Ciudad

Venta de calles públicas: “A pesar de lo que opinen los concejales, el barrio privado ya es un hecho”

imagen- venta de calles publicas para emprendimiento de galli- fundamenta el arq castorina -copiaAfirmó el Secretario de Planeamiento Urbano, Arq. José Luis Castorina, al ser consultado por este portal en relación al polémico expediente 2014 E 2287 D, por el cual el Departamento Ejecutivo solicita al HCD autorización para desafectar como bien de dominio público a los efectos de afectar al dominio privado tramos de las prolongaciones de las calles 38, 42 y 46 e/479 y 483 del barrio Los Acantilados, facultándolo a enajenar los mismos a favor del Sr. Agustín Jorge Galli.

Acto seguido el Arq. Castorina aclaró que no se trata de un emprendimiento inmobiliario que vaya a realizarse, lo que se va a hacer es la aprobación del barrio cerrado. Pero, en realidad, hoy está cercado, tiene una casilla de acceso, calles interiores, la casa del dueño que es este hombre Galli, el establo, el picadero y tiene algunas cuestiones más que hacen al tema del deporte que él práctica”.

Leer: Agrupación Atlántica y la UCR se oponen a la venta de calles públicas

Asimismo trajo a colación que “la historia se inicia cuando el Sr. Galli compra tres parcelas y las urbaniza porque se dedica a la hípica. Ahí tiene unos caballos y, con el debido permiso municipal construyó una casa, un establo y un picadero”, para explicar que “estas tres parcelas estaban cortadas por dos calles, que nunca fueron abiertas ni materializadas, sino que aparecieron en un plano de subdivisión de la zona”.

Ante tales circunstancias, el funcionario municipal señaló que “nosotros fuimos al lugar y constatamos que efectivamente, esas calles estaban cerradas y que nunca habían sido abiertas. Por lo tanto, al comprobar que la venta de las mismas no interfería con el desarrollo de la zona porque hay calles alternativas para pasar al barrio Los Acantilados, le propusimos al Sr. Galli que alguna las comprara”.

Leer también: Venta de calles públicas para construir un barrio privado genera suspicacias

Agregó que “lo propio hicimos con el grupo Moscuzza en el puerto, compraron las calles y el dinero se puso en la plaza que está ubicada en Alejandro Korn y 12 de octubre. De modo que no es la primera vez que se hace una operación de este tipo. Más aún las calles hasta se alquilan, inclusive hay un emprendimiento que es Punto Sur, que alquila calles desde hace más de 15 años”.

Por otra parte, el Arq. Castorina indicó que “la tasación realizada oportunamente por la Comisión Permanente de Tasaciones de la Municipalidad, que estimó como valor del metro cuadrado libre de mejoras en $ 125.00, ha sido ratificada por el Colegio de Martilleros a instancias de un requerimiento de la Comisión de Obras del Concejo Deliberante”, considerando que “no hay objetivamente impedimento alguno, y así fue como se llegó a la instancia de consulta con las inmobiliarias de la zona, se tasó el metro cuadrado, determinándose el precio de venta en $ 1.100.000. En función de lo cual nosotros hicimos el proyecto de ordenanza, diciendo que ese monto lo inviertan en una plaza de la zona.”

Comentó, además, que “en un momento dado, me llamó el concejal Azcona, diciéndome que la plaza ya la habían equipado y que le parecía mucho. Y entonces, le responde que los concejales resolvieran donde quieren imputar el dinero, y que por parte del Ejecutivo no había inconveniente. El tema es que ese dinero no vaya a Rentas Generales, sino que sea invertido a alguna obra de la zona. También le dije que hablara con la gente de la sociedad de fomento del Barrio Los Acantilados y que me diga a que quieren imputar el dinero porque yo no tenía ningún inconveniente al respecto. Eso es todo”.

Finalmente, el funcionario municipal volvió a hacer hincapié en que “el barrio está conformado, tiene la entrada, caminos interiores, una casa, el establo, era de poca densidad porque estaba destinado para la gente que hace ese deporte. Lo cual está en un expediente anterior que no ha sido elevado al Concejo Deliberante porque todavía se está trabajando en la Dirección de Ordenamiento Territorial”, aclarando que “el tema es que si quiere hacer más densidad, tenemos que trabajarlo como barrio cerrado”.

Roberto Latino Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*