Zonal

En Tandil abrieron los comercios no esenciales con escasos movimientos céntricos

Los comercios no esenciales volvieron a abrir sus puertas este jueves luego de más de un mes de inactividad en lo que respecta a la atención al público. Pese a que la sensación de las personas que hacían fila en las entidades bancarias era que mucha gente aprovechó la ocasión para salir de sus casas, la postura de los comerciantes, acostumbrados a observar el movimiento en el radio céntrico, fue que aún no había mucha circulación y que recién se podrá advertir eso a partir de la semana próxima.Luego de que el intendente Miguel Lunghi anunciara en videoconferencia a través de la plataforma Zoom que las actividades no esenciales quedaban habilitadas, los comerciantes de la ciudad abrieron sus puertas este jueves tras más de un mes de inactividad.

La iniciativa autoriza a los locales para que operen entre las 9 y las 14, pero siempre aplicando las medidas de higiene y prevención necesarias para evitar los posibles contagios de coronavirus, como por ejemplo el uso de tapabocas, la desinfección de objetos y el respeto por el distanciamiento social.

Contrario a lo que muchos podían pensar o imaginar, el movimiento en el radio céntrico no cambió demasiado. Si bien varias personas optaron por salir, lo cierto es que las largas filas se formaron en los bancos y en los centros de cobro, como supo suceder en reiteradas oportunidades durante las primeras fases del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Así lo manifestaron varios comerciantes en diálogo con El Eco de Tandil, luego de advertir que aún quedaban espacios para estacionar y que la cantidad de transeúntes no era exorbitante. No obstante, algunos de ellos, como Alejandro Navarro, titular de Légam, o Florencia Boragini, de Morado, indicaron que es muy pronto para efectuar valoraciones y que se verá en las próximas semanas cómo reaccionarán los ciudadanos a esta nueva medida.

Cabe mencionar, igualmente, que al ser un tema subjetivo y de valoración personal, las sensaciones son desiguales. Por ejemplo, una de las personas que se encontraba formando la fila para acceder al banco Industrial manifestó que “salió mucha gente porque sentía sensación de ahogo” y que “todos estos que andan, antes no se veían“.

Tareas de desinfección, el primer paso

Los diferentes locales céntricos habilitados para funcionar a partir del jueves comenzaron desde temprano con las tareas de desinfección, tal como el Municipio había estipulado que debían hacer.

Si bien muchos de ellos trataron de dejar todo en condiciones ya el miércoles por la tarde, lo cierto es que el jueves por la mañana, previo al horario de apertura, se pudo observar a varios comerciantes limpiando sus negocios.

Cabe mencionar que el Municipio detalló, en la presentación que realizó ante el Gobierno provincial, las medidas de prevención que deben aplicarse en ámbitos de atención al público, como por ejemplo el uso de tapabocas, el lavado de manos, la desinfección de mostradores, barandas, picaportes y puertas, y el respeto por el distanciamiento social.

Para garantizar que todos los comerciantes aplicaran de manera rigurosa el protocolo de prevención, las autoridades comunales recorrieron el Parque Industrial y la zona céntrica. Además, se realizó una reunión con la Cámara Empresaria y el Sindicato de Empleados de Comercio para coordinar nuevas acciones.

Marcela Petrantonio, secretaria de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales, explicó que “junto al director de Industria, Comercio, Servicios y Emprendedores, Mauricio Madarieta, estuvimos fiscalizando el cumplimiento de los protocolos sanitarios en empresas del Parque Industrial y nos encontramos con que todas las empresas están cumpliendo con los requerimientos establecidos”.

Añadió que, simultáneamente, “otro equipo de la secretaría estuvo visitando los comercios que comenzaron a funcionar, con el mismo objetivo. También encontramos una buena respuesta y en líneas generales, los comerciantes están acatando todo lo que se indica en los protocolos. Es destacable el cumplimiento en la inmensa mayoría del sector privado y la responsabilidad con la que adoptaron todas las medidas”.

Petrantonio también detalló que “junto al subsecretario de Gobierno, Martín Romano, estuvimos reunidos con autoridades de la Cámara Empresaria y el Sindicato de Empleados de Comercio y acordamos la forma de fiscalización del sector comercial. Tendremos una campaña muy fuerte de comunicación de cumplimiento del protocolo sanitario, con afiches en todos los comercios y difusión en redes sociales de los puntos que fiscalizamos. Además, las tres partes visitaremos y recorreremos los locales para verificar que se cumplan los protocolos”.

Poca circulación en el centro

Si bien en las entidades bancarias y en algunos centros de cobro se registraron filas de hasta cincuenta metros, lo cierto es que no se observó mucha más gente en el centro que días anteriores.

La gran mayoría de los comerciantes, habituados a concurrir a sus locales para controlar el stock y coordinar la logística de la venta online, manifestaron que la circulación de personas era la habitual. Mariana, de Perfumerías Maitén, notificó que incluso consiguió lugar para estacionar frente a su negocio, algo impensado meses atrás. La misma postura sostuvieron desde Buzzella Hogar, pese a que señalaron que “es el primer día”, por lo que aún no se pueden sacar conclusiones.

En tanto, Navarro, titular de Légam, indicó: “Todavía no se ven cambios, es el primer día. La gente se va a ir acostumbrando y a partir de la semana que viene va a ser más importante. Nos hubiera gustado abrir los sábados, porque sucede que muchos rubros van a trabajar en el mismo horario, entonces se va a hacer difícil ir a hacer compras”.

La venta online no es lo mismo

El coronavirus acentuó la crisis por la que atravesaban los comerciantes y la medida de aislamiento obligatorio decretada el 20 de marzo los obligó a volcarse a los canales de venta online.

No obstante, desde los diferentes comercios clamaron que no es lo mismo. “Trabajar online no es lo mismo que tener un local en el centro, donde estás pagando un local y una vidriera. No tenés la misma llegada que en persona, porque acá trabajás con prendas importadas que hay básicamente un talle, y la gente no se puede probar”, contó Boragini y agregó que lo que sí se vendió “muchísimo” fue el calzado, puesto que las medidas están estandarizadas.

Manifestó que para subsanar ese problema, días atrás se implementó una medida que solía utilizarse hace varios años en Tandil: “Shopping en casa”. “Es una propuesta mediante la cual te mandamos varias prendas, vos te las probás y abonás sólo la que te querés quedar”, informó.

Navarro compartió lo expuesto por la titular de Morado y añadió que en su rubro la venta online no es tan preponderante ya que los clientes necesitan probarse las prendas. “Lo nuestro es más trabajoso en cuanto a ese tema, pero creo que de a poco iremos incorporando estas necesidades que la gente también requiere y que se han acelerado con este proceso del Covid-19”, dijo.

Por su parte, desde Buzzella reconocieron que desde que se decretó la cuarentena obligatoria lo único que pudieron hacer fue volcarse a la venta por Internet, pero que “es totalmente distinto”, ya que “es un producto que la gente lo tiene que ver”.

Similar fue la situación de las perfumerías Maitén, que si bien apostó por la venta digital, las fragancias son, quizá, las mercaderías que más se relacionan con el testeo.

Fuente: elEco

Los comentarios están cerrados.