Política

El que come y no convida…

IMAGEN_EL QUE COME Y NO CONVIDA---Las grietas en el bloque de concejales del Frente Renovador son cada vez más difíciles de disimular. Ninguno de los ediles habría sido invitado al asado, organizado por Tío Curzio, en la estancia el Jagüel, porque Massa habría tomado la determinación de no hacer de la tertulia una “cuestión política”, “solo quería estar rodeado de artistas”.

Aunque hay quienes afirman que al inefable Lucas Fiorini le habrían reservado los cubiertos para degustar un buen asado, habría declinado la invitación “en prenda de paz”. No obstante ello, presenció el acto en primera fila, mientras sus compañeros de bloque no habrían podido ingresar a la sala teatral y se habrían quedado afuera “rumiando bilis”. Y como si eso fuera poco para entrar en ebullición, tras el acto, Massa y Faroni lo habrían llamado al edil de la banca que habla en su ausencia, para departir “sobre el armado local y de la quinta, que no está siendo fácil, porque hay muchos que la están mirando de afuera”.

A Solá el “ukase” del Zar de Tigre “le habría dado un atracón de bronca”. Más allá del respaldo a su precandidatura a Gobernador bonaerense, la presencia de Massa, le habría sustraído protagonismo, en “su acto de relanzamiento”. Algunos dicen también que “más allá que Massa fue la estrella, Faroni se robó el acto” y como corolario, luego se iría en la camioneta con el líder renovador.

Garivoto y el “Gato” Novero habrían hecho todo el gasto de movilizar, pero el empresario teatral les habría ganado una batalla, pero no la guerra…

Pues en las encuestas “todavía no puede remontar” y su imagen, aunque buena, seguiría siendo asociada al mundo del espectáculo.

Mientras en la gatera, aguarda Baragiola, apadrinada por el avezado dirigente peronista, ávido de volver a ocupar una banca en la Legislatura Provincial, que la Convención Nacional resuelva la libertad de acción para zanjar el dilema de un radicalismo, en cuyo seno nadie logra mostrar un armado competitivo que seduzca a todas las líneas.

Si bien el referente de Agrupación Atlántica, Carlos Fernando Arroyo, continúa siendo la figurita más difícil y codiciada del álbum, tampoco se descarta su eventual incorporación a las filas del massismo de la mano de la precandidata a Gobernadora Mónica López.

Y más allá que, en la rueda de prensa, el pope de la renovación afirmara que no tenía “por practica especular sobre dirigentes”, reconoció que de ambos aspirantes a la intendencia tiene “un buen concepto”. Y los números, se sabe, dominan al mundo, pero mucho más al mundo de la política…

Roberto Latino Rodríguez

Los comentarios están cerrados.