Política

Tandil: Lunghi se mostró preocupado porque visualiza una ciudad “más relajada” en los cuidados contra el coronavirus

El jefe comunal dialogó con este medio y se refirió a la situación actual en Tandil en relación a la crisis sanitaria por el Covid-19. Se molestó por los dichos en redes sociales en referencia a presencia de turistas durante el último fin de semana. Pidió evitar peñas y festejos por el Día del Padre.

En la segunda semana en la que Tandil está en la denominada Fase 5 de la cuarentena por la pandemia del coronavirus Covid-19 y tras el paso del fin de semana largo, el intendente Miguel Lunghi dialogó con El Eco de Tandil y se refirió a la situación actual de la ciudad, de las localidades vecinas próximos y de la necesidad de “no asustar a la población con mentiras que circulan por las redes sociales”.

Durante los tres días del fin de semana largo la Dirección de Turismo, la Unión de Trabajadores Hoteleros Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) de Tandil, la Asociación de Cabañas y la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Afines, realizaron controles e inspecciones en alojamientos turísticos y espacios públicos. Se trató de la primera experiencia desde mediados de marzo producto de la pandemia.

Actualmente hay en Tandil un total de 56 alojamientos habilitados, y de acuerdo a los controles que se realizaron durante todo el fin de semana largo, se registraron ocho trabajadores esenciales y una veintena de tandilenses que optó por utilizar los servicios especiales que se ofrecen como parte del programa “Destino en tu destino”, exclusivo para vecinos de la ciudad.

A través de las redes sociales  se propagaron mensajes que daban cuenta de la presencia de turistas en la ciudad y en diferentes puntos de la misma. Todo esto fue negado por el propio intendente Lunghi.

“La gente está más relajada y lo que nosotros necesitamos es que nos cuidemos, que nos lavemos la manos, que se use barbijo y que haya distancia social, porque el virus en junio y julio va a estar muy fuerte”, señaló en primer lugar el jefe comunal y agregó: “Tenemos la suerte de que no hay circulación en Tandil, entonces mantengamos eso, es un premio que nos está dando Dios. Uno ve lo que ha pasado en todos lados y no estamos exentos de que tengamos un caso y eso se disemina de una forma muy rápida el virus, es tremendo como avanza, basta ver lo que sucedió en Olavarría”.

Lunghi pidió a la población cuidarse y atender a las normas y protocolos vigentes. “En los negocios no se debe entrar más de dos clientes, con barbijo. El comerciante, si entra un cliente sin barbijo de buena manera no lo debe atender. Hay negocios que ha habido de 10 o 15 personas, tengo las denuncias, hemos mandado los inspectores”.

El jefe comunal también se refirió a lo que sucede en los caminos rurales de acceso a la ciudad. “Hay gente que llega hasta los cruces donde están los retenes de tierra, lo cruzan caminando y del otro lado los espera una camioneta. Tengo la denuncia también”, dijo preocupado.

Libertad responsable

El Intendente utilizó en varios trayectos de la entrevista con este medio el concepto de “libertad responsable” para dar cuenta de lo que a su parecer y punto de vista debería adoptar la comunidad como nueva norma.

“Acá hay que buscar la libertad responsable, como lo que hizo Uruguay, que no hizo cuarentena ni aislamiento, y ya está todo el mundo trabajando y los chicos en las escuelas”, explicó.

Lunghi se mostró alerta a la vez por la situación regional: “Estoy rodeado por el virus”, dijo y luego utilizó una metáfora deportiva al mencionar: “Yo estoy en el arco colgado del travesaño y la pelota del virus está en el área grande. Me preocupa, porque no quiero tenerlo. Y veo que podemos, porque si hemos llegado hasta acá, porque la mayoría se portó bien, lo podemos seguir haciendo”.

Las reuniones sociales y familiares fueron otro punto de mención para el jefe comunal. “El domingo, en el Día del Padre, esperemos que no se junten muchos. Que no lo besen al papá, al abuelo, que se junten con distancia. Que seamos razonables. Una libertad responsable”.

También pidió: “Que no se junten en las peñas todavía. Si es un encuentro familiar y cae uno de afuera, se podrá luego saber quién es contacto estrecho, pero en las peñas se juntan personas que no se conocen, y para que Salud haga el seguimiento es más difícil”.

Volver atrás

El jefe comunal dijo que retroceder de Fase solo es posible si hay una aparición masiva de casos, como ha sucedido en Olavarría, pero que si el número es de unos pocos, se continuará con la realidad actual.

“Si tenemos que volver para atrás nos va a costar un vagón y económicamente va a ser un llanto que vamos a superar el agua del Dique. Hay muchos problemas económicos, lo tenemos que decir. Hacemos el esfuerzo de abrir los alojamientos y el sector gastronómico. Sin dudas será difícil la parte económica, habrá menos gente adentro, no se solucionará todo inmediatamente, pero comenzará a moverse la rueda. Y si esto va bien, y dentro de diez no pasa nada, se podrá ir ampliando. Depende de la conciencia de cada uno”, aseguró.

Lunghi  se mostró molesto por los dichos de algunos vecinos por las redes sociales sobre la presencia de turistas. “No pasó nada. Recorrimos uno por uno. No hubo turismo. Eso es lo que digo que pusieron en las redes sociales cualquier bolazo. Decía que había gente sacando fotos y filmando en el centro. Pero si hacía un frío espantoso y no hay plata, ¿dónde está el turismo? Lo único que vi fue mucha gente pescando, pero todos con distanciamiento”, detalló.

“Nos pasó con Carlos Tevez. Algunos escribieron que era todo mentira, nada que ver. Después me llamaron diciendo que había 300 personas comiendo en El Valle, nada que ver, yo personalmente hablé con ellos. Por favor, no pongamos más temor. Que entran, que salen, que está lleno de turistas. Yo no soy mal pensado, creo que la gente está aburrida y ponen eso. Esto le da más temor a la gente”, remarcó Lunghi.

Además el jefe comunal dijo que “yo tuve algunos intercambios con la gente de Provincia. De parte mía no ofendí a nadie porque planteaba que eramos dos provincias diferentes, el interior y Gran Buenos Aires. Acá podemos ir abriendo y moviendo. Yo eso lo noto. Nosotros entregamos 25 mil bolsones en abril y 15 mil bolsones en mayo. Tenemos que seguir eso. Estamos en el momento más frío, de más invierno, la gente se comportó bien pero hay que seguir así”.

Entre los puntos que remarcó como problemáticos se destacó la estacionalidad propia y por eso dijo que hay más gente en los centros de salud por patologías referidas al frío. Por eso llamó a “cuidarse” y seguir respetando las normas. A la vez, planteó como “poco probable” una posible vuelta de las clases presenciales tras el receso invernal como lo vienen diciendo las autoridades nacionales.

Lunghi se puso como ejemplo a la hora de ejemplificar lo que se debe hacer: “Yo estoy con una edad que no debería estar, pero estoy. Ando siempre con barbijo. Me reúno con la gente pero a tres metros. A mí me invitó el jueves el Gobernador para ir a firmar un convenio. Mandamos nota diciendo que no viajo porque La Plata es un lugar de circulación. No dejamos entrar gente de La Plata, cómo voy a ir yo. Se interpretó bien y lo haremos todo por Zoom”.

 

El Eco

Los comentarios están cerrados.