Política

Bajada de línea o buscan un papel de mártir

El vocero de Pulti en uso de la presidencia del Concejo Deliberante, doctor Ariel Ciano, ha sorprendido (aunque no tanto), con una reciente declaración, que induce a una mirada sesgada sobre la violencia vinculada a recientes hechos en la ciudad.

Ciano dijo que los vándalos del Concejo Deliberante, los focos ígneos del predio de disposición final de residuos y el sabotaje (que ellos sólo vieron) tienen relación entre sí, y son las respuestas al modelo que llevan adelante con el gobierno nacional. Ciano no dijo nada sobre las pintadas de La Cámpora a locales políticos opositores en ocasión de la reunión de presidentes latioamericanos.

Ciano no dijo nada sobre la destrucción de de ventanas ploteadas con los rostros de CFK y Amado Boudou, en la Fundación Veinte20  en Colón y Catamarca.

Ciano no dijo nada de las pintadas que sufrió la agencia del diario Clarín en La Peatonal, en el cual trabajan nueve familias de marplatenses. No hubo medios, ni sindicatos (gráficos y prensa) y partidos políticos que se hayan solidarizado con estas agresiones, que se saben cómo empiezan pero no se sabe cómo terminan. También Ciano debería tomar en cuenta que esa relación gratuita que hace entre tres hechos, que no necesariamente están vinculados. Como funcionario público hasta puede ser testigos, ya que fue partícipes de los mismos.

Ciano fue fiscal (hasta que debió dedicarse a la política) y sabe muy bien, qué, cómo y cuándo hay que actuar de acuerdo a la ley. Las selectivas secuencias que prefiere dar a conocer Ciano, son el emergente de ir buscando pretextos, para cuando lleguen momentos más difíciles. De paso  carga “La Romana” a los fiscales sobre la ola de inseguridad.

 

 

Los comentarios están cerrados.