Ciudad

Exigen ordenanza para blanquear a trabajadores textiles no registrados

thumbnail_Foto-0002“Hay más de 4 mil costureras que trabajan en sus domicilios para las grandes empresas de Mar del Plata. Una ciudad que abastece el 60% de la producción textil de todo el país con mano de obra en negro”, denunció a mdphoy.com la secretaria general del Sindicato Argentino de Trabajo a Domicilio Textil y Afines, Mónica Basterrechea, quien hizo uso de la banca 25 para plantear a los ediles la problemática y solicitar que el Cuerpo Deliberativo sancione una norma que propenda a regularizar la situación de los trabajadores textiles no registrados.

Acto seguido, Basterrechea  refirió que “hemos armado un sindicato que representa a todas las costureras y talleristas que trabajan en su domicilio para las grandes empresas de la ciudad en forma precaria, con mano de obra en negro y con precios muy bajos”. Agregando que “muchas veces la costurera pagamos el hilo con el que produce y no tenemos como defendernos. Trabajamos anónimamente, escondidas en talleres, en la casa, atrás de un portón o de una cortina metálica para producir todo lo que sale de Mar del Plata hacia todo el mundo. Somos las que sostenemos la industria textil local porque sin mano de obra como la nuestra no habrían las grandes producciones que hacen las fabricas”.

Asimismo, la dirigente gremial refirió que “pedimos al Concejo Deliberante que elabore una ordenanza donde cada prenda que se produzca de ahora en más tenga una etiqueta que identifique el trabajo en blanco registrado de la costurera o del taller donde salió la prenda. Como así también que se apoye la labor de las costureras porque ya está instalado el circuito en la ciudad de Mar del Plata, las fábricas han reducido su personal y cuentan con una mano de obra terciarizada”.

Basterrechea, comentó que también peticionaron “la creación de una mesa alrededor de la cual nos sentemos empresarios, el municipio, el ministerio y los trabajadores para determinar precios acorde a lo que se está produciendo en la ciudad. Esa es la idea fundamental que traemos al Concejo Deliberante”.

La dirigente gremial concluyó: “en todo el país se está trabajando de esta manera y queremos poner al oficio de costurera en el primer lugar  pero sin mano de obra en negro”.

Tras exponer la problemática y plantear la necesidad de un marco normativo que regule el trabajo a domicilio, las distintas bancadas políticas manifestaron su apoyo. En tal sentido el edil de Acción Marplatense Santiago Bonifatti, quien preside la Comisión de Promoción y Desarrollo, solicitó la desgravación de la exposición realizada por la dirigente gremial para comenzar a trabajar en una normativa, en tanto que lo propio hizo la concejal de Agrupación Atlántica Patricia Leniz para que la Comisión de Legislación también se aboque a analizar una respuesta normativa al requerimiento de los trabajadores.

Roberto Latino Rodríguez

Los comentarios están cerrados.