Portada

Breve disección de la Cámara Federal de Mar del Plata: Influencias, intereses y “muñeca política”

Tal como se preveía, la Cámara Federal de Mar del Plata, con las firmas de sus dos titulares, Alejandro Tazza y Eduardo Jimenez, junto al Secretario Rafael Julián, decidió “no hacer lugar al pedido de recusación” formulado por el ex Presidente Mauricio Macri contra el magistrado subrogante de Dolores, Martín Bava. Y también de acuerdo a una clásica jugada de sus camaristas, advierte al juez que debe “actuar con el recato y la mesura pertinente”.

La resolución se da en el marco de la causa por presunto espionaje ilegal a los familiares de los tripulantes fallecidos del ARA San Juan, durante el gobierno de Macri, donde el ex jefe de Estado fue citado a indagatoria. En la misma jornada, también la Alzada resolvió en idéntico sentido a un pedido del Fiscal Carlos Stornelli para apartar a Bava de la instrucción del caso D´Alessio, que tramita en Dolores.

La jurisdicción de la Cámara Federal de Apelaciones marplatense es muy amplia: abarca las localidades de Dolores, Necochea, Azul, Balcarce, PInamar, Mar Chiquita, y Tandil. Y su recorrido desde su creación, en 1992, siempre estuvo marcado por cierta ambigüedad y oscilaciones. Su actual Presidente, Alejandro Tazza, la integra desde sus comienzos, habiendo atravesado los gobiernos de Carlos Menem, Fernando De la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Mauricio Macri, y el actual mandatario, Alberto Fernández. En rigor de verdad, de la composición original, el Dr. Tazza fue el último en ser designado formalmente, en 1993. Antes de ello, oficiaba como secretario, ocupando el mismo cargo en el Juzgado Federal de la ciudad a cargo del ex juez Eduardo Pettigiani.

Si bien los que firmaron la acordada que oficializó su designación fueron sus colegas Luis Longhi y Jorge Ferro, quienes ejercieron una fuerte presión para su arribo a la Cámara fueron el fallecido ex Fiscal de Mar del Plata Gustavo Demarchi, un hombre muy influyente en la justicia federal local en los años noventa, y el poderoso sindicalista petrolero, también fallecido, Diego Ibañez. Con apenas 32 años, y pasando sin escalas de secretario a camarista, Tazza se convirtió en el juez de cámara más joven del país. Su corta edad y su veloz carrera le valieron el recelo dentro del mundillo judicial de la zona.

El poder sindical en Mar del Plata siempre estuvo muy arraigado. La “llave” de ingreso a los cargos de poder pasaba por tener contactos sindicales. El propio Ibañez siempre afirmaba que él controlaba hasta el menor movimiento dentro del puerto local, una “mini-ciudad” dentro de la ciudad. De hecho, hay quienes sostienen que la Cámara “nunca falló en contra de los intereses de las pesqueras”. Quien mandaba en la Cámara Federal en sus comienzos era el Dr. Luis Longhi, “el Viejo”, fallecido el 24 de febrero de 2002, y quien supo ser uno de los abogados del metalúrgico Lorenzo Miguel, el sindicalista más poderoso de la Argentina en los setenta y ochenta.

“Cuando la DGi (Dirección General Impositiva) allanó el Hotel Costa Galana buscando pruebas de la evasión del impuesto a las ganancias”, rememora el Dr. Eduardo Balestena, ex empleado de la Cámara y un gran conocedor de los pasillos judiciales marplatenses, “se encontró con una carpeta con coimas a concejales, políticos y funcionarios. Pero la Cámara votó la nulidad de la orden de allanamiento, aduciendo que la DGI no podía ser parte y allanar al mismo tiempo”. La trama de la deuda del Costa Galana merece un tratamiento más exhaustivo.

 

Ex Camarista Jorge Ferro

El otro integrante original de la Alzada fue Jorge Ferro, quien renunció al puesto recién en marzo de 2018. A fines de agosto de este año, fue procesado por los delitos de violación a los deberes de funcionario público y tráfico de influencias agravado. El Dr. Ferro arribó a Mar del Plata en 1985, siendo designado juez federal por los buenos oficios de un senador radical. En 1992, a instancias del entonces Ministro del Interior Carlos Corach, fue nombrado vocal de la por entonces flamante Cámara Federal. En paralelo, también había sido creado con la Reforma Judicial menemista el Tribunal Oral Federal. Eduardo Balestena cuenta que “como el TOF no tenía titulares designados, los camaristas actuaban como subrogantes, y se resistían a su apertura porque cobraban otro sueldo más por ejercer esa subrogancia”.   

Uno de los asuntos que Ferro más se esforzaba en ocultar es su designación como juez de primera instancia. A través del Decreto 445, fechado el 27 de agosto de 1982, el presidente de facto Reynaldo Bignone lo designó titular del Juzgado Federal de la ciudad de Azul, el mismo, casualmente, que hoy ocupa Martín Bava. Este hecho en sí mismo no significaría gran cosa, de no ser porque el kirchnerismo, durante sus doce años de gestión, echó mano de escenarios como éste para remover a funcionarios judiciales que no comulgaban con su causa.

Cuando comenzó a ser implementada una política judicial respecto a los derechos humanos, durante el gobierno de Néstor Kirchner, se creó en la Cámara una Secretaría específica”, cuenta el Dr. Balestena. Y continúa: “La Secretaría se llenó de contratados, todos conocidos y beneficiados de Ferro, y se convirtió, de buenas a primera, en un abanderado de los derechos humanos que intervenía en juicios por delitos de lesa humanidad, conformando otros tribunales y cobrando jugosas subrogancias”. Uno de los TOF que supo subrogar, como ya contó este medio, fue el de Bahía Blanca, junto a su colega y protegido Martín Bava.

El 4 de junio de 2002, a través del Decreto 924, fue designada como camarista la Dra. Graciela Susana Arrola de Galandrini, en reemplazo del fallecido Longhi, quien ya había renunciado años antes de su muerte. El fallo quizá más recordado con esta nueva composición de la Cámara fue dejar sin efecto la resolución mediante la cual el juez Alfredo López había habilitado a 14 mil ahorristas de la ciudad a recuperar colocaciones inmovilizadas en el “corralón” bancario, dispuesto por el Gobierno de Eduardo Duhalde. A fines de 2002, el tribunal, en una de sus clásicas resoluciones, respaldó los derechos de los ahorristas damnificados, pero revocó lo dispuesto por López por el carácter colectivo de su sentencia.

La Dra. Arrola de Galandrini renunció en julio de 2008, y recién en marzo de 2014 asumió como Vocal titular Eduardo Pablo Jimenez, por lo que la Cámara no tuvo una terna confirmada durante casi 6 años. Firmante de la famosa solicitada publicada el 11 de diciembre de 2012 “Por una Justicia Legítima”, acta fundacional de la agrupación judicial kirchnerista, de acuerdo a diversas fuentes consultadas, Jimenez fue promovido por el entonces Juez de la Corte Eugenio Zaffaroni y por la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. Mientras tanto, Alejandro Tazza y Jorge Ferro continuaban en sus cargos, alternándose en la presidencia del cuerpo. Todas las fuentes coinciden en señalar que ambos no se llevaban nada bien, pero que terminaban siendo funcionales el uno al otro.

 

 

Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez

La Cámara marplatense ya había quedado bajo sospecha cuando el 6 de abril de 2017 resolvió la nulidad de todo lo actuado en los allanamientos a las casas de cambio y cuevas financieras, debido a “graves inexactitudes en la transcripción de las escuchas telefónicas”. Dichos allanamientos tuvieron lugar el 19 de septiembre de 2016, en lo que para muchos fue una gran puesta en escena, cuando la Fiscal Laura Mazzaferri y el Juez Federal Santiago Inchausti dispusieron 48 allanamientos simultáneos en Mar del Plata, y otros 4 en la ciudad de Buenos Aires. Pero en aquella oportunidad, la Cámara fue integrada provisoriamente por el Juez Federal de Necochea, Bernardo Bibel.

Cabe recordar que el Dr. Bibel había sido severamente cuestionado el 3 de abril de 2019 en una presentación que hiciera el Fiscal subrogante en Bahía Blanca, Gabriel González Da Silva, por “estar sospechado de beneficiar a los imputados” en una causa tramitada en Necochea derivada de la llamada “Ruta del Dinero K”, donde fue condenado en febrero último el presunto testaferro kirchnerista Lázaro Báez. En el escrito, presentado oportunamente ante la Cámara, se había solicitado directamente que el juez sea apartado de aquella instrucción. No sólo Bibel no fue corrido del caso, sino que además el 30 de diciembre de 2019 resolvió dictar la falta de mérito para los imputados, entre ellos el dirigente K de Necochea Roberto Porcaro.

Pero además, como se publicara recientemente, la Cámara Federal de Mar del Plata, integrada en su mayoría por jueces de otra jurisdicción, confirmó, a comienzos de octubre, una resolución del magistrado Martín Bava, que rechazó medidas de prueba y dictó el sobreseimiento de su colega Bibel y de los Fiscales de Justicia Legítima Juan Manuel Portela y Daniel Adler, en el sumario abierto por la presunta protección a los imputados en el caso de Necochea.

Debido a ello, sería muy extraño que Bernardo Bibel, quien también integró la Cámara debido a la renuncia de Jorge Ferro en diversas resoluciones del caso D´Alessio, y que es fuertemente promovido por el Presidente del Tribunal Alejandro Tazza para completar la terna titular, sea convocado para integrar la Alzada en futuras cuestiones derivadas del expediente tramitado en Dolores. Al fin y al cabo, Bibel fue beneficiado por una resolución de Bava. Pero todo parece indicar que, al menos en este sensible caso, Tazza y Jimenez actuaran en conjunto., sin tener necesidad de “desempatar”.

Según distintas fuentes judiciales consultadas, la reciente resolución de la Cámara respecto a la recusación contra Bava, si bien era esperable, terminó siendo una clásica jugada del Tribunal, donde no faltó el llamado de atención al juez, tal como ocurriera en su oportunidad cuando debió decidir sobre la competencia del Dr. Alejo Ramos Padilla en el caso D´Alessio. Uno de ellos dijo que “Tazza y Jiménez son muy amigos. Jiménez es un gran tipo, pero hace lo que dice Tazza. Y Tazza siempre va a caer bien parado. Muñequea las decisiones. Es un gran equilibrista político”.

Cuando el juez Pedro Hooft era llamado una y otra vez a indagatoria por Martín Bava, a pesar de haber sido absuelto por un Jury, uno de los camaristas le dijo a este cronista en estricto off: “Por qué Hooft no se deja de embromar y se presenta y listo”. Estas palabras pronunciadas hace muchos años, preanunciaban la reciente decisión.

pabloportaluppi01@gmail.com

@portaluppipablo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*