Ciudad

Uno de los tripulantes del San Antonino participó de un trágico siniestro vial

auto-chocado.-fabian-gastiarenaAsí quedó el atomóvil que manejaba Alejandro Ricardenez, luego de embestir a gran velocidad contra otro rodado, donde falleció la madre de una menor.

Después de conocerse otra triste historia en el mar donde el buque San Antonino se hundió esta madrugada, a 10 millas náuticas al sudeste de la costa marplatense, dejando como saldo tres tripulantes muertos y dos desaparecidos.

Uno de los marineros que navegaba en dicha embarcación fue identificado como Alejandro Ricardenez, de 29 años, el mismo participó de un trágico siniestro vial en marzo del 2014, en la intersección de Fortunato de la Plaza y Vernet, después que embistió a gran velocidad a bordo de un Gol Trend, mientras corría una picada, a otro vehículo en el cual se trasladaba Marta Cristina Candan de (51) y su hija de tan solo siete años. Debido al violento impacto frontal la conductora murió en el acto y su hija sufrió lesiones de consideración.

“Necesitamos testigos que colaboren no que entorpezcan la investigación”

Cabe destacar que dentro del rodado que manejaba Ricardenez, personal policial secuestró una botella de Fernet y una de Coca Cola, lo cual se exhibió como prueba para el proceso judicial que aún continua su curso.

La justicia actuó en consecuencia y luego de detener al joven conductor le oficializó una causa por “homicidio culposo agravado y lesiones culposas”. Asimismo, lo trasladaron a la Unidad 44 de Batan donde quedó alojado hasta lograr la excarcelación.

Tragedia en el mar: se hundió un buque, hay tres muertos y dos desaparecidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*