Destacado

Gabriel Mestre se convirtió en arzobispo de La Plata en una ceremonia en la Catedra.

blank

Monseñor Gabriel Antonio Mestre asumió este sábado como nuevo arzobispo de La Plata con una ceremonia religiosa que presidió en la Catedral de La Plata. Lo hace en reemplazo de Víctor Manuel “Tucho” Fernández, quien dejó su cargo para cumplir nuevas funciones en el Vaticano.

La asunción de Mestre se dio con un marco de público que colmó la nave central del principal templo religioso bonaerense, pero arrancó afuera, sobre la calle 14, cuando el nuevo arzobispo recibió a las autoridades políticas y a los distintos dirigentes que lo acompañaría.

Entre ellos estuvieron el gobernador Axel Kicillof, el intendente de La Plata Julio Garro, el de Ensenada Mario Secco y el de Berisso Fabián Cagliardi. También el ministro de Justicia y candidato a intendente de Unión por la Patria Julio Alak. Y funcionarios municipales y provinciales que siguieron la larga ceremonia.

Aunque se trata de un sacerdote joven, las funciones eclesiásticas que cumplirá en La Plata no son nuevas para Mestre, quien viene de desempeñarse en el mismo cargo en Mar del Plata, de donde es oriundo.

El nuevo obispo fue nombrado en julio por el Papa Francisco para reemplazar a Tucho Fernández, a quien designó prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano.

Mestre tiene 55 años recién cumplidos, ya que nació el 15 de septiembre de 1968 y fue ordenado como sacerdote a los 29 años, el 16 de mayo de 1997 por monseñor José María Arancedo, por entonces obispo de esa ciudad balnearia. Se licenció en Teología, con especialización en Sagrada Escritura, por la Universidad Católica Argentina. Fue elegido para ser obispo de Mar del Plata por el papa Francisco, y fue ordenado como tal en agosto de 2017, en la catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

MIRADA POLÍTICA

Poco antes de asumir en La Plata Mestre expresó en una entrevista que atravesó el contexto político que cree que “la aparición de una tercera fuerza tal vez refleje una situación de agotamiento de cierto sector de nuestro pueblo con respecto a los dos grupos que teníamos de manera mayoritaria hasta este momento”. Dichas palabras fueron en referencia a la victoria de La Libertad Avanza, el partido de Javier Milei sobre Juntos por el Cambio y Unión por la Patria.

Tras aclarar que no cree que sea el único factor que determinó el resultado de la elección, Mestre amplió: “Los que trabajan en el ámbito sociológico y de los medios también deben estar evaluando este factor que revelarían los datos, de que cierto sector juvenil y de los pobres también se han orientado para esta tercera fuerza. Creo que habrá que analizarlo con más profundidad, pero un cierto cansancio y saturación hay que tenerlo presente y repensarlo”. Según observó el flamante arzobispo, esa sociedad “agotada” demanda “un mayor compromiso y una cercanía directa”, por parte de los candidatos. “Hay una agenda centrada en lo eleccionario, en lo interno, pero que no pone en eje las problemáticas más fuertes ahí es donde uno ve un poco la situación de hartazgo”, afirmó Mestre.

En ese marco, Gabriel Mestre reconoció que ve el futuro inmediato de la Argentina como un panorama “complejo”. “Soy un hombre de esperanza y apelo, desde la fe, a que Dios nos va a guiar y, desde el ámbito más profano, en el potencial que hay en el corazón de las personas y de nuestro pueblo para que podamos salir”, aseguró al respecto. Sobre el rol de la Iglesia en dicho panorama, Mestre indicó que es el de “animar, sostener la esperanza”, y aclaró: “No una esperanza alienante, sino una esperanza que asuma la realidad, que genere confianza en lo positivo de nuestro pueblo”. También aseguró que otra de sus funciones es “invitar a todos los ámbitos al diálogo y a la confrontación pacífica”.

En ese momento también planteó que planea reunirse con el gobernador Kicillof, con quien ya se ha contactado WhatsApp y con quien espera “dialogar en este vínculo de perspectiva de bien común que ya tenía con Tucho Fernández”.  Lo mismo espera hacer con los intendentes de Berisso, Ensenada, La Plata, Magdalena y Punta Indio, que integran la diócesis que dirigirá. “Se van a encontrar con un obispo activo, joven, dialogante, respetuoso de las distintas miradas, profundamente encolumnado con la renovación que está llevando adelante el Papa Francisco en temas diversos“, aseguró Mestre ante la consulta sobre con quién se encontrarán los fieles cuando asuma en su cargo. En esa línea, agregó que el Papa Francisco le encomendó especialmente que estuviera “cerca de la gente”.

Deja un comentario