Política

Impulso para el combate del grooming y otros delitos informáticos

Senador-Carlos-Fern-ndez-1El vacío existente en relación a estos nuevos fenómenos del mundo del delito moderno, ha comenzado a ser abordado para alcanzar objetivos concretos a través de fiscalías especializadas en el delito informático. El trabajo corresponde al senador de la UCR, doctor Carlos Fernández, y comprende la atención de los casos de pornografía infantil, ciberacoso sexual (o grooming).

En su presentación el legislador de CAMBIEMOS expresó: “hemos presentado un proyecto de ley que intenta generar una herramienta específica para combatir entre otros, un delito que viene conmoviendo a la opinión pública como es el acoso sexual o grooming direccionado a menores de edad. Se trata de la creación de fiscalías especializadas en el delito informático en cada uno de los departamentos judiciales de la provincia”.

Y consideró que “la aparición de nuevas tecnologías en las últimas décadas y la impresionante dinámica de su desarrollo que se acelera año tras año, ha generado importantes avances y mejoras en nuestra calidad de vida, pero también la aparición de nuevos y peligrosos delitos”.

Con respecto a los casos que predominan indicó: “la pornografía infantil, el robo de identidad, el acoso cibernético o “hacking”, el ciberacoso sexual o “Grooming”, el software malicioso para robar datos o dañarlos, son sólo algunos de los retos que aparecieron potenciados a partir de éste desarrollo”.

Acto seguido agregó que “además de las consecuencias gravísimas que se generan desde lo individual, cuando una persona sufre las consecuencias de éste accionar delictivo, el “ciberdelito” genera importantísimos costos económicos”.

El senador provincial por la Quinta Sección Electoral, consideró también que “el tema viene ocupando la agenda internacional desde hace ya algún tiempo y existen convenios y tratados que buscan hacer frente a los delitos informáticos y los delitos en internet mediante la armonización de las leyes nacionales, la mejora en las técnicas de investigación y el aumento de la ayuda y cooperación entre los estados”.

En otro orden de cosas, el legislador agregó: “en nuestra región, más allá de la adhesión que hizo la Argentina en el año 2010 al Convenio sobre Ciberdelincuencia, también conocido como Convenio de Budapest; existe preocupación en la OEA que ya en 1999 en la reunión de los Ministros de Justicia y Procuradores Generales de las Américas, decidió reunir a un grupo de expertos sobre delito cibernético”.

El abogado tandilense advirtió sobre la complejidad y la creación de instrumentos, que también formaron parte de su evaluación: “en el marco del diagnóstico que generaron los expertos apareció la carencia de entidades especializadas en la materia que tengan la facultad de investigar y perseguir la comisión de éste delito y la falta de una capacitación suficiente para ser eficiente en una tarea de ribetes muy técnicos”.

“A partir de detectar esta necesidad se vienen realizando periódicamente talleres de capacitación para jueces, fiscales, investigadores que permitan afrontar este desafío. La complejidad de la trama delictiva que va desde la comisión de ilícitos relacionados con las cuestiones económicas hasta los relacionados con el Grooming o ciberacoso sexual que en su más abominables facetas se aprovecha de menores tal como lamentablemente hemos visto últimamente, hace imprescindible que el Estado genere herramientas con altos niveles de especialización para combatir este flagelo y eso es lo que busca nuestro proyecto”, concluyó.

 

Los comentarios están cerrados.