Ciudad, Policiales

Fuga, persecución y violento choque: un inspector de tránsito se fracturó las dos piernas

Un conductor intentó evadir un control y uno de los agentes que lo seguía en moto fue embestido por otro vehículo. El infractor no tenía documentos y se negó al test de alcoholemia.

En Mar del Plata, los controles por la cuarentena se intensificaron en los últimos días a raíz de un retroceso en las fases del aislamiento. En ese marco, agentes de tránsito que vieron cómo un coche doblaba en “U” para escapar, salieron a perseguirlo en moto. No terminó en una tragedia de milagro.

Es que durante la persecución del coche que huyó, otro auto chocó con la moto en la que iba uno de los inspectores de tránsito: ahora desde el Municipio marplatense buscan que el infractor pague por los daños que provocó al escapar.

Todo ocurrió el sábado por la noche cuando en uno de los controles vehiculares que se realizan en Mar del Plata por la cuarentena (participaban agentes de tránsito, de vialidad, de la patrulla municipal y de la Bonarense), notaron que un Chevrolet Astra gris giró en “U” para evadirlos.

Fue entonces que dos inspectores de tránsito, cada uno en su moto, comenzaron a perseguir al cocheque se había dado a la fuga.

Iban por la calle Castelli, cuando la segunda moto fue impactada por un Renault Clío blanco que circulaba por la Avenida Güemes.

Las imágenes de las cámaras de seguridad de Mar del Plata que muestran el choque son impresionantes: el inspector de tránsito salió, literalmente, volando y cayó sobre la vereda.

Desde el Municipio indicaron que de no haber estado el reductor de seguridad, podría haber sido una tragedia.

Lo cierto es que el inspector de tránsito atropellado sufrió la fractura de sus dos piernas y si bien ya fue operado, este martes será sometido a una nueva intervención quirúrgica, explicó el secretario de Seguridad de Mar del Plata, Darío Oroquieta, a Clarín.

El Chevrolet Astra gris que se escapó del control fue detenido a la altura de Rawson al 2300, a unas 12 cuadras de donde se accidentó el inspector de tránsito por la otra moto que salió a perseguirlo.

Desde el Municipio advirtieron que, de no ser por los reductores de velocidad, podría haber sido una tragedia.

El conductor del coche que se fugó, que iba junto a su novia, no sólo no tenía los papeles en regla, sino que también se negó al test de alcoholemia.

Agentes de la comisaría 2° de Mar del Plata le tomaron los datos al infractor y a la mujer que lo acompañaba y ahora será la Justicia la que determine cómo sigue el proceso.

“No es solo la falta de la VTV, de los documentos y el escaparse, sino lo que termina produciendo al huir. Lo hablaremos con la Justicia y seguro que le cobraremos los daños de lo que generó con su imprudencia, y también responsabilidad civil en el caso del inspector atropellado”, cerró Oroquieta.

Así se llevaban de urgencia al inspector atropellado cuando perseguía a un infractor.

No es la primera vez. Ya en febrero, a un conductor que generó un triple choque y al que el test de alcoholemia le dio 1,16, el Municipio informó que le exigiría que pague los gastos que provocó, estimados en más de 2 millones de pesos en ese entonces.

Fuente: Clarín

Los comentarios están cerrados.