Ciudad, Información General

Crece el enigma y Claudia no aparece: sin avance policial; no descartan intervención de un tercero

Los diversos efectivos policiales de distintas especialidades, incluso  la participación de la división canes de búsqueda de cadáveres, recorrida en canoas en lagunas artificiales de Punta Mogotes y el rastrillaje de las paredes de acantilados al Sur del faro, no arrojaron ningún tipo de resultados ni dieron pistas sobre el paradero de Claudia Repetto y Ricardo Rodríguez de los cuales nada se sabe desde hace tres días.

Por tal motivo al cumplirse el tercer día, se modificó el rumbo de la investigación y se comenzaron a tejer otro tipo de posibilidades más complejas.  El punto central está en cómo ambos habrían abandonado la edificación de propiedad horizontal, que habitaban por separado en el barrio Termas Huincó, sin que exista ningún tipo de rastro o testigo.

Tampoco se descartó la intervención de una tercera persona en el hecho, aunque no se registra en las imágenes que se han podido observar, a través de las cámaras de seguridad en la zona y en las adyacencias de la Reserva Natural del Puerto y Punta Mogotes.

Hurgando en la personalidad de Ricardo Rodríguez, el hombre del cual se sospecha,  se analizaron las denuncias anteriores sobre hechos similares denunciados por otra ex pareja en Lanús. No se trataría este caso de una decisión producto de una reacción violenta, sino de un hecho que haya tenido alguna dosis de preparación del autor, como se cree ocurrió con el estudio previo de la ubicación de las cámaras de seguridad,  que no han suministrado las imágenes que lleven al esclarecimiento del caso.

El correr de las horas sin ningún tipo de resultados, complejiza la tarea policial, y aún más desconcierta  la tarea de los investigadores, comenzando a crecer la idea de algunos rasgos de planificación, ya que a esta altura lo que crece es el enigma de lo cual podría haber   lo que se supone un nuevo caso de femicidio en la ciudad.

La demostración de la desorientación policial, es haber modificado radicalmente el lugar de la búsqueda, volviendo al punto cero de la investigación, los alrededores de la vivienda en barrio Termas Huincó, desde la cual más de un centenar de efectivos han comenzado otras inspecciones oculares y búsqueda casa por casa que se ha desplegado en las últimas horas.

También causa conjeturas, entre los más experimentados,  es que no haya rastro de ninguno de los dos integrantes de este suceso, dado que ya han transcurrido tres días, un lapso suficiente para haber tomado distancia del lugar, aunque en ese caso de fuga surge la limitación de la necesidad de dinero en efectivo para llevarla a cabo.

Los comentarios están cerrados.