Portada

Las fuentes que no funcionan: no es sólo la “techada” del Mundialista

La fuente de la peatonal San Martín un día anda y otro no. La prenden cuando quieren, dice una vendedora con su puesto de venta en la zona, más asiduamente concurrida por cientos de miles de argentinos que llegan en la temporada alta. La han reformado, agregado iluminación, aguas danzantes etc. pero no la pueden mantener, no es sostenible para esta administración municipal, que ya viene arrastrando morosidad manifiesta en áreas claves de prestación de servicios esenciales.

La Fuente de Milenio fue uno de los mayores atractivos de la ciudad tras la histórica voladura de la Manzana 115, llevada adelante por el ingeniero José María Conte durante la gestión de Blas Aurelio Aprile.

Fuente musical con aguas danzantes multicolores iluminadas, muy bonitas de muy buena dimensión, era una cita obligada para las fotos de los turistas como los lobos de la rambla. Pero bueno es otra demostración de que la ciudad no está funcionando bien.

Que hay papelones que tienen otra repercusión, pero no se trata sólo de la tribuna techada del Mundialista, cuando no pueden acceder a la misma, ninguno de los periodistas que siguen a uno de los dos equipos más convocantes del país.

Otras forma de convivir con la decadencia, pero que no se twitteá con energía. No encienden las leds de las fuentes. Sería bárbaro, para los turistas que dejan miles de millones de pesos en la ciudad.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*