Política

GEN: Más Consenso que nunca

En medio de la incertidumbre que pesa sobre la mayoría de los dirigentes políticos del país, desde el Partido GEN Mar del Plata-Batan nos atrevemos a tener la certeza que nos lleva a la conclusión que hoy más que nunca es necesario el consenso para salir de los problemas de todos y todas los argentinos y argentinas.

El 18 de mayo Cristina Fernández de Kirchner anunció -a través de un video publicado en sus redes sociales- que le pidió a Alberto Fernández que encabece la fórmula presidencial en la que ella será su vicepresidente. Es decir, la fórmula Fernández-Fernández es, ni más ni menos, una fórmula pensada por la candidata a vicepresidente.

Ante este panorama, muchos dirigentes nacionales eligieron el silencio y la reflexión. Otros eligieron atacar la decisión del kirchnerismo (y más específicamente de Cristina) y hubo otro grupo dirigencial que se mostró satisfecho con la fórmula propuesta. El planteo parece haber sacudido el avispero electoral, pero si prestamos atención a cómo se han dividido las reacciones de los dirigentes nacionales resulta más que claro que acá lo único que se agranda es la grieta.

Los dirigentes que festejaron la fórmula pertenecen a los kirchneristas más fervientes (Wado de Pedro, Leandro Santoro, Hugo Yasky, Aníbal Fernández), el grupo de los dirigentes que rápidamente atacó la decisión de Cristina Fernández pertenecen al oficialismo más extremo (Elisa Carrió, Hernán Lombardi, Fernando Iglesias y el propio Mauricio Macri). Mientras que los dirigentes de una posible tercera fuerza se mantuvieron al margen en una prudente actitud reflexiva (Margarita Stolbizer, Miguel Lifschitz, Juan Schiaretti y Roberto Lavagna).

El presunto llamado a la unidad del kirchnerismo no hizo más que ahondar la grieta que tanto daño le causó a la Argentina, la grieta que sólo es funcional para los que se encuentran en uno y otro lado de ella. No debemos confundirnos: este llamado no es un puente para superar la grieta, es una palada más en su ahondamiento.

Por eso, para superar la crisis provocada por la propia construcción de la grieta, es la construcción de un consenso que la supere, que construya un puente que puedan atravesar los mejores hombres y mujeres de cada lado. El consenso necesariamente nace a partir del disenso y de escucharnos en nuestras diferencias para -con un conjunto de pautas compartidas- plantear un programa de gobierno común que nos saque de la crisis.

Mientras unos llaman a la unidad -acompañando su lista- y otros llaman a enfrentarla, nosotros convocamos a la discusión y al debate respetuoso de cada una de las identidades para elaborar un plan que nos contenga a todos y todas. Por primera vez en mucho tiempo es necesario un espacio electoral que proyecte un gobierno que contenga a todas las expresiones políticas, y tanto el kirchnerismo como cambiemos han demostrado ya su falta de intención o -en el mejor de los casos- su falta de capacidad para hacerlo.

Con este nuevo panorama, más que nunca no debemos dudar en la necesidad de la construcción de una tercera fuerza política que apueste al consenso nacional, entre distintos partidos políticos, sectores sindicales, los sectores productivos y los diversos actores sociales, para poner en marcha un país con empleo, justicia, salud y equidad.

 

Contacto para prensa 0223 155-980461 Emilio Rubio Santos (Presidente GEN Mar del Plata/Batan)

Los comentarios están cerrados.