-Boletín-, Portada

El PRO busca peronistas desencantados para iniciar los timbreos en Mar del Plata

Un armado nada sencillo debe enfrentar el intendente Guillermo Montenegro, para que no se le evapore definitivamente la esmirriada mayoría legislativa en el HCD. La internada desatada en el PRO lo ha dejado descolocado con sus referentes máximos y su escasa inserción en territorio marplatense lo deja complicado para el armado de una lista propia, en una eventual competencia de las PASO.

El hada protectora de su acceso a la intendencia, la ex gobernadora María Eugenia Vidal, quien visitó nuestra ciudad en 52 ocasiones entre 2015/2019, lo hizo para instalar a Montenegro no solamente “a dedo”, sino también con acuerdos y alianzas nocivas, como el arreglo con Lucas Fiorini, hoy expulsado con toda su troupe y definitivamente fuera de Juntos Por el Cambio, se ha convertido en un potencial adversario, consistentes en el aporte de aparato y logística electoral.

blank

 

MEV se decidió por el recoleto ámbito político de CABA, donde por ahora predomina el “larretismo”, pero sin sobrarle nada tampoco ni para adentro ni para afuera. Se caen también algunos sueños presidenciales como en un efecto cascada. Con el FdT que va de tropiezos a trastabillar incesantemente, se abren espacios inesperados en la oposición que va ordenando y aclarando su construcción.

Así, repercute en Mar del Plata. Emiliano Giri el coordinador del PRO (muchos dudan de la existencia de ese cargo y si otorga algún tipo de potestad) y el coordinador de gabinete de la MGP, Alejandro Rabinovich, han  salido a tender puentes con el peronismo que muy buen pueden invadir y contaminar el PRO, y por extensión a Juntos Por el Cambio, que se oxigenó a partir de las internas partidarias y con el avance que experimenta hacia su candidatura Facundo Manes.

blank

Allegados a Montenegro, que habitan en su entorno ya no pueden disimular los contratiempos que podría significar una elección en noviembre que no asegure el 52 % de los votos que permitan retener seis bancas que deben renovar y provienen de 2017, la última legislativa local. Fue una gran elección de la coalición ganadora.

El intendente ya tuvo que salir a tocar pito de apuro e incorporar de apuro a Mercedes Morro, quien proviene del núcleo del sindicalista Luis Barrionuevo. Fue debido a la caída de la licitación del transporte público de pasajeros, que arrojó como consecuencia la expulsión de Alejandro Carrancio de Vamos Juntos, un sub bloque variopinto que luce desarticulado en el conjunto del Concejo Deliberante y que no logra el impulso de las iniciativas oficiales que nacen en el Departamento Ejecutivo. Una forma de estar al horno.

blank

Para un jefe comunal administrar y gestionar una municipalidad de las características de General Pueyrredon, en las actuales condiciones es casi inviable, sumadas a las razones que obligan a considerar el daño que produce la pandemia. No obstante el rumbo que van tomando las iniciativas y negociaciones en el PRO y en Juntos Por el Cambio, no lo favorecen en ninguna de las variantes.

Con desvelos y a destajo, en consecuencia el “coordinador” del PRO y el coordinador de Gabinete de la MGP, buscan peronistas desencantados que sumen votos para una eventual interna si se torna inevitable, aunque también la lectura respectiva es que el intendente no tiene en su poder cartas de poder en una negociación por lugares y cargos en las listas.

Tal vez también, pensando en más contrariedades,  haya barrido a 4 integrantes de su generosa planta política cuando despidió al concejal que presidía su propio bloque. Una forma de liberar casilleros para negociar a futuro.

También en los pasillos municipales, que conocen como nadie estos trances difíciles, observan el día después del 10 de diciembre de 2021, cuando Montenegro encare los dos últimos años de este mandato.

Como ya lo adelantó mdphoy.comel mayor activo de Guillermo Montenegro es el estrago del gobierno nacional en todos los órdenes, que observa el electorado del PRO, la UCR y la CC que comienza a virar en su relación de fuerzas internas, en función de nuevas realidades que arrastran al máximo responsable político de la ciudad.

Jorge Elías Gómez

jorgeeliasgomez@mdphoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*