Ciudad, Información General

“Todo tiene sabor a despedida”

El próximo sábado 11 de diciembre, se realizará la tradicional Marcha de la Esperanza organizada por la Iglesia Católica. Este acontecimiento religioso convoca todos los años a miles de personas que, cercanos a la Navidad, manifiestan su fe y devoción a la Virgen de Luján quien encabeza esta peregrinación por la ciudad.  En instalaciones del Obispado, Monseñor Juan Alberto Puiggari, actual administrador apostólico de la Diócesis y Monseñor Armando Ledesma, vicario general de la Iglesia de Mar del Plata y presidente de la comisión organizadora, dieron detalles de esta Marcha número 37.

“Como todos los años para esta época, realizamos la Marcha de la Esperanza. Siempre se hace el sábado antes del 8 de diciembre, pero este año lo hemos atrasado con motivo de la cumbre (iberoamericana) así no se superponía, ya que la marcha moviliza a mucha gente. La hacemos con una doble finalidad; como forma de ir cerrando el trabajo pastoral y también porque queremos agradecerle a la Virgen todo lo que nos ha dado este año, pedirle por todas las necesidades de las comunidades. Nuestro pueblo confía en María, y sabe que ella camina cada día con cada uno de los cristianos ayudándonos a cumplir nuestra vocación” expresó Monseñor Puiggari.

La 37° de la Marcha de la Esperanza lleva como lema “El amor es capaz de lo imposible”; al respecto, Monseñor Ledesma destacó, “lo fuerte de la marcha de este año es el amor, por eso el amor es capaz de lo imposible. Queremos que la Virgen nos recuerde esto en el corazón de cada fiel, de la comunidad; cuando las cosas parecen difíciles, oscuras, cuando hay desánimo, tristeza, situaciones imposibles de superar, sin embargo el amor sí lo hace posible. Cuando el amor está inspirado en el amor mayor que es Dios, Cristo, es posible entonces que las cosas vayan mejorando y transformándose”.

Asimismo el Vicario general de la Diócesis explicó sobre la organización “como todos los años comenzamos en la Gruta de Lourdes -Magallanes 4050-, a las 16; allí convocamos a todos los fieles y estará la Virgen preparada en su carroza. Comienza la procesión hacia la Parroquia San Antonio –Elpidio González 203-, de ahí nos dirigimos a Jesús Obrero- Lisandro de la Torre 790-, luego vamos a la parroquia San José -Matheu 3351-, a la Asunción de la Virgen – Santa Fe 2957- y de ahí a la Catedral donde tendremos la Santa Misa cerca de las 20.30”. Monseñor Ledesma aclaró, “la gente que no hace toda la marcha puede sumarse en las distintas parroquias, o llegar a la catedral para la misa”.

Finalmente Monseñor Puiggari quiso agregar “también les decimos a todos que no se suspende por lluvia, porque aunque llueva salimos a cantar el amor a la Virgen”.

La última Marcha de la Esperanza junto a Monseñor Puiggari

Esta edición será la última Marcha de la Esperanza en la que Monseñor Puiggari camine con todos los fieles de Mar del Plata. Así lo expresa en la carta que escribió con motivo de este acontecimiento, “con tristeza, pero reconfortado en la voluntad de Dios, tengo que decirles que esta será la última Marcha de la Esperanza que haré como Obispo de la Iglesia de Mar del Plata. Junto a la Virgen María y con ustedes quiero recorrer por última vez las calles de la ciudad para bendecir a sus habitantes, que hace siete años me recibieron como padre y pastor dándome un lugar de amor en sus vidas y en el corazón de sus familias”.

Durante la conferencia de prensa, ante la pregunta de uno de los periodistas sobre los últimos días en la ciudad; Puiggari enfatizó, “todo tiene sabor a despedida, pero estoy muy agradecido a Dios por todo lo lindo que me ha dado en estos años; también con cierta nostalgia pero nuestra vida es así, ir donde Dios nos llama”.

Los comentarios están cerrados.