Policiales

Vuelve el público visitante a los estadios, ¿con policías desarmados?

0001140763¿Cómo se combate a los violentos sin armas? ¿El público visitante puede volver a las canchas sin policías armados? Todo comenzó en el año 2013 cuando un uniformado en inmediaciones al estadio Único de La Plata, efectuó un disparo a muy corta distancia con una bala de goma, hiriendo de muerte a un simpatizante de Lanús. Desde ese día el ministro Ricardo Casal, no tuvo mejor idea que desarmar a los agentes que cubren eventos deportivos. Ya que solo personal de Infantería y Caballería pueden ingresar armados a las canchas de la provincia de Buenos Aires.

Aquel hecho no fue uno más ya que el público visitante dejo de concurrir a los estadios por decisión del gobernador Daniel Scioli. Medida por demás discutible ya que los barras, el sostén de algunos dirigentes y porque no de los sucesivos gobiernos, siguieron haciendo de la suyas dentro y fuera de los estadios, cargándose destrozos y muertes.

La medida implementada por Casal fue adoptada por el actual ministro de Seguridad Alejandro Granados. ¿Cómo hace un efectivo desarmado para detener a un malviviente con una pistola? Si nos trasladamos a las películas de acción donde Chuck Norris luchaba solo contra las fuerzas del Vietcong, y arrasaba campos de concentración a puro disparo y haciendo gala de su destreza con manos y pies, tal vez la medida tenga asidero. Pero… era solo una película.

535263fb89e03_cropComo la realidad supera ampliamente a la ficción, la violencia se vive en carne propia, pero no solo dentro de una cancha, en cada localidad, en cada barrio, en cada esquina.

Consultados por la agencia Nova, algunos uniformados aseguraron que “si viene un hincha corriendo con un cuchillo, te lo clava. Y nosotros no tenemos nada para defendernos”.

En ese sentido el mismo agente recordó: “al finalizar uno de los últimos clásicos entre Gimnasia y Estudiantes, un menor en moto llegó a las inmediaciones del estadio del Bosque y comenzó a disparar a los simpatizantes del “Lobo”, los efectivos policiales tuvimos que tirarnos debajo del camión de la Policía Bonaerense para que las balas no nos alcanzaran”, agregando que “seguimos sin tener forma de responder a las agresiones”.

Por su parte, personal policial consultado por mdphoy.com, añadió: “van a intentar que vuelva el público visitante por una cuestión política, porque en definitiva no tenemos manera de combatir a los violentos, no los podes tocar”.

Acto seguido, la fuente consultada aclaró que “no hay que dejar pasar por alto el continuo destrato para con la policía en general. Hemos perdido autoridad, cualquiera te falta el respeto y tenés que contar hasta mil antes de actuar porque sino te comés un sumario”.

Si los que nos tienen que proteger, que supuestamente fueron debidamente entrenados para portar un arma de fuego y defendernos ante cualquier situación de peligro, continúan desarmados. ¿Será factible que los hinchas visitantes vuelvan a las canchas con el nivel de agresividad que hoy vive nuestro país?

Un fallo por demás discutible que deberá ser debidamente analizado antes de ponerlo en práctica.

 

Los comentarios están cerrados.