Arte y Cultura, Música

Un saxofonista por su ruta

blank
Camino al andar. Kreimer ha desarrollado su arte por diversos ámbitos como el cine, la televisión y la publicidad.

La figura de Oscar Kreimer es una demostración de la versatilidad que todo buen artista debe tener. Puede pasar de homenajes a Astor Piazzolla y Gerry Mulligan, a tocar en el programa de Gerardo Sofovich. Con ese mismo empeño, presenta ahora Rutas argentinas, un disco en el que rinde tributo al rock nacional.

Precisamente este material será el que dé a conocer ante los marplatenses esta noche cuando se presente en La bodega del Auditórium, desde las 22. Acompañado por una formación en cuarteto, y con la participación del percusionista local Sergio Mileo, brindará una noche de rock en clave de jazz, más swing y bossa.

La lista de la gente con la que Kreimer trabajó es interminable. Y ecléctica. Mercedes Sosa, David Lebón, Silvina Garré, Valeria Lynch, Julia Zenko, Pedro Aznar, Guillermo Guido, Ricardo Montaner, Sergio Dalma, Franco De Vita, Pablo Milanés, Roberto Goyeneche, Lolita Torres, Gustavo Santaolalla, Rubén Juárez, Pappo y hasta Toquinho, entre muchos otros, forman parte de ella.

Decíamos de Sofovich: trabajó junto a él haciendo la apertura y el cierre de su programa. Pero además en televisión también estuvo con Juan Alberto Badía. Sin embargo desde 1990, época en que grabó su primer cd, desarrolla su carrera como solista, siendo galardonado en reiteradas ocasiones.

La versatilidad de Kreimer lo llevó también por el terreno del cine, siendo compositor de varias bandas sonoras, además de música para spots publicitarios. Además integró el espectáculo Tango pasión en el Champs Elyssé, en París, realizando 23 presentaciones a pleno. Sin dudas una figura con una rica trayectoria, alejado de las poses intelectuales que a veces mellan la calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*