Arte y Cultura, Cine

“El Festival es en sí mismo un fenómeno popular”

En 1948 se realizó en Mar del Plata el primer encuentro cinematográfico. Seis años más tarde se llevó a cabo el Primer Festival de de Cine organizado por la Secretaría de Prensa y Difusión del gobierno de Juan Domingo Perón. Gracias al festival, cientos de personas viajaron a la ciudad para poder ver a las estrella de cine de la época que tanto admiraban y ver sus películas. Posteriormente en 1958 la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina obtuvo el reconocimiento de la Federación Internacional de Asociaciones de Productores de Films (FIAPF) para realizar en marzo de cada año un festival en la ciudad. A su vez,  se le adjudicó la Categoría A, que implica que se trata de un festival internacional, competitivo y de temática abierta. Mar del Plata se halla dentro de esta categoría junto a Cannes, San Sebastián, Berlín y Venecia, y es el único de América en su clase.

Durante los siguientes años el festival se desarrollo en la ciudad, aunque estuvo también en Buenos Aires y Río de Janeiro.  En 1970 fue la última edición en la ciudad, hasta su reinicio en 1996.

El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata es un evento anual que reúne a estrellas de cine y películas durante unos días, haciendo posible que los espectadores puedan acercarse a las mismas.

“El  Festival Internacional de Cine de Mar del Plata vuelve a ser un acontecimiento artístico cultural al que concurren cineastas, actores, productores, inversores, guionistas, periodistas e integrantes de otros rubros técnicos del cine de todo el mundo, así como también se convierte en la cita obligada de los que componen la cinematografía argentina, de todas las tendencias y generaciones” informan fuentes oficiales. A su vez, es el encuentro anual entre el público y las cinematografías tradicionales y vanguardistas.

La propuesta

Julio Neveleff, Alejandra Ponce de León y  Miguel Monforte se han propuesto desarrollar la historia del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, incluyendo las muestras que lo antecedieron, así como un contexto mundial, nacional y local en el momento de cada edición, el desarrollo de cada edición, las secciones que fueron surgiendo, los cambios de autoridades y organizadores, las visitas que estuvieron presentes, los premios otorgados, la participación de la ciudad y un anecdotario de cada festival. Igualmente proponen una sección de fotografías sobre cada edición del festival.

Autores y colaboradores relataron el camino que desembocó en el libro.
Autores y colaboradores relataron el camino que desembocó en el libro.

Alejandra Ponce de León es gestora y productora de actividades culturales. Fue periodista especializada en temas culturales, comentarista y conductora de programas de radio. Ha desarrollado tareas de gestión cultural para dependencias oficiales y privadas. Es responsable del Espacio de Arte Benito Carrasco, declarado de Interés Cultural por la Municipalidad de General Pueyrredón.

Miguel Monforte es realizador de cortometrajes argumentales y documentales, a su vez, es docente de Cine y TV.  Algunos de sus trabajos recibieron premios y reconocimientos nacionales e internacionales. Se desempeña profesionalmente en la televisión de Mar del Plata y ocasionalmente realiza tareas técnicas en programas de producción de buenos Aires.

Julio Neveleff fue Director General del Ente de Cultura de la Municipalidad de General  Pueyrredón, librero y periodista especializado en temas culturales en diferentes medios de comunicación radiales y televisivos de Mar del Plata. Publicó numerosos ensayos y actualmente desarrolla tareas de gestión cultural en OSDE Filial Mar del Plata.  Junto a Miguel Monforte, escribió Mar del Plata. 100 años de cine. 1908-2008  de Ediciones Corregidor.

Además, el equipo está conformado por dos personas de Buenos Aires y dos jóvenes Mar del Plata: la Licenciada en Comunicación Social Marina Guzmán y la estudiante de Licenciatura en Comunicación Social María Martínez Palacios.

El libro

La idea de escribir este libro surgió hace mucho explicó Alejandra. Se trató de una idea que tenían los tres desde hace un tiempo. En el libro “Mar del Plata. 100 años de cine. 1908-2008” se plantea la necesidad de escribir acerca de la historia del Festival de Cine Internacional de Mar del Plata. Igualmente Julio contó que con Alejandra había realizado una pequeña exposición referida a la historia del festival de cine.

Una de las metas es diferenciar al libro de los que ya están escritos, en la presentación y en su contenido. “Más allá de registrar lo que ocurre en la ciudad, tratar de transmitir al público en general, como a aquel que es cinéfilo, las críticas o lo que nosotros o nuestros entrevistados ven de positivo o negativo”  explicó Alejandra. Julio agregó que hay es importante reconocer la carencia de información que hay sobre el festival, ya que la información se haya “diseminada en artículos sueltos y en libros”. “Poco a poco la información se va perdiendo, no se puede acceder a los archivos oficiales, el material se está perdiendo, tanto como la memoria colectiva” acotó Julio. En este libro se tratará de incluir toda la información referente a los festivales, pero con una mirada que brinde información y crítica. Pero con una mirada local. La idea, expresó Miguel, es que el libro pueda ser adquirido y leído tanto por el público común como por cinéfilos. Que sea un libro de lectura fácil pero profunda.

“El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata es en sí mismo, y desde sus orígenes, un fenómeno popular” manifestó Julio.  Aparte de las motivaciones políticas o económicas, se trata de un fenómeno popular. En este punto Miguel expresó que al tratarse de un fenómeno popular,  le parece fundamental que aparte de contener información,  el libro ofrezca notas de color, anécdotas de quienes fueron a alguna edición del festival, para no perder contacto con el lector. Por esa razón el libro contará con un anecdotario de quienes atendieron al festival en algún momento.

El Festival

En cuanto a la organización del festival los entrevistados expresaron que su opinión ha variado de festival a festival.  “Cada edición te impone una mirada distinta” agregó Julio.

“Lo que si ha cambiado, y que en eso creo que estamos todos de acuerdo, es que  el festival de cine dejó de ser un festival donde vos te encontras con las estrellas” añadió Alejandra. Al priorizar la película, se pierde el contacto con el actor o actriz, que es por lo que muchos viajan a Mar del Plata en la fecha del festival.  “Para mí el festival es la gente que viaja a ver al artista” acotó Alejandra. Hay que considerar al festival como una totalidad, que está compuesta por películas y estrellas.  “Al carecer el festival actual de estrellas pierde un poco su atractivo”  declaró Julio

Miguel explicó que un festival debe estar compuesto por grandes películas que tengan una historia que contar y por grandes figuras entre directores, guionistas, productores y actores.  El festival debe ser una comunión de películas y estrellas declaró. Y, hoy en día, al carecer en estos festivales de las grandes figuras se pierde un poco su encanto.  Sin olvidar que gracias al festival,  Mar del Plata gana promoción internacional. Y que, según Julio, no es aprovechada por los organizadores del evento.  “Para una ciudad turística es primordial la clase de promoción que un festival  genera” completó Julio.

Los comentarios están cerrados.