Jorge Elias Gomez, Opinión

Un aliado K puede ser intendente de Mar del Plata: incomodidad en Juntos Por el Cambio por el sucesor de Montenegro

Nicolás Lauría es quien en la línea de sucesión debe reemplazar al intendente Guillermo Montenegro, en los casos previstos en la Ley Electoral. Esta no es la noticia, sino que el Partido Fe al cual pertenece Lauría, acaba de expresar públicamente que en conjunto se alineó en respaldo al Frente de Todos en la Nación y en la Provincia, ergo a Alberto Fernández y Axel Kicillof.

El primer concejal oficialista, oportunamente enfatizó que seguirá los pasos de Natalia Sánchez Jáuregui, justo la primera evadida que comenzó a desangrar al bloque de Juntos Por el Cambio en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Anoche en un comunicado muy escueto se expresó:  “El peronismo es fe y convicción”,  el diputado nacional Pablo Ansaloni –presidente del Partido Fe- y el Secretario General de UATRE, Ramón Ayala, le pusieron el gancho al pase para el gobierno de Alberto Fernández y Axel Kicillof.

Es decir que en el Partido Fe, que inspiró el híper cuestionado dirigente gremial Momo Venegas, “No quedó ni el loro” dentro de la estructura que idealizó María Eugenia Vidal en el territorio bonaerense y causa singular impacto en nuestra ciudad.

 De ocurrir alguna de las variantes previstas en la Ley Electoral, sería el ex basquetbolista de Peñarol quien reemplace a Guillermo Montenegro.

 La llegada de Lauría fue pergeñada por la ex gobernadora bonaerense (ahora taponando a Lousteau en CABA), y además relegada en la Provincia de Buenos Aires, por el club de los intendentes PRO más notables (Jorge Macri, Diego Valenzuela, Néstor Grindetti y Julio César Garro).

 Este gambito de Vidal lejos de facilitarle la defensa, ha dejado súper complicado al intendente Montenegro, quien ya ha sentido la respiración en la nuca de su eventual sucesor, en por lo menos cuatro casos: aumento del boleto (tuvo tres votos distintos en Transporte, Legislación y en la Sesión Ordinaria del HCD).

 También lo han visto “vidrioso” en el tema del importante proyecto sobre el Lago Stantien, en el sonado e irritante Caso Salomón por resistencia a la autoridad y agresión a un policía, y en la última semana llevando un tema de cotillón político a un estado público innecesario, como la pertenencia de ser iniciador y propiciador de la instalación de decks para gastronomía, como si se tratara la de la fórmula de la vacuna para el corona virus. Una lectura rápida de los casos estaría indicando que se trata de un delicado e inesperado entremés.

 Y tampoco son los únicos casos en los cuales Lauría hizo consumir energías innecesariamente al oficialismo en general, y al sub bloque de Vamos Juntos,  en particular, compuesto por Agustín Neme (Emiliano Giri), Guillermo Volponi (Juan Aiceja) y Alejandro Carrancio, quien cobró el por patotero de San Miguel, Joaquín De La Torre, el ex ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal.       

Cómo se recordará, De La Torre denunció públicamente al intendente Montenegro, por el incumplimiento de un pacto para ubicar al desconocido Alejandro Carrancio como presidente del Concejo Deliberante, en un acto que excedió la más elemental mesura política.

Ya para bajar a Natalia Sánchez Jáuregui, de la pelea ´por la intendencia de San Vicente (sí de San Vicente) la ex gobernadora Vidal la hizo colar como segunda diputada provincial por la V Sección Electoral, en representación de Necochea (sí de Necochea).

En esa ciudad, Arturo Rojas, el intendente que ganó por Juntos Por el Cambio con el 60 % de los votos, fue uno de los primeros en emigrar al regazo de AF  en la Nación y Axel Kicillof en la Provincia.

¿Qué va a hacer Lauría?

Ya causó perplejidad su instauración como primer concejal en octubre de 2017. Muy pocos lo entendieron y lo pudieron explicar, Montenegro tampoco nunca lo dijo. Y ahora si Lauría “lía sus petates” a otro destino político, pondrá más en apuros a una coalición política que puede tomar un rumbo de zafarrancho, sino existen los muros de contención necesarios.

Mar del Plata, llegado el caso, puede pasar de un intendente PRO  (en la mira K), a un jefe comunal de acceso directo a la capital de la Provincia y a la Casa Rosada. Aunque hay 150.000 ciudadanos que dieron su sufragio a Guillermo Montenegro. Ese voto de confianza puede diluirse en cualquier momento en tiempos de políticas erráticas.

Esta es la foto, veremos cómo sigue la película.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

 

El Partido Fe del Momo Venegas oficializó su apoyo al gobierno de Alberto Fernández

9 Comentarios

  1. No lo creo…intentara presentarse de nuevo y sera reelegido.

  2. En esta Ciudad , en elecciones , no ganaron los del partido K. Yo solo voto INTENDENTES, y volvere a votar a nuestro actual SEÑOR Montenegro como tal

  3. Montenegro es el mejor intendente.no voto otro

  4. El próximo intendente es el ex concejal Marcelo Fernandez es el único que esta capacitado para hacerlo

  5. Noooooo yo vuelvo a votar al Sr Montenegro exelente persona e intendente

  6. ¿ No falta mucho para las elecciones ? Que los K se queden tranquilos en ésta ciudad no van a GANAR .

  7. Los gorilas infartados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*