Ciudad, Información General

Carlos Menem, el presidente que viajó por la costa a 200 kilómetros por hora

blankEl ex presidente Carlos Saúl Menem fue, durante su mandato que abarcó una década, una figura clave no solo de la política como actividad, sino como forma de construir un tipo de poder en constante relación con estamentos sociales y culturales. El recuerdo de aquellos años se llena tanto de cuestiones políticas y económicas para discutir, como de eventos que incluso tienen a Mar del Plata y la zona como protagonista.

Si pensamos en los 90’s, sin dudas que estamos ante la última década en que la ciudad fue el verdadero faro turístico de las temporadas. Los tiempos cambiaron, como fueron cambiando las costumbres y la forma de disfrutar del ocio, con otras necesidades y otras búsquedas por parte del turista. Aquellos años, de pizza con champagne, son los del menemismo y algunas excentricidades, que encontraron destino en esta región.

Entre las excentricidades, está aquel viaje de Menem por la Costa Atlántica con su Ferrari 348tb. Fue a bordo de ese vehículo, lanzado en 1989 por la casa de Maranello, que el por entonces presidente reconoció haber llegado a Pinamar en tiempo récord y a 200 kilómetros por hora. Claro, sin pagar peajes. Eso dio origen a una de las tantas polémicas que hubo durante su mandato.

Pero Menem tiene una historia anterior con Mar del Plata, que data de los tiempos de la dictadura. Tras ser destituido de su cargo de gobernador de La Rioja y encarcelado por las fuerzas armadas en 1978 recibió un favor: un decreto firmado por Jorge Rafael Videla, que lo indultó y lo pasó a un régimen de domicilio forzado. Menem eligió Mar del Plata.

Aquellos días los utilizó para construir vínculos políticos, como hizo con los sindicalistas Abdul Saravia y Diego Ibáñez, pero además con personalidades del espectáculo que venían a la ciudad cada temporada, como Susana Giménez o Alberto Olmedo. Sin dudas, un anticipo de lo que serían sus años de presidente.

blank
Menem vivió en Mar del Plata, luego de haber sido aprehendido por la dictadura.

El ex presidente Carlos Menem murió hoy, a los 90 años, por una insuficiencia cardíaca, tras permanecer internado en el Sanatorio Los Arcos por dos meses.

Según confirmaron fuentes de su entorno familiar, el ex mandatario argentino falleció este domingo luego de que se agravara su cuadro de salud, que había empezado con una afección urinaria y que en los últimos días se complicó.

Menem ingresó al sanatorio el 15 de diciembre pasado y nunca logró salir, ya que su estado de salud no se lo permitió.

Los últimos meses también había estado internado en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT) por una neumonía severa y debilidad muscular.

En ese momento, se le realizó un test de Covid-19, con resultado negativo.

Su hija, Zulemita Memen, fue quien más cerca del ex presidente estuvo durante sus últimos días en el sanatorio y publicó en redes sociales distintos mensajes de aliento a su padre.

Además de Presidente de la Nación entre 1989 y 1999, fue gobernador de La Rioja, su provincia natal, y senador nacional desde 2005 hasta la actualidad.

Permaneció diez años al frente del Poder Ejecutivo, durante los cuales se llevó adelante la reforma constitucional de 1994, uno de sus principales legados políticos, y en 1999 fue sucedido en el puesto por el radical Fernando de la Rúa.

blank
Menem y un ícono marplatense, Guillermo Vilas.

Menem nació el 2 de julio de 1930 en la localidad de Anillaco, en La Rioja.

Fue abogado y se desempeñó como gobernador de esa provincia cordillerana entre 1973 y 1976, y luego de 1983 a 1989, antes de lanzarse a la carrera por la Presidencia.

Durante su carrera política sorteó varias causas judiciales, una de ellas que lo llevó a ser detenido en 2001 por seis meses con arresto domiciliario por el presunto tráfico de armas a Ecuador y Croacia.

Otro hecho escandaloso que envolvió a Menem fue el supuesto intento de encubrimiento de los acusados de volar la sede de la AMIA en 1994 con presuntas maniobras como un llamado a la Justicia para frenar allanamientos, entre otras denuncias.

Los comentarios están cerrados.