Deportes

En Alto

Otra vez los extranjeros fueron el bastión del triunfo. Assie marcó 21; Edwards (foto) 19  y el debutante Keep 6.
Otra vez los extranjeros fueron el bastión del triunfo. Assie marcó 21; Edwards (foto) 19 y el debutante Keep 6.

De para bienes. Quilmes viene en alza, influenciado por los resultados. Este viernes, otra vez no volvió a ser vistoso, pero tuvo la inteligencia y actitud necesaria para sobrellevar un partido de bajo score, defender fuerte cuando hizo falta, obtener importantes dividendos en sus segmentadas rachas frente al aro y ganar fuera de Mar del Plata.

Ahora, el equipo dirigido por Esteban De la Fuente comienza a consolidarse entre los primeros cuatro de la Zona Sur (clasificaría al Super 8 que se realizará en la ciudad). El flamante refuerzo foráneo, el pívot Jason Keep, fue habilitado una hora antes del cotejo (había llegado al país por la mañana) jugó 15’ y completó una aceptable planilla, con 6 puntos (3/6 de cancha); 2 rebotes y 2 tapas.

Quilmes tuvo un primer cuarto fructífero en ofensiva, con porcentajes normales, que le valieron la inicial ventaja 21-14. Registró 8/13 en dobles y 1/4 en triples, donde Martín Muller con 5 puntos (5/4 de cancha) y Carl Edwards con 4 fueron los que prevalecieron. En el local, con un módico goleo repartido, Byron Johnson y sus 4 unidades fueron lo más importante.

Aunque en el segundo, Lanús mejoró en defensa, secó prácticamente el “Tricolor”, que en el inicio había sacado la máxima (23-14), y hasta se puso arriba. Con un incisivo Sebastián Acosta (7 pts; 4/4 libres; 1/2 triples y 2 rebotes), pasó al frente 33-30 hacia el último minuto. Pero, a 20 segundos del cierre, Esteban López se despachó con un triple vital para terminar empardando en 35 un cuarto que fue muy favorable en el juego para el “Granate”.

El tercer cuarto fue extremadamente perimetral para el “Cervercero”. Mediante tres triples de Edwards y otro de Assie, el equipo de De La Fuente sacó la más amplia ventaja (55-45). Aunque, luego le prosiguieron casi 3’ de sequía absoluta y Lanús, con un parcial de 9-0, se acercó a uno (54-55). Esteban López volvió a ser importante en el epílogo, para sacarle la falta a Laprovíttola y, desde la línea, extender la brecha (58-54), pero en la última jugada Taylor marcó un triplazo para cerrarlo a uno  de los marplatenses (58-57).

El cuarto final tuvo, como de costumbre para Quilmes, dramatismo y suspenso en los instantes culminantes. Pero ello se produjo, en base a que en ataque se involucionó con el correr de los minutos. El “Tricolor” optó por avances estacionados, terminó consumiendo el reloj, pero sin convertir en repetidas situaciones. Sobre el  minuto del desenlace, el partido se definió desde la línea, donde -con mucha astucia de conjunto, adaptación y mejor lectura ante las acciones- Quilmes terminó llevándoselo 79-75, tras la efectividad de Cangelosi desde esa vía (4/4, cuando en todo el partido había registrado 0/3 de cancha).

Síntesis:

Lanús                    75

Henry Dobie 6; Diego Prego 9; Fernando Malara 8; Terrell Taylor 15 y Byron Johnson 12 [FI] Nicolás Laprovíttola 6; Sebastián Acosta 18; Fernando Calvi 2; Ruperto Herrera 0 y Juan Catalano 0.

DT: Silvio Santander

Quilmes                79

Martín Muller 8; Carl Edwards 19; Juan Cangelosi 4; Leonardo Peralta 3 y Brian Assie 21 [FI] Dragan Capitanich 4; Jason Keep 6; Esteban López 6; Facundo Piñero 4 y Nicolás Romano 4.

DT: Esteban De la Fuente

Parciales: 14-21/ 35-35/ 57-58.

Árbitros: Juan Fernández y Mario Aluz.

Estadio: Antonio Rotilli de Lanús.

Por Marcos Buenaventura

Los comentarios están cerrados.