Política

Vinculan a Adela Segarra con silencioso lobby de Palestina en la Cámara de Diputados

547684f222e93_660_360!Luego de que Chiche Duhalde reconociera en nuestra ciudad, que hace muchos años no frecuenta a la diputada nacional Adela Segarra, quien lideró el grupo de trabajo conocido como “Las Manzaneras”, la legisladora formó parte de una delegación de la Cámara de Diputados que viajó a Palestina.

 Logró un fuerte reconocimiento en la Cámara de Diputados de la Nación a través de un “Grupo de Amistad” de legisladores kirchneristas, que esta semana viajaron a ese país a conmemorar el aniversario de la muerte de Yaser Arafat.

El Grupo es liderado por el diputado Leonardo Grosso, del Movimiento Evita, y el resto de sus miembros también son del riñón más duro del kirchnerismo.

Lo integran Adela Segarra (Evita), Carolina Gailliard (entrerriana, cercana a Urribarri), Horacio Pietragalla (La Cámpora), Gastón Harispe (Movimiento Octubres), Carlos Ramundi (Nuevo Encuentro), Juan Manuel Pedrini (chaqueño, de Capitanich), la correntina Araceli Ferreyra y la aliada Ramona Puchetta.

A todos los une la pertenencia a agrupaciones que reportan a la Casa Rosada, un detalle que da cuenta del interés de Cristina por mejorar el vínculo con Palestina, que mantiene hace décadas un conflicto bélico con Israel por el control de la franja de Gaza.

Cristina rompió relaciones con la comunidad Israelí desde que impulsó el acuerdo con Irán para juzgar allí a los acusados de ese país por el atentado a la AMIA. Y este giro palestino de sus diputados parece ir en ese sentido.

Sobre todo porque, lejos del ostracismo que caracterizan a los grupos de amistad, en este semestre la actividad de los amigos de Palestina fue intensa.

En agosto recibieron al embajador Walid Muaggat, quien acusó ante ellos a Israel de utilizar su enfrentamiento con la agrupación Hamas para mantener la ocupación en la franja de Gaza.

Los diputados K fueron a fondo: acordaron una declaración para repudiar el ataque de Israel, pidieron acciones ante la ONU y hasta sugirieron enviar ayuda humanitaria.

El proyecto tomó forma y sólo sumó las firmas de los radicales José Riccardo y Julio Martínez, quienes lograron excluir un párrafo que instaba al Mercosur a anular acuerdos comerciales con Israel.

De haber prosperado esa restricción hubiera derivado en un conflicto bilateral con Israel sin antecedentes.

El proyecto fue redactado por Ferreyra, quien se convirtió en una batalladora contra Israel en Diputados.

En la comisión de Relaciones Internacionales la correntina frenó una declaración de repudio contra el último conflicto bélico en la franja de Gaza.

Su rechazo fue que el texto expresaba una condena al “uso desproporcionado de la fuerza militar” pero no hacía referencia al Estado israelí.

“Con este proyecto nos ponemos en el medio y no repudiamos la masacre cotidiana que vive la población de Palestina”, tomó partido, ante la sorpresa de los diputados de su bloque.

El más azorado fue Carlos Heller, de Nuevo Encuentro, cuando propuso un texto que recrimine la violencia de ambas partes y también fue rechazado por Ferreyra, en compañía de Grosso.

El joven del Movimiento Evita fue el principal gestor de la jornada de esta semana en Palestina, donde la primera misión fue participar de la Conferencia Internacional de Autoridades Locales en Solidaridad con el Pueblo Palestino.

Luego estuvieron en la Semana de la Juventud Palestina, que se organiza para conmemorar el aniversario de la muerte de Yaser Arafat, el máximo líder que recuerde el país de medio oriente que ahora Cristina toma como referencia.

Fuente La Política On Line

Los comentarios están cerrados.