A Newsletter, Política

Desde Chapadmalal: se instala despiadada interna peronista y va a arder Troya

Una fuerza verticalista dominante, propia de un partido militar, ha ganado los pliegues de la política oficialista, donde el kirchnerismo decidió “ir por todo” como es su costumbre. Justo el primer domingo de enero, AF y Raverta, harán sonar el sonar el parche de anuncios.

El desembarco desembozado de Máximo Kirchner, puso con la guardia alta a los denominados caciques del peronismo bonaerense, convertidos en intendentes que responden al clásico formato y no se identifican, por ejemplo, como Mayra Mendoza, la intendenta de Quilmes y preferida del hijo de la vicepresidente.

Los 1.500 km2. de General Pueyrredon, el primer distrito electoral del interior bonaerense, ya convirtió a la Unidad Turística Presidencial de Chapadmalal en una unidad básica como platea del Oceáno Atlántico. Una división de operaciones política sin cuartel, desde la cual se accionarán mandamientos para alinearse con Máximo, quien tiene una misión excluyente: que no se le escape el control del poder que brinda el 38 % del padrón electoral nacional.

Una excluyente apuesta territorial, que arranca desde las intendencias y los concejos deliberantes. La Quinta Sección Electoral (con General Pueyrredon a la cabeza) se lleva todas las fichas. Es una obsesión conquistar el 50 % de los votos en ciudades importantes, entre las cuales se puede citar a Tandil, ahí la tienen difícil, el pediatra Miguel Lunghi sobrevivió a la caída de La Piedra Movediza.

La Cámpora no sabe de resignaciones, el desafío del hijo del matrimonio presidencial, no sabe de restricciones y enfrenta a la vez a todos los intendentes bonaerenses que no les responden. Hacia ellos apuntan y de hecho se librarán intensas luchas para la integración de las listas de concejales y legisladores provinciales, donde los intendentes en ejercicio serán de palo, ante el avance que propondrá La Cámpora.

Hay objetivos políticos (sin dudas) pero los fundamentos son judiciales, las causas que se entraman en los estrados de un poder que ha comenzado a dar señales de independencia oficialista, lo cual complica al poder gobernante. Esa protección resulta decisiva en un año electoral. Más vale prevenir que curar, advirtieron CFK y su vástago, lanzándose a la caza de todo lo que implica sumar señales K.

Habrá mucho ruido en Mar del Plata, una capital provincial alternativa en ciernes, relatos épicos cargados de política, con bases tanto en la ANSES como en el PAMI, además de las versiones sobre mini gobernaciones de Kicillof en los distritos para disputar el territorio a los intendentes.

¡¡¡ Hagan sueño señores, no va más !!!, Lammens ya arrancó anunciando una serie de remodelaciones y reacciones del complejo de Chapadmalal, centro del teatro de operaciones desde dónde no se tomarán vacaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*