Ciudad, Información General

ARA San Juan: Homenajearon a los héroes a un año del último contacto con el submarino desaparecido

blank
La capilla de la Base Naval de Mar del Plata, donde dio inicio el homenaje a los tripulantes del ARA San Juan.

«No los vamos a abandonar, vamos a seguir buscando», afirmó Mauricio Macri, que participó del acto en Mar del Plata en el que se recordó a los 44 tripulantes.

El presidente Mauricio Macri encabeza el acto en homenaje a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan que se desarrolla en la Base Naval de Mar del Plata, con motivo de cumplirse un año de su desaparición en aguas del Atlático Sur.

El acto comenzó con una misa en la capilla ubicada dentro de la Base Naval, a cargo monseñor Santiago Olivero, mientras que el resto de la ceremonia central se realiza en una de las canchas de fútbol del predio militar.

Antes de la lectura del nombre de cada tripulante, pedido que hicieron las familias, el jefe del Estado Mayor de la Armada, vicealmirante José Villán entregó al comandante de la Fuerza de Submarinos, el capitán de navío Ciro Oscar García Repetto, el pabellón de guerra del ARA San Juan.

«El peso de sus ausencias físicas nos interpela respecto de nuestras propias actitudes. Nos cuestiona qué y cómo hacemos lo que hacemos. Nos obliga a pensar en qué querrían ellos de nosotros en estas mismas circunstancias», sostuvo Villán en su discurso.

«Se cumple un año del naufragio, lo recordamos todos los argentinos. No los vamos a abandonar, vamos a seguir buscando, hasta que realmente los podamos encontrar», afirmó Mauricio Macri ante la mirada de más de un centenar de familiares y amigos de los tripulantes.

El presidente, además, le brindó su apoyo al círculo cercano de cada uno de los 44: «No están solos, cuentan conmigo desde el primer día, con mi equipo de Gobierno, cuentan con millones de argentinos de todo el país que sienten a cada uno de los tripulantes como un familiar de ellos».

Un grupo de familiares entregó la bandera que corresponde al submarino desaparecido, la que ingresará al cuadro de ceremonia en un cofre de madera. Una vez finalizada la entrega, se escucharon 21 salvas de cañón. Se trata de una antigua tradición naval internacional que simboliza las intenciones pacíficas de una embarcación que se acerca a un puerto y por eso descarga sus baterías.

Seguidamente los buques amarrados en el muelle de la base naval y todas las unidades navales con asiento en distintos puntos del país harán un toque de sirena en reconocimiento y honor a los 44 tripulantes y minutos después se realizará en la misma base militar una ceremonia de planchada y alegoría del submarino como señal de que también se espera su regreso con la insignia de cada buque, que es un símbolo de dos remos, los aros salvavidas y un candelabro de luz.

Algunos familiares, sin embargo, habían cuestionado la presencia de Mauricio Macri en un comunicado que difundieron por las redes sociales: «Él, siendo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, es el mayor responsable de la desaparición de nuestros 44 corazones de acero».

Los familiares le exigieron al mandatario que informe «los planes de acción siguientes e inmediatos para la continuidad de la búsqueda» y también le pidieron explicaciones de por qué y para que «nos hizo atravesar este año dándonos las espaldas y burlándose de nosotros».

Fuente: tn.com.ar

Los comentarios están cerrados.