Policiales

Una mujer fue salvajemente agredida por su ex pareja en su trabajo

11008559_1617327405177617_3692808595976337021_nEl maltrato a las mujeres pareciera ser una modalidad que crece a pasos agigantados en el país. En las últimas horas otra joven denunció ser víctima de violencia física por parte de su ex pareja. Se trata de Jessica Vallejo de 39 años, quien debió soportar una salvaje golpiza por parte del padre de sus hijos, en la mañana del viernes, cuando el hombre de 41 años la atacó en su trabajo delante de sus compañeros. Después de dar aviso a las fuerzas policiales, el agresor se dio a la fuga y continúa libre.

Cabe destacar que Vallejo mantuvo una relación de 16 años con su ex marido, y además tienen dos hijos en común, lo que provoca encontronazos de manera repetida por la tenencia de los mismos.

Durante la mañana del martes, la joven quien denunció en reiteradas oportunidades ser víctima de amenazas y golpes reiterados por parte de su ex pareja, a pesar de tener una orden de restricción, volvió a ser golpeada delante de sus compañeros de trabajo, con una feroz tunda propia de una persona desquiciada, quien la castigó hasta en el piso.

Según lo denunciado por Vallejo la ex pareja la obligó a entregarle las llaves del departamento donde convive con sus hijos. Asimismo indicó que el pasado domingo se negó a devolverle a uno de sus niños, por lo que tuvo que intervenir personal policial para que la criatura vuelva con su madre.

La desesperación de la mujer por ser víctima de manera sistemática tanto física como psicológica, fue denunciada en la Comisaría de La Mujer, pero a pesar de no respetar la restricción impuesta por la ley, Jessica sigue viviendo un infierno, porque el agresivo de su ex pareja actúa impunemente.

Foto: Facebook

3 Comentarios

  1. ¿porque no se publica el nombre del tipo, del Agresor???

  2. YO CONOZCO A CLAUDIO EL EX DE ESTA MUJER Y ME PARECE MUY BUEN TIPO. HABRIA QUE ESCUCHAR LAS DOS CAMPANAS. NO JUSTIFICO PARA NADA LA VIOLENCIA DE NINGUNO DE LOS DOS LADOS PERO TAMPOCO BANCO LAS MENTIRAS.

  3. No hace falta escuchar la otra campana, las agresiones son injustificables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*