Ciudad, Información General

“Dios ha venido a padecer y él está padeciendo con el pueblo chileno”

blank
Oración. Una gran cruz de madera que tenía en cada punta una vela recordaba a todos los fallecidos.

Con la participación del cónsul de Chile en nuestra ciudad -que asumirá el lunes-, Oscar Milet, más habitantes chilenos que viven en la ciudad, se desarrolló este viernes una misa solemne en la Iglesia Catedral en la que se recordó a todas los fallecidos en el sismo que azotó al vecino país el sábado pasado.

La eucaristía fue presidida por monseñor Armando Ledesma, quien hizo llegar el afecto y la oración del obispo, monseñor Juan Alberto Puiggari, ausente por un compromiso pastoral fuera de la ciudad. “Es este un momento muy difícil para nuestra querida hermana, la nación de Chile”, dijo Ledesma.

Monseñor destacó que estos son “momentos de dolor, de crisis, de un país hermoso, pujante, y que de pronto pareciera que la fuerza de la naturaleza quisiera arrancarle la pujanza, pero lo que ciertamente hemos podido ver que no le ha podido arrancar la fuerza de la naturaleza, es la fe de los hermanos chilenos”.

“Dios ha venido a padecer y él está padeciendo con el pueblo chileno, y así va aumentando esa luz de esperanza, y la fe que busca ver más allá de la destrucción y de la muerte que parece imperar en el país. En el momento de la encrucijada, la fe da respuestas, abre la mirada y permite ver más allá. Como esa fe que impide que también nos deshumanicemos”, manifestó Ledesma.

Minutos antes de finalizar la misa, todos los sacerdotes bajaron del altar y se colocaron frente a una gran cruz de madera apoyada sobre el piso. La misma tenía en cada punta una vela y en el centro un ramo de flores rojas, recordando a todos los fallecidos en la tragedia de Chile. Con la oración y la aspersión con agua bendita, se realizó el rito del responso.

Luego cada uno de los cirios fue encendido por distintas personas: primero monseñor Ledesma, luego el cónsul chileno, en tercer lugar la secretaria del consulado, y por último una religiosa chilena que se encuentra en nuestra diócesis. Culminada la celebración varios fieles se acercaron, tocaban la cruz y rezaban frente a ella demostrando su dolor por las víctimas de nuestro pueblo hermano.

Los comentarios están cerrados.