Mascotas

El HCD anunció la conformación de una Comisión de Seguimiento sobre Tenencia Responsable de Mascotas

Mediante Decreto N° 2343/19, se llevó a cabo en el ámbito del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon una mesa de trabajo donde se dio el puntapié inicial a la conformación de la “Comisión de Seguimiento para la aplicación de la Ordenanza Nº 22.031 sobre Tenencia Responsable de Mascotas”.

La reunión tuvo lugar esta mañana, en el recinto de sesiones, presidida por el Presidente del Cuerpo Deliberativo, Ariel Martínez Bordaisco (UCR). Estuvieron presentes, también, las concejales Ilda Mercedes Morro (Tercera Posición), Vilma Baragiola (UCR) y Paula Cristina Mantero (AM), además de los Concejales Mandato Cumplido (CMC), Fernando Rizzi (actual defensor del Pueblo) y Mario Alejandro Rodríguez.

La Comisión de Seguimiento creada por el artículo anterior estará integrada por miembros de ONGs y animalistas independientes, miembros del Honorable Concejo Deliberante, los que serán designados por la Comisión de Labor Deliberativa, representantes del Departamento Ejecutivo; uno de ellos perteneciente al Departamento de Zoonosis, representantes de la Defensoría del Pueblo del Municipio de General Pueyrredon y de la Defensoría de la Provincia de Buenos Aires.

En principio, Martínez Bordaisco dio la bienvenida a los presentes y expresó: “Buenos días. Quería estar porque me parece importantísimo y central constituir esta comisión de seguimiento, que ya viene cumpliendo un rol fundamental desde el año pasado, habiendo conseguido varios logros. Expresa el protagonismo de las entidades e individuos que son proteccionistas. Ahora se suma el acompañamiento del Concejo Deliberante, a través de la incorporación de concejales que expresan a diferentes bloques políticos. Se contempla, además, la decisión de tomar medidas respecto a la tracción a sangre, que el intendente Guillermo Montenegro puso en agenda. Esperamos que 2020 termine con la elaboración y aprobación de una ordenanza en este sentido. Hay capacidad para mejorar y buena voluntad, gracias por estar siempre”.

Durante la reunión, se tomaron varias medidas para otorgarle organicidad y un cronograma de trabajo a esta comisión: la edil Paula Cristina Mantero fue ungida por aclamación como Presidente de esta comisión, que tal como venía sucediendo, se reunirá cada 15 días, alternando turnos matutino y vespertino, para permitir la asistencia de sus integrantes, que tienen trabajos y manejan horarios distintos.

Una cuestión fundamental es que tres integrantes ya designados avanzarán sobre la elaboración de un reglamento interno, que definirá cuestiones tales como sistema de votación, creación de segmentos y líneas de trabajo por tema, ingresos, egresos y reemplazos.
La próxima reunión será dentro de dos semanas, según se fijó.

La Comisión de Seguimiento para la aplicación de la Ordenanza Nº 22.031 sobre Tenencia Responsable de Mascotas, deberá controlar el grado de aplicación de dicha ordenanza en el ámbito del Partido y para el logro de sus fines, estará facultada a requerir informes a cualquier área o dependencia municipal o a citar a funcionarios, para que expongan o den explicaciones sobre lo que ésta determine y los que tendrán la obligación de asistir. También podrá realizar inspecciones en los sitios de ejecución de obras.

La comisión, se reunirá como mínimo una vez cada quince (15) días y estará presidida por un concejal que no podrá pertenecer al bloque oficialista.

Argumentos de la convocatoria

La necesidad de constituir la Comisión de seguimiento por la Aplicación de la Ordenanza de Tenencia Responsable de Mascotas dentro del ámbito del Honorable Concejo Deliberante surge “ante la ausencia de control y deficiencia en la aplicación de la Ordenanza N° 22031 de Tenencia Responsable de Mascotas, por parte de su autoridad de aplicación”.

La deficiencia en la aplicación de la Ordenanza N° 22.031 por parte de Zoonosis, ha quedado expuesta a partir de los graves daños ocasionados por mordeduras a Guadalupe Ferrari, ya que fue la segunda víctima de un tenedor irresponsable de perros que ya habían mordido a otra joven meses antes, y no se habían llevado a cabo en el primer caso, los procedimientos establecidos en la mencionada norma.

En conferencia de prensa, el jefe comunal anunció que, a partir de ahora, se aplicarán controles rigurosos respecto a los perros peligrosos, que a su vez, aclaramos, es importante no denominarlos así, ya que no son peligrosos sino que tienen características de extrema fuerza mandibular. De esta manera, ha reconocido, la falta de control y aplicación adecuada por parte de su gestión de la Ordenanza 22031 que reglamenta la Tenencia Responsable de Mascotas, entre otras problemáticas, y que se encuentra sancionada desde el año 2015.

Lo que nos preocupa aún más, es que, dejando a la luz la incapacidad por lograr llevar adelante controles básicos que, desde hace cuatro años deberían poder efectuarse adecuadamente, se anuncie desde el Departamento Ejecutivo un proyecto nuevo y más ambicioso, como es el Refugio Municipal de perros, desconociendo por completo lo que ello implica, a lo que nos referiremos en el presente.

Lamentablemente, desde el Departamento Ejecutivo Local no se reconocen las falencias en el área correspondiente y que deben aún, considerar como su principal propósito lograr aplicar la mencionada ordenanza antes de encarar nuevos desafíos.
Llamativamente, anuncian que logran su aplicación de manera ejemplar, pese a que los hechos acontecidos demuestran lo contrario. La autoridad de aplicación, Zoonosis, desafortunadamente, aún no se encuentra preparada para lograr el cumplimiento a la ordenanza, sea por la falta de recursos materiales o humanos, además de la cantidad de atribuciones y funciones que siguen tomando como propias en el área. Todo esto, se vio reflejado en algunas de las maneras de proceder ante el caso de Guadalupe Ferrari:
En primer lugar, se devolvieron al mismo tenedor irresponsable los TRES perros con características de Extrema Fuerza Mandibular, siendo que la norma municipal en su artículo 23, no habilita más de DOS en una misma vivienda, salvo expresa autorización de la autoridad de aplicación, que no nos parece sea apropiado para el caso.

Luego, el domicilio habitado por los canes no contaba con las medidas de seguridad apropiadas conforme al Art. 17 de la normativa. Queda en evidencia que las medidas adoptadas por el propietario en la primera oportunidad que fue interpelado, no fueron suficientes y, resulta aún más grave, la falta por parte del órgano de contralor en la segunda ocasión de mordidas, ya que habiendo supervisado el lugar, nuevamente resolvió restituir los 3 canes sin acondicionar la vivienda con las medidas de seguridad correspondientes. Y por último, tampoco se ha dejado claro desde Zoonosis, si estos perros han sido chapeados por parte de este departamento antes de su devolución, y se la exigido a su tenedor la contratación en un seguro como la ordenanza ordena.

En cuanto lo que implica la disposición de un predio en Laguna de los Padres a los efectos de crear un refugio municipal para perros debemos brindar algunas consideraciones, pues aquellos que celebran la idea deben recorrer los refugios ya existentes para comprender los motivos por los cuales no deberían existir. Los refugios son la contracara de la libertad, la salud y el bienestar. Un hogar responsable y adecuado brinda el fundamento a la pérdida de libertad que experimentan algunas mascotas a través del cuidado sanitario, la alimentación, el cariño, la compañía, el vínculo que se forma entre perro y humano, la responsabilidad que se genera de esa relación, entre tantas otras cosas. Los beneficios se manifiestan en ambas especies. Pues todas aquellas cosas, reflejan las carencias de los refugios. Los refugios son angustia, dolor, soledad, temor, desesperación, aislamiento en algunos casos, hacinamiento en otros, muerte de maneras muy lamentables y todo aquello que derive del espanto se encuentra siempre presente en todo refugio.

Recordando las palabras de Ana María Conte: “Los perros no tienen estímulo: pasan largas horas ladrando sin estímulo, se miran entre sí a través del alambre hasta que se inician feroces peleas, algunos se estrenan, otros se mueren de tristeza.”

Siendo varias ONGs y proteccionistas independientes las que se reúnen mediante una comisión que ellas mismas conformaron para estudiar y proponer soluciones a la problemática animal del Partido de General Pueyrredon, es que creemos neceario y solicitamos a este cuerpo se la reconozca como Comisión de Seguimiento para la aplicación de la Ordenanza 22031 sobre Tenencia Responsable de Mascotas y tenga su funcionamiento dentro del Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon.

Esta comisión, tiene como propósito concientizar, entre otras cosas que la única manera de terminar con la problemática animal es con esterilizaciones masivas, y educación. No escondiendo perros en lugares alejados, donde no pareciera que se buscara precisamente fomentar las adopciones. Debe tomarse en serio, porque de no hacerlo se convierte en un flagelo incontrolable. Las esterilizaciones deben ocupar una de las mayores prioridades en la agenda pública y educar.

El Municipio debe poder controlar la aplicación de la Ordenanza de Tenencia Responsable y para ello debe entender la importancia de una adecuada conscientización para explicarle a los vecinos cuáles son sus obligaciones como tenedores de mascotas.

Los miembros de esta comisión, aún no reconocido por este Honorable Cuerpo, sostienen que, crear un Refugio Municipal es reconocer el fracaso de las políticas de estado en la problemática animal e implica una invitación al abandono de animales por parte de los particulares, sin sentir culpa.

Los comentarios están cerrados.