Ciudad, Información General

Turismo. Gustavo Santos: “En 10 años, cuando el mundo busque naturaleza, pensarán en Argentina”

blank

Así lo afirmó el secretario de Turismo de la Nación. En 2018 llegaron casi 7 millones de turistas extranjeros, un 3,4% más que el año anterior.

Más turistas viajando por la Argentina y más extranjeros visitando el país: en medio de la crisis económica y de una inflación que no baja, las estadísticas de los últimos meses se muestran favorables en relación con el movimiento de turistas dentro del país.

Lógicamente, la fuerte devaluación del peso en 2018 redujo abruptamente la cantidad de argentinos viajando al exterior, mientras que posicionó a la Argentina como un destino algo más accesible para los extranjeros.

De hecho, varios medios de otros países lo señalaron como uno de los destinos para visitar en 2019. El diario español La Vanguardia tituló hace unos meses “La Argentina se convierte en un chollo (ganga) para el turismo”, mientras que The Telegraph, de Gran Bretaña, marcaba que el “es tiempo de visitar la Argentina” y en el cuerpo de la nota se detallaba: “Aunque muchos hoteles en destinos como la capital, Buenos Aires, cobran sus habitaciones en dólares y las ofertas son más difíciles de encontrar, los bienes y servicios valuados en pesos, como cenas y atracciones locales, ofrecen excelentes ahorros”. Por otro lado, The Independent ubicó al país entre los destinos más económicos para visitar.

Vamos a los números

Durante el primer mes del año, hubo un incremento del 2,2 por ciento en la cantidad de turistas viajando por el país y también hubo un crecimiento en la cantidad de viajeros moviéndose en avión (un 13,8 por ciento más respecto del mismo mes en 2018).

Durante el verano, la tendencia general mostró que los destinos tradicionales tuvieron niveles semejantes de 2018, pero según datos de la Secretaría de Turismo de la Nación, lo interesante es que el movimiento turístico se redistribuyó hacia destinos no tan tradicionales de esta época.

A esto se suman los números que recientemente se dieron a conocer en relación con el flujo de turistas extranjeros: en 2018 hubo casi 7 millones de turistas extranjeros (6.941.828 para ser precisos), lo que significa un crecimiento del 3,4 por ciento anual.

“Ya en 2017, con un dólar atrasado, tuvimos 6.600.000 extranjeros y éramos el primer destino de América del Sur. En 2018, durante el segundo semestre, cayó mucho el emisivo, cerca de un 30%. Con esto los aviones empezaron a tener mayor capacidad para traer turistas extranjeros y empieza a crecer el turismo receptivo”, explica el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, en una charla con Clarín.

Turistas chinos en Buenos Aires. Foto Lucia Merle

Turistas chinos en Buenos Aires. Foto Lucia Merle

“El impacto de la devaluación ha sido indirecto. Puede tener más impacto directo en los países limítrofes. Pero en los de mediana y larga distancia no ha sido definitorio. Sí lo fue la capacidad de los vuelos-hubo más lugar- y una mayor comercialización del receptivo -las empresas empezaron a vender más para traer gente-”, agregó.

Un dato que destaca Santos -y que podría marcar tendencia- es que en noviembre ya fueron más los turistas extranjeros que entraron que los argentinos que salieron. Esto se confirmó en diciembre: hubo 660.000 argentinos saliendo del país contra 788.000 extranjeros ingresando.

Dos playas argentinas, entre las 25 mejores de Sudamérica

Metas

En un futuro próximo, el objetivo es llegar a los 7.500.000 millones de turistas extranjeros como mínimo.

Esteros del Iberá, un área natural a donde llegan muchos turistas extranjeros para observar aves.

Esteros del Iberá, un área natural a donde llegan muchos turistas extranjeros para observar aves.

“Si se mantiene el crecimiento que estamos percibiendo en enero, esa cifra sería alcanzable e, incluso, podríamos superarla”, señala Santos.

Los objetivos a largo plazo apuntan esencialmente a profundizar lo que fue el trabajo durante estos años, como una mayor conectividad con el mundo; mejorar las relaciones de visado que faciliten los viajes desde muchos países asiáticos y reconocer visas de terceros países (“Así un chino no tiene que sacar tantas visas como países quiera recorrer en esta región y no se corre el riesgo de que deseche el viaje por la dificultad”, explica Santos), además de profundizar la política de marketing digital. Vale destacar que la Argentina acaba de recibir el reconocimiento de “Best Partner 2018” de Alibaba -gran portal de ventas chino-, una premio que nunca lo había ganado un destino.

San Juan, elegido entre cinco grandes destinos del mundo para ver las estrellas

“En 10 años, cuando el mundo piense en naturaleza, va a pensar en la Argentina. Hoy cuesta mucho diferenciarse: cada destino compite con todo el mundo. En esa búsqueda, podemos hacer diferencia en que la Argentina sea la reserva de naturaleza del planeta. Si pensamos en lo que más destruyó el mundo civilizado, es la naturaleza. Y nosotros tenemos”, asegura Santos en relación con el posicionamiento del destino y su competencia con otros lugares del mundo.

Parque Nacional Nahuel Huapi, en la Patagonia.

Parque Nacional Nahuel Huapi, en la Patagonia.

Pero así como se reconocen las fortalezas, también hay que marcar algunos obstáculos. El principal, la distancia. Estamos lejos.

“El mercado emisivo que más va a crecer es el de los asiáticos y nosotros estamos mucho más lejos que los europeos. Por eso debemos preparanos para generar estrategias con otros mercado: vender España o Francia con Argentina; Estados Unidos con Argentina; Emiratos Árabes Unidos con Argentina”. Y da un ejemplo contundente en relación con la distancia: el año pasado salieron al exterior 120 millones de chinos. La mayoría no salió de Asia. “El turismo funciona por proximidad”.

Parques Nacionales: un viaje a la naturaleza

¿Y la inseguridad? Aún resuenan los casos del estadounidense apuñalado en La Boca y el sueco al que tuvieron que amputarle una pierna tras un intento de robo en Monserrat.

“La inseguridad siempre es un problema en todo el mundo. A pesar de lo que pasó con el turista sueco y antes con el estadounidense, a pesar de esos eventos tan duros, la percepción de seguridad es bastante alta. Junto con Chile somos los mejor visualizados en Latinoamérica. A pesar de esto es imprescindible dar garantías de seguridad”, señala Santos.

En enero, el turismo en el país creció 2,2% y menos argentinos viajaron al exterior

En enero, el turismo en el país creció 2,2% y menos argentinos viajaron al exterior

Hace una semana, Santos y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, presentaron un programa de seguridad turística en la ciudad, para implementar mecanismos preventivos y acciones veloces que garanticen una estadía segura y agradable a los turistas. El programa se denomina “Ojos en Alerta” y es una red colaborativa para enviar información sobre situaciones en las que los turistas corren peligro.

Los comentarios están cerrados.