Zonal

Tandil: Autorizaron la ampliación del horario comercial

Se reunieron el Intendente y autoridades de la CET para dar vía a la extensión de apertura de los locales. Además, conversaron sobre la Zona Primaria Aduanera y acordaron un evento especial virtual para el 16 de agosto. La medida ayudará a distintos rubros, y desde la Cámara revelaron que la actividad económica viene muy variada.

Ayer por la mañana el intendente Miguel Lunghi mantuvo un encuentro con autoridades de la Cámara Empresaria, en el que confirmó la implementación de nuevas acciones de apertura en la Fase 5 del distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

Acompañado por el jefe de Gabinete de la comuna, Oscar Teruggi, recibieron al presidente de la entidad, Marcos Redolatti, y al vicepresidente, Agustín Usandizaga, quienes habían presentado hace unos días el pedido de ampliación horaria de los locales para incentivar el consumo y generar mayor movimiento económico.

Así, mediante un decreto se estableció el funcionamiento hasta las 20 de todas aquellas actividades comerciales, industriales y de servicios que actualmente se encuentran habilitadas y que, además, cuenten con un horario preestablecido y de cierre anterior al fijado. Por lo tanto, no se incluyen a aquellos que prefijen un cierre posterior al que prevé esta norma. A raíz del mismo, desde el Ejecutivo aseveraron que “esta medida busca unificar la franja horaria habilitada para todas las actividades permitidas”.

Además, delinearon las acciones a seguir para este próximo Día del Niño, debiendo reinventarse y ofrecer una propuesta atrayente, divertida, que no genere grandes aglomeraciones de gente, pero que potencie las ventas.

Por otro lado, durante el encuentro también se avanzó en la coordinación de los trabajos finales para la puesta en funcionamiento de la Zona Primaria Aduanera en el Parque Industrial de la ciudad.

El proyecto, que permitirá potenciar el perfil exportador de Tandil y la región, es desarrollado en conjunto por el Municipio, la Cámara Empresaria, el Ente Administrador del Área Parque Industrial y la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa (Apymet).

Un paso más para el comercio

A partir de la próxima semana todas estas actividades, esenciales y no esenciales, incluidas en la normativa tendrán una franja horaria de 7 a 20, que será la habilitada para funcionar y dentro de la que cada comercio o empresa podrá seleccionar el tiempo de atención, de acuerdo a su preferencia o conveniencia.

Cabe destacar que la medida no alcanza a las ferias que dependen de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat y de la Subsecretaría de Cultura y Educación.

Al dar lugar al pedido emitido desde la CET, en el que reflejaban la necesidad de los distintos rubros, el vicepresidente de la misma, Agustín Usandizaga, celebró el decreto. Según dijo, esta nueva posibilidad ayudará a los múltiples locales, ya que el público no se terminaba de habituar a que cierren a las 18 y así tendrán mayor afluencia.

Además, esta circulación por el centro comercial beneficiará a los locales gastronómicos, fundamentalmente cafés y bares, para que incrementen el consumo, ayudando a volver a una dinámica de “cierta normalidad”.

“En los próximos meses vamos a una extensión de las horas de luz, por lo tanto la gente sale más tarde”, dijo y contó que actualmente en el rango que va desde el mediodía hasta las 15.30 hay un movimiento más acotado.

“La pandemia no está superada”

La aparición de los tres nuevos casos positivos de Covid-19 a lo largo de esta última semana no generó inconvenientes para avanzar con la medida, incluso desde la Cámara no temieron que así suceda, aunque supieron que la decisión se “estiraría un poquito más”.

“Por suerte los casos fueron monitoreados desde el primer momento y se avanzó en base a lo previsto”, indicó Usandizaga.

Ante esta nueva instancia, el jefe comunal destacó el trabajo coordinado y el diálogo permanente con todos los sectores. “Estamos en Fase 5 pero la pandemia no está superada, debemos seguir extremando las precauciones, el cuidado y cumpliendo con todas las medidas de prevención. En Argentina estamos entrando en la peor etapa de la pandemia y por eso, es importante que seamos responsables  y nos cuidemos más que nunca”, expresó.

Un Día del Niño especial

En la ocasión también se comenzó a trabajar en el armado de una serie de acciones para el Día del Niño, que este año en Argentina se celebrará el domingo 16 de agosto.

La intención de las autoridades es implementar una campaña de promociones en la comercialización de productos de diferentes rubros y además, organizar un evento especial de forma virtual, que incluiría espectáculos culturales y sorteos.

Tal como detalló el vicepresidente de la CET, la propuesta se basa en descuentos de entre el 15 y el 20 por ciento en las compras, con productos seleccionados que alcanzarán una rebaja de hasta el 25 por ciento. Asimismo, se ofrecerá financiación en tres cuotas sin interés en los locales adheridos.

Por otro lado, aseguró que habrá sorteos y premios que se llevarán a cabo el mismo domingo, con la intención de programar un evento virtual.

Además, reveló que están dándole forma a un proyecto para poder implementar espectáculos itinerantes, tanto en el núcleo comercial del centro como en el de Villa Italia. “La idea es ofrecer un show que se mueva de un lado a otro, que sea atractivo, pero sin generar tanto amontonamiento de gente”, explicó.

“La gente trata de asegurar sus bienes y acceder a otro tipo de ahorro”

En un análisis sobre el movimiento comercial, comentó que la actividad está siendo muy variada en todos los sectores, habiendo algunos que están trabajando muy bien, otros regular y otros no tan bien.

En otro lugar están los que vienen más atrasados, que son los últimos en abrir como los gastronómicos, aunque identificó que algunos están tomando cierto ritmo y a otros todavía les está costando.

Según adelantó, los que están mejor encaminados y vienen con un buen movimiento son los rubros relacionados a los bienes durables, como la construcción, muebles, artículos para el hogar y hasta automotrices.

“Por ciertas restricciones cambiarias, la gente trata de asegurar sus bienes y acceder a otro tipo de ahorro, porque además algunos han rebalanceado los gastos al no tener vacaciones, salidas y otras actividades de esparcimiento”, explicó.

En otro término, compartió que lo que sí es más generalizado es que hay escasez de muchas cosas, lo que está complicando un poco.

En este sentido, consideró que influyó bastante la marcha atrás que debió dar el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en la Fase de aislamiento social, preventivo y obligatorio. “El 40 por ciento de la producción proviene de allí y, al haber estado cerrado, hizo que se produzca mucho menos y se generen faltantes de todo tipo”, indicó.

Asimismo, también incidieron ciertas restricciones que hubo sobre productos importados para que la escasez se pronuncie. “Es una lucha bastante diaria conseguir algunos insumos y esperemos que se vaya normalizando”, expresó, con la esperanza de que en los próximos meses así sea.

El Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*