Zonal

Jaureguiber admitió que no vio a nadie ni sintió “un golpe grande”

Luciano Jaureguiber se presentó en el Poder Judicial de Azul para declarar ante el Fiscal Ignacio Calonje por la causa que lo tiene imputado por la muerte de Sebastián Simón.

Allí, el ex funcionario relató detalladamente lo sucedido esa noche y las horas posteriores hasta su presentación ante la Policía.

Según explicó, volvía de una reunión social con amigos hacia su casa, cuando tomó calle Azucena para pasar por el Espacio Nido de La Movediza, ya que quería observar la iluminación para un trabajo similar que debía realizar al otro día, en María Ignacia. Aclaró que, caso contrario, no hubiese tomado ese camino.

Ya explícitamente respecto al suceso, declaró que circulaba prácticamente por el medio de la calzada a unos 50 kilómetros, y que al momento de atropellar a Simón no vio a nadie, como tampoco momentos después, sumando que la visibilidad del lugar no era la adecuada. Admitió que sintió un golpe, aunque no “un golpe  grande”, y que al funcionar correctamente su auto, continuó la marcha.

Al llegar a su casa, observó el auto dañado, aunque con poca luz. Ya al otro día, a pleno sol, vio que el auto tenía roturas más grandes e incluso una mancha de sangre.

Ante ello, en una crisis de angustia, se comunicó con Roberto Pérez, ya que el secretario privado del intendente podía averiguar si en el Hospital  había un herido tras un incidente en dicho lugar. Jaureguiber explicó que tiempo después, Pérez le confirmó llorando que un joven luchaba por su vida tras ser atropellado en el lugar mencionado y que debía entregarse a la Policía, lo que hizo posteriormente para quedar a disposición de la Justicia y realizar los trámites de rigor.

Ante todo, Jaureguiber pidió disculpas a todos los familiares y amigos y lamentó el daño ocasionado, del cual “no tuvo ninguna intención”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*