Carta de Lectores, Policiales

Vergüenzas varias II

ScioliOperativoSolHace pocos días y con motivo del bárbaro hecho que terminó con la vida de un camarada en Mar del Plata destacamos desde APROPOBA la triste posición del Gobernador Scioli que ignorando el velatorio y sepelio de un efectivo de SU POLICÍA, aun cuando se encontraba en la ciudad, no destinó un momento para acompañar a los familiares del caído en su velatorio o sepelio, como también de la vergonzosa actuación frente a la misma cuestión del intendente municipal marplatense Contador GUSTAVO PULTI, a quién ya hemos señalado en muchas oportunidades en actitudes y manifestaciones que lo identifican como enemigo de nuestra institución y de sus integrantes.

Pero a la vista está que no se trató lo señalado de un hecho aislado en cuanto al respeto que las autoridades de la provincia, cuando de más jerarquía, mayor obligación, deberían brindar a los integrantes de la fuerza policial, que por otra parte le dependen y afrontan día a día la peligrosa misión de ser guardianes de la seguridad pública con cada vez menos respaldo legal y real para cumplir tal compromiso, por cuanto casi de inmediato otro hecho que por supuesto no tomaron los “medios de información”, podría decirse que opacó lo anterior en lo que hace al maltrato y desprecio hacia la calidad de personas de los trabajadores policiales de la provincia de Buenos Aires.

Dado el acto de corte netamente político del lanzamiento del Operativo Sol, también Mar del Plata se convocó a una gran cantidad de efectivos para la consabida imagen de potencial policial para enfrentar los desafíos del movimiento turístico veraniego sobre la costa marplatense, con el detalle de que se hizo presentar a cientos de efectivos a las 08.00, de la mañana del día consabido, en la plazoleta costera donde permanecieron por MAS DE CINCO HORAS BAJO LAS INCLEMENCIAS DE UN SOL ABRAZADOR, con el agregado que muchos venían de cumplimentar el turno de trabajo nocturno para una ceremonia que comenzó alrededor de las 13.00.

El discurso político no llegó a levantar los ánimos de los convocados que sin medio de defensa alguna debieron aceptar este avasallamiento de sus personas nada más que para que un candidato pudiera “lucirse”, con un discurso que nadie atendió.- La ambulancia de Servicios Sociales por supuesto no alcanzó para atender a los numerosos efectivos que se desmayaron bajo el sol inclemente, y si bien el Ministro ALEJANDRO GRANADOS lució un llamativo “Capello”, según se aclaró “por consejo médico para resguardarse del sol”, pese a que lo suyo fue de pocos minutos, no alcanzaron la misma gracia los policías que nada de lo humano debe respetárseles y como todos sabemos deben sufrir, a lo mejor por aquellos que señalaba Martín Fierro de que “… adrede parece todo para que la gente padezca…”, y no bastó el beso de circunstancia a alguna camarada femenina “para la foto”, para borrar el recuerdo del video que documenta la agresión de este mismo ministro a un camarada herido en servicio que pretendía reclamar al Gobernador durante el acto del Día de la Policía realizado días atrás en la Escuela Juan Vucetich “la auténtica”.

La inauguración del Operativo Sol presente ya pasó, los insolados se recuperarán, los móviles sin numeración para que nadie pueda fotografiarlos y señalar que son los mismos de otros actos ya habrán partido y todo será más o menos como siempre, aunque a lo mejor con mayor cantidad de efectivos muchos de los cuales no han sido ni siquiera instruidos en saber que es ser policía y que es lo que deben hacer.

Como las oscuras golondrinas volverán los avasallamientos sobre el trabajador policial porque desgraciadamente nuestros políticos seguirán negándole el derecho de agremiación que protege nuestra Constitución Nacional, el maltrato, el pago en negro, la carencia de recursos, las mentiras, la desprotección y tantos otros males que son comunes a nuestros camaradas es fácil repetirlos, no se necesita ni siquiera ser ni valiente ni capaz, al indefenso cualquiera lo agrede sin esperar consecuencias.- Nunca nadie verá que esto mismo, de un plantón de cinco horas bajo el sol para escuchar una arenga de campaña se le haga a otro tipo de trabajador, y menos del Estado porque pueden defenderse y no sería gratuito ni siquiera pretender hacerlo.

También como decía Martín Fierro, quizás al policía solo le quede la alternativa de esperar “…hasta que lo trague el hoyo,// o hasta que venga algún criollo // en esta tierra a mandar…”

 

Miguel Ángel Reynoso

Secretario General – APROPOBA

Los comentarios están cerrados.