Zonal

Vientos de hasta 90 km/h causaron grandes inconvenientes en diferentes zonas de Tandil

En esta oportunidad, si bien no se registraron precipitaciones, producto de fuertes ráfagas de viento, que alcanzaron hasta 90 kilómetros por hora, se volaron algunos techos, cayeron varios carteles y se derribaron algunos árboles que ocasionaron inconvenientes en la red de la Usina.

Pese a la decisión de la Jefatura Distrital de Educación Tandil  y el Consejo Escolar Tandil  de dictar clases esta mañana, el escenario adverso producto de un vendaval obligó a varios directores de instituciones escolares a suspenderlas en el turno mañana. En total, entre jardines, escuelas primarias y secundarias, fueron cerca de 50 los establecimientos que no tuvieron clases.

Asimismo, en lo que refiere a árboles caídos, desde la Usina informaron que por la mañana del miércoles debieron trabajar sobre la intersección de México y la Ruta 226, en la esquina de Pierrone y Cabildo, y por la zona del Rancho de Popy, a la altura del kilómetro 160 de la 226.

Uno de los más graves sucedió en la zona de Villa Aguirre, en Ijurco al 3600, donde un árbol de importante longitud cayó al piso y cortó la red.

No obstante, desde Parques y Paseos de Tandil aseveraron que no hubo grandes inconvenientes más allá de algunas ramas pequeñas que cayeron en Pierrone –la mencionada anteriormente- y en San Martín al 1700. Además, en la Plaza Independencia un árbol se inclinó notablemente pero no llegó a caer pese a que emergieron algunas de sus raíces.

 

De cualquier manera, no solo fue la vegetación la que sufrió las inclemencias climáticas sino también los propietarios de diversos emprendimientos que amanecieron con los carteles de sus empresas caídos en la vereda.

Uno de los locales fue Kulture Urban House, ubicado en 9 de julio 320, cuyo toldo había cayó a la vereda producto de las fuertes ráfagas. Al respecto, Lautaro Quaglia, empleado del lugar que se encontraba presente esta mañana, informó que era la primera vez que ocurría pero que los bomberos acudirían a brindar su apoyo.

Otros de los damnificados fueron los titulares de la carnicería El Progreso De Candy y Marce ya que su cartel fue derribado. Sin embargo, rápidamente personal de Defensa Civil comenzó a realizar las tareas pertinentes en los diferentes barrios afectados y, en este caso en particular, acomodaron el aviso caído en la pared de la carnicería.

Además, en una vivienda en construcción ubicada en Juárez 2115 se voló un techo de chapa. En diálogo con El Eco de Tandil, Daiana, hija de la dueña de la vivienda, informó que no era la primera vez que sucedía, sino que en febrero de este año había ocurrido lo mismo.

Se volaron unas chapas. Le habíamos puesto unos ladrillos porque mi mamá había hablado con mi primo, que es techista, para que lo arregle, pero nunca vino. Anoche, con el viento este, se terminó de volar todo”, informó.

Al lugar acudió personal de Defensa Civil y rápidamente pudo brindar respuestas y solucionar los inconvenientes. “Vinieron enseguida, fueron amables. No sé cómo agradecerles”, refirió Daiana.

Fuente: el Eco

Los comentarios están cerrados.