A Newsletter, Política

El PRO mete fichas en la interna de la UCR: Vidal con Abad y también Carrió

Enrique Nosiglia y Daniel Angelici, como actores de la vida política radical en CABA y por una cuestión de vecindad, han decidido jugar en la estratégica interna bonaerense, por la proximidad y por la importancia de cara a las legislativas que muy probablemente tomen forma bajo las PASO.

blank

Maximiliano Abad enfrenta a Gustavo Posse, una suerte de ícono de la UCR que pisa fuerte, en un distrito del norte de conurbano en el cual Juntos Por el Cambio tiene el sello del intendente de San Isidro, a la hora de sumar votos para las elecciones generales.

El hijo del mítico Melchor Posse, tiene sobrada experiencia en el manejo del aparato radical, en una zona donde puede dar vuelta las urnas, o leyéndolo de otra manera, puede decidir la suerte de una elección aún en una situación adversa en el interior y vasto territorio bonaerense compuesto por 135 distritos.

Es un peligro que el equipo de Abad no dejó de advertir como su principal obstáculo. Perder mal allí puede trastornar el resultado y hacer caer la construcción que el legislador arma en el interior bonaerense, donde la UCR suma bastiones de importancia pero con mmenor número de electores.

Y temen, por qué no, una picardía de Posse, con mucho oficio en el arte de manejar una interna en distritos “amigos”. Esa carga parece haber compensado Abad con apoyos gravitantes.

blank

Así Elisa Carrió, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, han volcado su asistencia a favor del socio ideal y alfil de Ernesto Sanz, clave en la formación de Juntos por el Cambio que peleó hasta llegar al 41 % en el 2019, en una elección considerada como sostén para la continuidad de la coalición que fue gobierno (con matices) en el 2015 / 2019.

El diputado provincial marplatense, Maximiliano Abad, ha sumado apoyos de importancia desde la presidencia del bloque de Cambiemos en la legislatura de La Plata, y se agita una previa que va tomando volumen, no es para menos.

blank

Y es el caso de la intervención, aunque sesgada pero no menos explícita de Elisa Carrió que volvió comprometida a la arena política en el máximo escenario electoral del país. Y tal decisión, es leída como un retén para las pretensiones de Martín Lousteau (apoya a Gustavo Posse), aseguran que sin demasiada vehemencia, en el área de Capital Federal, ya que el jefe de Gobierno de CABA ha decidido dar pelea y no resignar territorialidad a manos del ex ministro kirchnerista.

Para Abad, tener laderos como Larreta, Lilita y María Eugenia, puede aumentar su volumen electoral sin dudas y mucho más si se tiene en cuenta que San Isidro es un enclave determinante, a la hora de abrir las urnas cuando enfrente esté el kirchnerismo, como ocurrirá en octubre.

El conurbano es el escenario de la pelea de fondo, para revertir las chances del oficialismo que pasará a ser dueño del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires. Ya de hecho, le cedieron la franquicia a un perfil para nada tranquilizador (Máximo Kirchner) para el peronismo tradicional y mucho menos para el electorado independiente que irá por el cambio de rumbo a partir de octubre.

Pero también todo es más intenso si quienes han decidido hacer jugar sus apoyos, son nada menos que Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, como figuras prominentes del PRO y Elisa Carrió por la Coalición Cívica apostaron a jugar a favor de Abad quien va por el control de la UCR.

Resulta decisivo en el armado de listas para las elecciones legislativas de octubre, sobre las cuales pende aún la realización o no de las PASO, que curiosamente necesita el desembarco sin ambages de Máximo Kirchner para lograr tomar las riendas del PJ de la provincia, el verdadero bastión del poder del oficialismo y determinante para el armado de listas en municipios y secciones electorales.

La UCR busca hacer músculo y fortalecer su presencia, un “vamos por todo” con candidatos surgidos en función del próximo organigrama bonaerense en la suma de poder en la coalición.

Definir en una interna partidaria le dará más potencia, consistencia y vigorosidad a la hora de pelear candidaturas, ya que no es el caso ni del PRO ni de la Coalición Cívica donde la confección de las listas tienen que ver con armado casi de gustos personales, como en un menú a la carta. Una mesa a la que no se sienta a la ciudadanía y después vienen las sorpresas.

El tema llegó al programa Verano de Noticias, que conduce Willy Kohan por La Nación+ donde el aporte de Beto Valdéz, un especialista en la materia dejó las siguientes reflexiones:

 

  • “Recomiendo seguir con atención la interna del radicalismo porteño Nosiglia, Angelici, y aparece también esa lista de Luis Brandoni. Pero el dato interesante es cruzar la General Paz e ir al principal distrito territorial. En marzo hay elecciones del radicalismo bonaerense”.

 

  • “Uno lo conocemos Gustavo Posse, intendente de San Isidro, pero Elisa Carrió pasó a respaldar a un dirigente no tan conocido, pero si es importante e influyente, marplatense él, Maximiliano Abad presidente del bloque de legisladores del Juntos por el Cambio de la Provincia de Buenos Aires”

 

  • “Y atención, que aquí hay alguien más que respalda a Maxi Abad y al oficialismo de la UCR bonaerense, que es María Eugenia Vidal, quien se llevó muy bien con Abad y con su vice gobernador Daniel Salvador. Con lo cual y atención detrás de esto, no sé sino habría que ver un aval de Horacio Rodríguez Larreta, con Carrió y Vidal, se empieza a anticipar alguna pelea que ven algunos para el 2023. Es todo un dato que no está totalmente definido, que Horacio Rodríguez Larreta le diga a Lousteau (que apoya a Posse), tomá aquí tenes las llaves de CABA, sos el candidato”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*