Política

Alvarado, el club que no controlan los Moyano: genera alta tensión

f5e8ff32c48b87b3ef9648ebbd5491a9_xlHugo, Facundo y Pablo, gremialistas, dirigentes de fútbol, políticos y empresarios, tiene raigambre en la institución de Mataderos. Pero todo lo que venden como imagen puede resumirse en su histórico vínculo con el club de Jara y Peña. Nunca, entre cosas, pudieron desterrar la violencia de sus barras. Alvarado es un sostén político y gremial que tiene una clara identificación de Hugo Moyano con sus hijos, Facundo y Pablo, involucrados con la CGT nacional, con el sindicato de Camioneros, el Sindicato Único de Trabajadores del Peaje, con el Club Independiente de Avellaneda, con la AFA, con el Partido Justicialista y con el Frente Renovador de Sergio Massa, cuya lista de diputados encabezó Facundo Moyano, proveniente del kirchnerismo. Es imposible dejarlos de relacionar con sus actividades, que en más de una oportunidad aprovechan para desplegar su ostentación del poder, según cuadre la ocasión con claras consignas políticas, que hacen jugar de acuerdo a cómo convienen a sus intereses. La justicia y la policía siempre han mirado para otro lado, debido a una mezcla de la inmunidad e impunidad que disfrutan, aún en el gobierno de CAMBIEMOS: “Todo lo que se mueve es mío”, sostiene Hugo Moyano, cuando se trata de cooptar un gremio que no le responde o alguna rama sindical que recauda aporte para la causa familiar y peronista. Así ha extendido su poder, prácticamente a discreción, como muy bien lo relata la periodista Emilia Delfino en su libro “El hombre del Camión” (ver link).

Una vez más las internas en la barra brava del club Alvarado forman parte de la sección policiales. Dos facciones se disputan el poder de controlar la hinchada del “Torito” desde hace un tiempo y este domingo cuando el elenco marplatense reciba desde las 16, en el estadio José María Minella a Rivadavia de Lincoln, los conocidos encontronazos con armas de fuego podrían volver a producirse, antes, durante y hasta después del juego, en las inmediaciones del estadio.

Los vecinos de la zona aterrados por la situación, aun no pueden creer como no se le pone un coto a semejante amenaza, cuando los casos de reyertas entre diferentes facciones de la hinchada son repetidos.

0003458379

Como olvidar el saqueo generalizado que hinchas caracterizados llevaron a cabo en un autoservicio de la localidad de Bolívar, noticia que llegó a los medios nacionales y desnudó por completo la impunidad con la cual se manejan un grupo de forajidos amparados vaya a saber uno por quien.

De Mar del Plata para el mundo: barras de Alvarado saquearon estación de servicio en Bolívar

Pero los hechos de violencia se repiten con la barra del “Torito”, ya que el pasado 29 de mayo de este año, mientras el equipo que dirige Duilio Botella se aprestaba a enfrentar a Libertad de Sunchales, grupos antagónicos se enfrentaron a los tiros en la intersección de las calles Juan B. Justo y Canosa. La balacera dejo como saldo tres heridos y uno de ellos debió ser trasladado al hospital Interzonal. De más está decir que todo se suscitó a la luz del día y con transeúntes horrorizados que se arrojaron al piso para protegerse.

Barras de Alvarado intercambiaron disparos antes del partido; tres heridos

No podemos dejar de lado la violencia que desde hace un tiempo se enquistó en el básquetbol con los clubes más populares de la ciudad: Peñarol y Quilmes. La barra de Peñarol, comandada por hinchas caracterizados de Aldosivi y la del “Cervecero”, representada por simpatizantes de Alvarado, ya han dado muestras de su poderío, con peleas donde las armas blancas y una gran cantidad de sujetos son los principales actores.

La dirigencia de Alvarado repudió los hechos de violencia causados por la barra

Es de destacar que el pasado 30 de julio, la sede del club “Milrayitas” sufrió un nuevo atentado, cuando al menos cinco personas arrojaron piedras y una bomba molotov destrozando parte del frente, para luego darse a la fuga con rumbo desconocido. Hasta el momento es materia de investigación pero se presume que la embestida tiene como responsables a barras del “Tricolor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*