Deportes

A un paso de la hazaña: Peñarol perdió con lo justo en Comodoro

630337d59e2244c8b50c876bde20d77c8beCon mucho sufrimiento Gimnasia Indalo derrotó a Peñarol por 97 a 93, tras un encuentro que pudo controlar en los primeros tres cuartos. En el último parcial, la visita salió decido a superar a los sureños y así fue como remontó con una gran efectividad desde el perímetro que puso en peligro la victoria del “Verde”, pero no alcanzó y de esta manera los marplatenses suman su segunda caída de la temporada ante el mismo rival.

Peñarol comenzó con buen manejo del balón pero errático, hasta que Okosa aprovechó una pérdida de Gimnasia para contragolpear y abrir el marcador. En el arranque, ambos equipos estaban sin efectividad sobre la pintura y no se sacaban diferencias (4-4). En el Milrayitas apareció Gutierrez con un gran triple y una falta que no pudo aprovechar, mientras que en el Verde eran Schattmann y Aguerre quienes anotaban sus primeros dobles para que la diferencia sea la mínima (8-7).

Tras varias anotaciones desde la línea, para ambos lados el encuentro se encontraba igualado (12-12). En este momento, un parcial de 6-0 para la visita (triples de Giorgetti y Okosa) estiraba la diferencia a la máxima hasta el momento. Sobre los minutos finales del cuarto, el Verde se recuperó, ajustó su marca y marcó un parcial de 10-0 con anotaciones de Clancy, Sandes, Mainoldi y de los Santos. De esta manera, despejó las dudas y cerró en 25-21.

El segundo cuarto se abrió con un parcial de 8-2 que estiraba la ventaja a 10 puntos (33-23). La visita intentaba a través de Gutierrez que era quién más se destacaba pero no era suficiente. Por su parte, Gimnasia hacía circular el balón sobre el perímetro y la efectividad le permitía afianzar la idea y estirar la ventaja (43-30).

El dominio y el gran despliegue grupal de Gimnasia Indalo era la figura y hacía dispersar los fantasmas que asomaban cuando Peñarol llevaba una ventaja de seis puntos. El claro dominio del Mens Sana se reflejaba en el marcador ya que a un minuto del cierre de la primera etapa la diferencia era de 15 puntos (52-37). Finalmente el cierre fue por 54-37, tras los primeros dos puntos de Luchino.

El “Verde” afianzaba el juego con un parcial 10-2 encabezado por de los Santos (62-39). Peñarol se encontraba perdido y no podía penetrar la defensa del Verde, que además de ser efectivo cerraba bien los espacios. Sergio Hernández no encontraba el modo de remontar el mal funcionamiento de su equipo, mientras que Gimnasia sacaba más diferencias a través de Schattmann. En el cierre del cuarto, el local  tuvo algunas pérdidas que en pocas ocasiones los marplatenses pudieron aprovechar. Gimnasia iría a cerrar el partido en 74-51.

El último cuarto mostró a un Peñarol más agresivo y decidido a jugar sus últimas fichas a través de Giorgetti, Sahdi, Figueroa y Acuña. Los marplatenses siguieron firmes y poco a poco bajaron el goleo de Gimnasia para acortar la diferencia a 82-71 a falta de cuatro minutos. Peñarol no bajaba la intensidad y quería avasallar al Verde por lo que se puso 89-83 y con un triple de Massarelli estaba a sólo seis puntos a poco más de un minuto.

La tranquilidad de los de Comodoro ya no era tal y tenía que sufrir por demás en el cierre del juego. Con escasos segundos en el reloj y arriba por cinco puntos (92-87), una pérdida de Luchino terminó en un triple de Sahadi que dejaba a los marplatenses a un doble de la igualdad, a falta de 19 segundos. Los libres y un triple de Brussino ponían más expectativa al juego, que finalmente pudo cerrar Luchino desde la línea.

El “Verde” debió sufrir mucho para obtener su quinta victoria consecutiva. Ahora deberá corregir errores y mejorar la defensa con la cabeza puesta en su próxima gira, que comenzará el domingo ante San Lorenzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*