Portada

Tenaz resistencia en Kiev: los barrios en primera línea de batalla

La jefa de la Cruz Roja en Kiev, Florence Gillette, advirtió que el conflicto desatado por la invasión de Rusia a Ucrania “está afectando a zonas con gran densidad de población” y advirtió que “cuando los barrios se convierten en la línea del frente las consecuencias son devastadoras”.

“A medida que el conflicto evoluciona y se intensifica, la angustia y el miedo que la población ha sufrido los últimos tres días se profundizan”, afirmó Gillette en un comunicado.

Tras la intensa jornada del sábado, que comenzó con fuertes ataques rusos en su intento por apoderarse de la capital ucraniana, la tensión crece ante las amenazas durante este domingo en un nuevo intento del ejército del Kremlin por derrocar Zelesnky.

La ciudad se encuentra en toque de queda hasta el lunes. Mientras las autoridades llamaron a los ciudadanos a enlistarse y defender la soberanía del territorio.

En ese sentido la funcionaria instó a las partes “a que recuerden las obligaciones que tienen en virtud del derecho internacional humanitario”.

“Deben garantizar la protección de la población civil y de quienes han dejado de participar en los enfrentamientos, como los detenidos o los heridos y los enfermos”, enfatizó Gillette.

También dijo que “el derecho internacional humanitario es claro: todas las partes en conflicto tienen la obligación jurídica de garantizar que las operaciones militares se planifiquen y conduzcan de un modo tal que las personas civiles y los bienes de carácter civil queden protegidos”.

“Deben tomar todas las precauciones posibles para evitar causar heridas o la muerte a las personas civiles. Los ataques indiscriminados están prohibidos y, por lo tanto, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) insta enfáticamente a las partes a que eviten el uso de armas explosivas con un área de impacto extensa en zonas pobladas, así como la ubicación de objetivos militares dentro de esas zonas o en sus cercanías”, añadió.

La jefa de la misión indicó además que “dado que la tensión está en aumento y hay más armas en las calles, también será vital seguir tomando medidas para garantizar el mantenimiento de la ley y el orden, a fin de que la población civil no quede expuesta a más riesgos”.

“La interrupción de los servicios básicos, como los de agua, electricidad y salud, puede tener efectos indirectos muy graves. Hemos visto muchas veces, en diferentes conflictos, que el uso de armas explosivas con un área de impacto extensa puede causar muertes, daños y destrucciones a una escala dramática”, advirtió la funcionaria.

Gillette dijo que las armas explosivas “dejan huellas letales de su capacidad destructiva, dado que los artefactos explosivos que no estallan al impactar suelen quedar enterrados o entre los escombros, lo que representa graves peligros para la población, incluso mucho después de finalizados los enfrentamientos”.

“Tras ocho años extenuantes de conflicto, lo último que la población necesita es más violencia, muertes, destrucción y desesperación. Instamos a todos los Estados a que hagan todo lo que esté en su poder y esfera de influencia para evitar la escalada de un conflicto cuyos costos y consecuencias para las personas civiles superan la capacidad de prestarles protección y asistencia”, dijo la jefa de la misión humanitaria en Kiev.

 Carlos Lamiral

 Noticias Argentinas

 

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*