Deportes

Boca se olvidó de Tevez y derrotó cómodamente a Estudiantes

Con San Lorenzo como tercero en discordia, Boca venció a Estudiantes en el arranque de la Copa de Oro, el triangular amistoso de verano que se juega en La Feliz. Y lo hizo mostrando la imagen destacada que lo caracterizó en el tramo final del año anterior cuando, a fuerza de buenos rendimientos y victorias, se adueñó de la punta del torneo doméstico. El próximo martes definirá el triangular con San Lorenzo.

La historia empezó pareja, con los dos tratando de mostrar sus armas y sus intenciones. Boca con el dibujo habitual, Estudiantes ensayando variantes como la de una línea defensiva de cinco, cuando el rival atacaba, que no le dio la seguridad esperaba. Un tiro de Gago desde afuera, un zurdazo de Bailone que controló sin demasiado esfuerzo Werner y otro de Cejas apenas desviado, fueron el preámbulo de un juego que empezó a definirse pronto. Antes del cuarto de hora, Boca logró ponerse en ventaja, el último toque, el que impulsó la pelota al fondo del arco, fue de Diarte tratando de despejar, pero la jugada con gambeta frontal de Centurión, fue determinante para generar el quiebre.

Estudiantes no bajó los brazos, en la jugada siguiente Dubarbier exigió a Werner a enviar el balón al corner. El partido se cargó de atractivo porque Boca, con un Centurión muy activo, inquietaba en cada ataque, y el `Pincha´ respondía con el desenfreno del pibe Cejas que le permitió a Gómez, otro juvenil, sacar un zapatazo de lejos que se fue cerca. Pero él `Xeneize´ estaba más entero y lo ratificó un rato después, con una jugada muy bien hilvanada: Pérez abrió a la izquierda, centro de Solís a la cabeza de Bou que metió el parietal derecho para clavar la pelota en el ángulo del segundo palo, lejos de la estirada de Andújar.

En la segunda parte, con espacios, los de la Rivera siguieron siendo más peligrosos. Bou se perdió de manera increíble el tercero mientras que Estudiantes tocaba mucho el balón pero encontraba poca profundidad. Centurión siguió generando problemas con sus intervenciones, con el partido ubicado en la meseta de saber si el vértigo del trámite que nunca decayó, le abría la puerta al tercero de Boca para definir el juego o si el `Pincha´ lograba descontar para darle mayor atractivo al tramo final.

Estudiantes quedó con diez (el pibe Umeres pegó dos patadones y se hizo echar cuando llevaba apenas 20 minutos en cancha) con lo que a los dirigidos por Barros Schelotto se les hizo sencillo sellar su primer festejo del año, con aristas similares a los últimos que obtuvo el año anterior.

Los comentarios están cerrados.