Opinión

Yo tambien sufri la dictadura y no vivo rasgandome las vestiduras

Este “Por algo será”, es una frase que me acompañará por el resto de mis días y pareciera ser que aquel 90% de la sociedad cruzó las aguas del Río Jordán, tal como dijo el General Videla Balaguer en 1955, cuando abandonó al General Perón y se adhirió a la Revolución Libertadora.

Claro que la señora Mirtha Legrand, en sus almuerzos en la época que hacía dar la vueltita, sentó a integrantes del Proceso 76-83.

También es cierto que Ernesto Sábato con otros intelectuales, se sentó a almorzar con el General Videla, donde reconozcamos que entre otras cosas pidió por desaparecidos y según versión de uno de sus acompañantes, le expresó “Por favor, que esto no se transforme en una caza de brujas”.

También es cierto que en marzo del 76, más del 60% de la población quería que echaran a Isabel Martínez, quien dignamente aceptó su prisión hasta que tuvieron que dejarla ir, a pesar de haberle buscado todas las vueltas para acusarla de ladrona y no encontraron el motivo.

También es cierto que un alto porcentaje de la población marplatense, la mañana que se tomó Malvinas corría alborozada banderas en mano hacia la Plaza San Martín, a apoyar el acontecimiento y que en la puerta de la municipalidad, hasta algunos dirigentes políticos ostentaban una bolsita para depositar oro y alhajas para juntar fondos.

También es cierto, que los que fuimos militantes de aquella izquierda peronista éramos en su amplia mayoría hijos de clase media-media y media-alta, que actuábamos como iluminados, llevando las cintas del General Perón a los barrios y bajándoles línea a los pobres, los que por su humildad se abstuvieron de darnos clases prácticas de peronismo.

También es cierto, que la primera ronda de los jueves que las Madres de Plaza de Mayo, no hicieron en la plaza capitalina, la realizaron en la amplia vereda de la catedral de Mar del Plata y mientras los transeúntes las observaban de lejos a su paso, éramos un puñadito de no más de 30 que las acompañamos.

También es cierto, que tampoco fuimos muchos que junto a las monjitas de Nuestra Señora del Carmen, el padre Endara y otro grupo de sacerdotes y laicos trajinamos para que monseñor Pironio fuera nuestro Obispo.

También es cierto que el hoy olvidado Deolindo Felipe Bittel, encabezó la solicitada no tan extensa en firmas, donde también firmó Ricardo Alfonsín y otros en 1979, la cual fue la transcripción de parte de un documento enviado a la Comisión Interamericana de derechos Humanos, donde se denunciaba la desaparición y tortura.

También es cierto que fue el Diario Clarín, nos guste o no, que en el año 1979 le publicó en su suplemento cultural a María Elena Walsh su artículo “Desventuras en el País Jardín de Infantes”

También es cierto, que durante un tiempo medianamente prolongado y durante el Proceso el hijo del General Viola, vivió en un importante hotel marplatense.

También es cierto, que el director de un diario (Oscar Gastiarena) en pleno Proceso cuando el comisionado Russak habló de la mediocridad marplatense, se le paró de manos y generó una movilización que los militares no vieron con agrado y llegaron a pararle algún móvil en la puerta del diario.

También es cierto, que durante la Gobernación del general Gallino y en un momento  que el mismo estaba en la ciudad, la UCIP presidida por el ingeniero Pace convocó a un   apagón de vidrieras hasta las 10 de la noche, en todos los comercios de la ciudad como medida de protesta por una medida adoptada por la gobernación.

También es cierto, que el ingeniero Pace en un almuerzo en el Club Pueyrredón, que el empresariado tuvo con el almirante Massera y manifestando su desacuerdo con la política económica de Martínez de Hoz, en su discurso le dijo algo así “Almirante le voy a hablar en su idioma, el barco está escorando”.

También es cierto, que fundadores del Partido para la Democracia Social Marplatense, hoy hablan permanentemente de los horrores del Proceso.

Yo también sufrí la Dictadura Militar, me echaron de la docencia de la Universidad, me mataron un familiar, mataron a muchos amigos personales, ni hablar de los amigos muy cercanos de militancia que estuvieron presos y odio la política de los asesinatos.

Acuerdo con que se haga justicia, lo que me parece absurdo es que al ex general Menéndez se le decreten tres veces prisión perpetua, excepto que se lo considere un Ave Fénix.

Me parece injusto que se haya querido castigar a Alfonsín por su política de Derechos Humanos, claro, ser guapo con un ejército desarmado es fácil.

Pero me gustaría que nos dejáramos de rasgarnos las vestiduras, hoy escucho frases para fundamentar logros, que ya casi me parece una falta de respeto a aquellos muertos.

Esto es lo que pienso.  Si no se está de acuerdo desafío a que  cada uno debería contarnos su quehacer diario desde el 24 de marzo de 1976 hasta el 10 de diciembre de 1983, del cómo y de qué vivió. Yo no tengo ningún problema en presentar mí día a día de esos 7 años, 8meses y 17 días del mío.

A los jóvenes que no vivieron nuestra época, no dudo de su buena fe en la mayoría de los casos, sólo me permito aconsejarles que sean prudentes y respetuosos, en tanto y en cuanto desean la República, caso contrario aunque no comparta, hagan lo que les parece.

Licenciado Abel Julio César Ayala

Un comentario