Policiales

Inspección General clausuró tres lugares de esparcimiento nocturno

clausurado-grande-600x334La Dirección de Inspección General, perteneciente a la Secretaría de Seguridad, Justicia Municipal y Control, a cargo de Adrián Alveolite, procedió durante esta semana a la clausura de 3 lugares de esparcimiento por no cumplir con Ordenanzas municipales y leyes provinciales.

En este contexto, el titular de Inspección General del municipio, Eduardo Bruzetta, señaló que “en el marco de contralor de múltiples lugares de esparcimiento nocturno y con el fin de darle tranquilidad a las familias de que sus hijos van a poder gozar de una nocturnidad alegre, pero también con todas las medidas de seguridad que nosotros exigimos, es que llevamos adelante estos operativos de control”, indicó el funcionario.

Sobre las clausuras realizadas, Bruzetta informó que “se han clausurado durante esta semana 3 lugares de esparcimiento y recreación, los que incumplieron con normas municipales y provinciales. En primer lugar, en el Complejo Punta Mogotes, un ámbito de índole provincial pero siendo el municipio el órgano de control de las leyes 14.050 y 14.051, que regulan los horarios y lugares de esparcimiento nocturno, detectamos que en el balneario 18, denominado “Princesa”, se estaba desarrollando, alrededor de las 24 horas, una reunión con menores, conocidas como “matinee”, estando este establecimiento gastronómico playero sin habilitación para esa clase de actividad y, por supuesto sin ningún tipo de seguridad. Por lo tanto fue clausurado el lugar por no cumplir con las leyes mencionadas y notificado de esta actuación a la Administración de Punta Mogotes”.

En esta misma línea, Bruzetta agregó: “Posteriormente, el día miércoles a la noche, se clausuró uno de los locales del Complejo Normandina, el local denominado Stadium, por violar el factor ocupacional, y por lo tanto, los inspectores desalojaron y clausuraron dicho sitio. Por último, el día jueves por la noche, se hicieron presentes en el balneario denominado La Caseta donde, más allá de tener su habilitación comercial en regla había violado el factor ocupacional, motivando esto la inmediata acción de los inspectores, clausurando y desalojando el lugar”.

El municipio evitó la realización de una fiesta clandestina

Continuando con los controles habituales de los fines de semana, el domingo a las 8 se recibió una denuncia de vecinos del barrio El Marquesado ubicado en los límites del Partido de General Pueyrredon, donde se estaba realizando una fiesta de las denominadas “after hour”, provocando un gran malestar a los propios vecinos por el volumen de la música. Inmediatamente, inspectores de la Secretaría de Seguridad municipal junto a efectivos policiales del Comando de Prevención Comunitaria (CPC), se hicieron presentes en una vivienda ratificando que se estaba desarrollando una actividad no permitida y no habilitada con un desmesurado y evidente consumo de bebidas alcohólicas. Se determinó la presencia de alrededor de 100 personas.

Acto seguido, se procedió a solicitar la finalización de dicha actividad como así también a la identificación de las personas presentes y sus vehículos. Estas actividades clandestinas ponen en grande riesgo y la integridad física, no solo de las que asisten a las mismas, sino de vecinos y de todos aquellos que se crucen circunstancialmente debido al consumo de alcohol. Asimismo, la gran cantidad de botellas de agua diseminadas en estos lugares dan cuenta de la posible comisión del delito de venta y consumo de estupefacientes.

En este sentido, Eduardo Bruzetta concluyó expresando que “es compromiso del intendente Gustavo Pulti seguir controlando y desalentar la realización de este tipo de fiestas que ponen en peligro la integridad física y la vida de todos”, finalizó el funcionario.

Los comentarios están cerrados.