Política

Catamarán que se duerme se lo lleva la corriente

1399259974D“Podría traerles a exponer un catamarán con el que competí en mis carreras”, afirmó el viernes pasado en nuestra ciudad un sonriente Daniel Scioli, luego de entregar patrulleros en desuso a escuelas técnicas. A su vez se encargó de asegurar que traería una lancha con la que compitió en sus años mozos, para exhibirla en Expodeportes 2015.

¿Y las promesas que valen la pena? Cuando muchos se pensaban que el gobernador, en compañía de la siempre escultural Ministra de Educación Nora de Lucía, llevaría a cabo una serie de participaciones con diferentes personas, con las cuales se comprometió de manera personal o a través de funcionarios de su riñón a brindarles la ayuda necesaria, nada de eso sucedió. Y tanto el creador de la Ola Naranja como la titular de educación, se hicieron un tiempo para entregar móviles en desuso pertenecientes a la policía rural a diferentes escuelas técnicas.

Según información que maneja este medio, varios se cansaron de esperar por respuestas que nunca llegaron, y terminaron con “la ñata contra el vidrio”, como dice el tango de Enrique Santos Discépolo.

ImageProxy.mvcEntre ellos estaba Thiago Joel Franco, de tan solo cinco años, el mismo que un tal Eduardo “Lalo” Ramos, ex campeón de TC, a gran velocidad y en estado de ebriedad, embistió el automóvil donde viajaba su familia, lesionándolo gravemente al menor provocándole heridas irreversibles. El candidato presidencial se comprometió en persona con la madre del niño para ayudarla con la correspondiente medicación, (ya que la familia cuenta con un gasto de 10 mil pesos por mes), y tan solo en una oportunidad, un par de medicamentos sueltos y un pack de leche alemana terminaron con la ayuda del autor intelectual de DiverMar.

Muchos facultativos del HIGA terminaron agotados mentalmente, pensando en la aparición física de Daniel, “un hombre que trabaja mucho y que no puede entender porque mucha gente no se levanta a las 8 de la mañana”, según palabras de su mujer Karina Rabolini. El Sr. Naranja prometió la suma de 100 millones de pesos para organizar lo que queda de un nosocomio donde los roedores están de fiesta hace tiempo.

Algunos aseguran, que al ex motonauta, vecinos de la ruta 11 lo esperaban con los brazos abiertos y con el palo de amasar en la mano. Ya que desde su inauguración y con la Presidente como vocera, suma 30 los muertos, debido a la precariedad de las obras y la dificultad para transitarla.

Pero si de rutas hablamos, no nos olvidemos de la 88, apodada como la “ruta de la muerte”. Con más de 60 fallecidos en accidentes evitables. De los cuales más de 10 se suscitaron el último verano, lo que provocó el enojo de los vecinos por promesas incumplidas en dicha arteria, que esta floja de papeles y manchada con sangre.

Dichas manchas hemáticas perdurarán por siempre en los corazones de sus familiares, de los trabajadores que diariamente se enfrentan al riesgo transitando la mencionada ruta, descuidada por la inoperancia de algunos, que a pesar de todo continúan como si nada hubiera pasado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*