Política

El candidato que sin querer se convirtió en su propio MEME

Aventurarse en una campaña política no es fácil. Son muchas las variables a tener en cuenta. Imagen, medios de comunicación, plataforma, presencia, logos, slogans, redes, marketing en general, y por supuesto la tradicional y nunca bien ponderada “cartelería en vía pública”.

 

blank

 

 

Y así le sucedió a un político bonaerense que buscando impacto y consolidar su imagen, no tan fácilmente reconocida por el gran público, diseñó sus carteles en base a su foto, muy bien producida y con algunos kilos menos que cuando presidía la Cámara de Diputados de la Nación, y le agregó sólo sus iniciales en letra “de molde” tamaño XXXL.

De ese modo si uno mira uno de esos carteles sueltos, verá la foto de PPP (Primerísimo Primer Plano) del precandidato y sus iniciales, del nombre y el apellido: EM.

A estas alturas quienes sigan la política desde más cerca habrán deducido que se trata del referente de Juntos por el Cambio, Emilio Monzó, definido durante muchos años del gobierno de Macri como una de las “Patas peronistas de Cambiemos”, e inventor de la frase “Reivindico la Rosca“, que se transformó en MEME hace un par de años.

Quizás arrastrado por esos recuerdos de convertirse en MEME, Emilio Monzó inconscientemente no se percató de que pegando de manera contigua un cartel junto a otro, las letras de su nombre y apellido producen el efecto justamente de ese término, acuñado para definir frases célebres y humorísticas.

Leyendo de corrido la cartelería de su nueva campaña parece observarse a quien se transformará en “un candidato al MEME del año“, y encima habiendo tenido que pagar mucho dinero por ello.

Otros también al leer apurados y de corrido, como si subliminalmente quisiera invocárselo, ven aparecer el apellido de un ex presidente.

El nombre MEME tiene origen en el concepto concebido por Richard Dawkins, un zoólogo y científico. En su libro “El gen egoísta” expone la hipótesis memética de la transmisión cultural y de allí la traslación a este tipo de figura que, sin querer, desde hoy también acuña Emilio Monzó, gracias a sus iniciales y al poco cuidado en como concebir la campaña visual de su cartelería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*