Destacado

Dos ex tripulantes del submarino aportaron su testimonio a la Justicia

En medio de un fuerte hermetismo por parte de los testigos de la Armada, la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, tomó declaración testimonial a los dos submarinistas que integraban la tripulación del ARA San Juan, pero que abandonaron la embarcación antes de su desaparición.

blank

Los tripulantes brindaron testimonio sobre «la vida dentro del submarino, el trabajo que realizaban y cómo era la actividad», explicó a LA NACION Luis Tagliapietra, abogado querellante y padre de una de las víctimas.

Según el abogado, ambos testigos «admitieron desperfectos [en el ARA San Juan] en viajes previos, incluso el mismo que reportaron antes de la desaparición y en los que, sin embargo, habían llegado bien a destino».

Las declaraciones comenzaron a las 9 en el juzgado de Caleta Olivia y, tras un cuarto intermedio al mediodía, se extendieron hasta las 19. Sin embargo, y por órdenes de la propia Armada, según explicó el abogado de la fuerza que los acompañó a Caleta Olivia, no se les permitió a los testigos mantener contacto con la prensa. Al respecto, Tagliapietra dijo: «Los vimos por momentos limitados en las declaraciones y les preguntamos si tenían algún tipo de condicionamiento: lo negaron».

Más testimoniales

Yáñez caratuló la causa como «averiguación de ilícito» y retomó las declaraciones testimoniales. Mañana será el turno de los auditores de la Armada y el jueves, del vocero de la fuerza, capitán de navío Enrique Balbi, según informó ayer LA NACION y confirmó Tagliapietra.

La investigación de Yáñez analiza 12 cajas de información que envió la Armada, recolectadas en el allanamiento de la base militar y las declaraciones de los testigos. El mes pasado, la jueza planteó que «hay chances de saber qué pasó» y no descartó las hipótesis del accidente o la negligencia.

La última vez que el submarino tuvo contacto con la base fue el 15 de noviembre pasado.

Yáñez centró sus preguntas en los últimos contactos de los dos submarinistas con la tripulación desaparecida y el registro sobre el estado de la embarcación. Tanto Vilte como Viana fueron consultados sobre el estado en que se encontraba el ARA San Juan.

«Las declaraciones fueron largas y con mucho detalle sobre la vida a bordo, los roles de la tripulantes y los problemas detectados en anteriores viajes», explicó Tagliapietra a LA NACION.

Esta semana se espera la llegada de dos auditores de la Armada. Tagliapietra dijo que ambos declararon lo mismo en sus informes: «No se diferenciaron ni en una coma, de manera que tendrán que dar su parecer sobre por qué razón no se tomaron las medidas recomendadas que habrían evitado el drama».

 La Nación

Los comentarios están cerrados.