Zonal

Tandil marca rumbos con ayuda a víctimas de delitos graves y violencia de género

El municipio de Tandil presentó este viernes el programa de asistencia económica a las víctimas de de delitos graves y violencia de género, en el marco de las políticas públicas implementadas en el área de Protección Ciudadana. La innovadora herramienta, que se constituye en una experiencia pionera en todo el país, prevé la asistencia económica a las víctimas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. El proyecto de creación será ahora elevado al Concejo Deliberante para la sanción de una ordenanza y su puesta en marcha.
La presentación que se realizó en el auditórium del Museo Municipal de Bellas Artes fue encabezada por el intendente Miguel Lunghi, a quien acompañaron el Secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora, el Jefe de Gabinete Mario Civalleri y el Presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik. También participaron representantes de instituciones, del Foro de Seguridad, de las fuerzas de seguridad, concejales y vecinos.
Durante el encuentro, se precisó que “la idea central del Programa Asis.TAN es proporcionar una ayuda económica para superar o mitigar total o parcialmente los daños o pérdidas que sufren las víctimas de los delitos más graves, de violencia de género o de violencia familiar”.
Lunghi, al iniciar la presentación, resaltó que el nuevo programa “forma parte de las políticas públicas de estado que lleva adelante el Municipio en distintos órdenes y que junto a las políticas de prevención se pone en este caso el acento en el reconocimiento y apoyo a las víctimas”.
El jefe comunal consideró que “hoy es un día importante para las políticas públicas locales, del área social y de protección ciudadana. Es un día especial respecto de esa categoría de personas que podemos ser todos, como es la condición de “víctima” de la violencia social, ya sea como consecuencia de un delito, de la problemática familiar o por causa o con motivo de género”.
“La víctima nos interpela, nos pide y exige atención, un trato digno y respetuoso y asistencia en los diversos órdenes de la vida. Presenciamos un claro regreso de la víctima al centro de la escena en el conjunto de políticas de protección ciudadana, tanto desde la legislación, la intervención ante la Justicia y la asistencia de diversas prestaciones”, reseñó.
Y recordó que “hace poco tiempo presentábamos el Programa Acce.DER, actualmente en tratamiento en el Concejo Deliberante, un novedoso proyecto tendiente a asegurar el patrocinio jurídico gratuito para víctimas en condición de vulnerabilidad socioeconómica. Entre todos vamos dando pasos sólidos para mejorar sostenidamente la protección ciudadana. Paulatinamente vamos fortaleciendo distintas políticas del área, entendida como un marco de política integral en la materia, respetuosa de los derechos humanos”.
Lunghi también expresó que “en base a una mirada integral, trabajamos haciendo prevención situacional – ambiental y prevención socio – comunitaria, e integrando la problemática urbana y del sector rural”. En este sentido, detalló algunas de las acciones concretas por el Municipio, con la adquisición de nuevos vehículos para la policía local y patrulla rural, la instalación de más de 200 nuevas cámaras de vigilancia en el casco urbano, el sistema de monitoreo en Vela – Gardey, el sistema tecnológico Alerta Tandil, la inversión en nueva tecnología para la prevención y el programa “Barrios seguros”, entre otros, así como “Trabajamos también intensamente en prevención socio – comunitaria, con la comunidad de los distintos barrios de la ciudad, atendiendo actualmente Tunitas, La Movediza y dando los primeros pasos en Villa Aguirre, haciendo un trabajo focalizado principalmente con los más jóvenes en situación de riesgo o de conflicto con la ley penal”.
Sobre la propuesta de asistencia a las víctimas, Lunghi precisó que “a la par de las acciones e instrumentos de prevención, debemos desarrollar también políticas de protección para atender a las consecuencias de la violencia social, especialmente respecto de los delitos graves, la violencia familiar y la violencia de género. En esta oportunidad vamos hacia la asistencia económica de las víctimas, ocupándonos de una de las líneas de trabajo que la Organización de las Naciones Unidas recomienda para esta materia. Porque asistir a las víctimas es también una exigencia de los derechos humanos. Asistir a las víctimas es respetar sus derechos humanos”.
 
Los principales lineamientos del programa
El intendente detalló en el encuentro que “la idea central del Programa Asis.TAN es proporcionar una ayuda económica para superar o mitigar total o parcialmente los daños o pérdidas que sufren las víctimas de los delitos más graves, de violencia de género o de violencia familiar. Es un programa excepcional, sólo para los casos y los beneficiarios contemplados”.
Explicó que “es un programa en el que el Estado municipal cumple un rol subsidiario, puesto que sólo compensará a determinadas víctimas –quienes más lo necesiten— y sólo si no tienen otro tipo de cobertura. El programa asumirá el costo de la compensación total o parcial de determinados daños o pérdidas, en dinero o en especie, bajo ciertos límites, a favor de quienes no cuenten con posibilidades reales de superar el impacto económico de la victimización”.
También Lunghi manifestó que “la comunidad hará así un esfuerzo para generar una nueva manifestación de la igualdad, con un razonable criterio de equidad social. En definitivas, se trata de una política pública con profunda vocación por ayudar a quienes más lo necesiten y con profunda convicción por respetar los derechos humanos de las víctimas, que tanto reclaman su atención”.
Los detalles de la implementación
A su turno, el Secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora brindó una detallada exposición sobre las características, alcances y requisitos establecidos en el programa.
Entre los aspectos centrales, explicó que “el o las destinatarios/as del sistema son por definición víctimas –que pueden serlo directas o indirectas— pero con dos agregados centrales: deben justificar una situación de vulnerabilidad socioeconómica y colaborar con la Justicia. La exigencia de vulnerabilidad socioeconómica, precisamente, resta universalidad al programa; en otros términos, no está pensado para todas las víctimas que se registren sino para los sectores más necesitados, estructural o circunstancialmente. Al mismo tiempo esta restricción aspira a alcanzar una aplicación equitativa de los recursos públicos, toda vez que la sociedad en su conjunto hace un esfuerzo económico a través de la tributación –la tasa de Protección Ciudadana que le da sustento presupuestario al programa— para socorrer a quienes más lo necesitan”.
Della Maggiora resaltó que se trata de un proyecto “que va en línea y complementa tantos otros de nuestro Municipio, cuyo primer hito histórico podríamos decir que fue ese gran aporte para la salud pública que es el F.A.S. –el Fondo de Ayuda Solidario— y, más recientemente, con un sentido similar, podríamos también traer a colación el PASE, el Programa de Accesibilidad Socio Educativa, un ejemplo en la Provincia, que ha adoptado un modelo similar para todo el territorio. Aquí la apuesta es a favor del acceso a la educación, también con la finalidad de igualar oportunidades para nuestros estudiantes y con equidad social en el sostenimiento del programa”.
“En esta oportunidad, damos un paso muy importante, en pos de impulsar la asistencia económica de personas ciertamente vulnerables a las distintas manifestaciones de la violencia social, con la convicción de que afianzar la Justicia es el mejor instrumento para alcanzar la paz y la convivencia humana, como uno de los ejes centrales para el Tandil del Bicentenario”, sostuvo.
Algunos puntos del proyecto de ordenanza
 
– El Programa Asis.TAN hará efectiva a quien resulte alcanzado por el mismo, una prestación dineraria con la finalidad de compensar los daños o pérdidas sufridos por el acontecimiento de algún acto violento o delictivo.
– Para la efectiva prestación, resultan exigibles algunos requisitos respecto de la víctima y victimario, como por ejemplo que quien resulte víctima no posea cobertura mediante compañía de seguro u otra fuente de compensación y se encuentre en situación de vulnerabilidad socio – económica. La prestación dineraria será otorgada por la Secretaría de Protección Ciudadana de sus fondos presupuestarios al efecto.
-Los límites máximos y mínimos para la solicitud de la compensación económica por daños o pérdidas que se reclamen en el marco del programa, han sido establecidos en base al valor de referencia del denominado “S.M.V.M” (Salario Mínimo Vital y Móvil) establecido y regulado por el Consejo Nacional de Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, órgano encargado de su actualización periódica, lo que asegura un razonable mantenimiento del valor de la prestación.
– Por su parte, en cuanto a la modalidad de pago de la prestación dineraria otorgada a la víctima, la misma se efectivizará en hasta tres pagos, siempre que el beneficiario acredite el monto solicitado en los términos que establezca la reglamentación.

Los comentarios están cerrados.