Twitter este sábado 28 de enero alrededor de las cuatro de la madrugada. Sin perder el humor, Lizy Tagliani hizo público un caso confuso que rozó la discriminación.

Más tarde, y luego de un retuit a una foto donde la ve junto a varios famosos, decidió concluir la noche e ir a la cama: “A dormir… que descancen”. Seguramente con un trago amargo al no haber podido ingresar al boliche ubicado en Playa Grande de la ciudad costera.

Más tarde, durante el mediodía, aclaró que no se sintió ofendida. “No lo tomé como discriminación porque entendí que el boliche Bruto estaba repleto y que no era personal conmigo. Habría que averiguar si sucede siempre”, manifestó.

Hace tiempo que en la sociedad argentina se viene dando una transformación en lo que tiene que ver con el paradigma de género. Existe una aceptación -fruto de las luchas de los colectivos LGTB y las reivindicaciones femeninas, como el #NiUnaMenos– que crece diariamente, sin embargo todavía existen atropellos graves.

Es por esto que sonaron las alarmas cuando la actriz de Quiero vivir a tu lado contó el episodio y muchos creyeron que un caso que se sumaba a tantos otros, como el de Cielo, la chica travesti agredida a fin de año por dos adolescentes en San Telmo. La Justicia es la encargada de avanzar para lograr la inclusión. Así sucedió con Jéssica Millamán que, tras un episodio discriminatorio, va a poder participar de una liga de hockey de Chubut.

Los comentarios están cerrados.