Política

También la UIF pide que el juicio de la causa “Vialidad” comience el 21 de mayo

La resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación solicitando el expediente de la llamada causa “Vialidad”, donde se investiga un presunto fraude en la obra pública y que tiene como principal procesada a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, continúa generando rechazos. El Presidente de la Unidad de Información Financiera (UIF), Mariano Federici, le solicitó al Tribunal Oral Federal 2 que dé inicio al juicio oral y público que debería dar comienzo el próximo 21 de mayo. Según se estima, si el expediente va a la Corte, las audiencias se postergarían al menos hasta septiembre, es decir, un mes después de realizadas las PASO. Dicha solicitud se suma a las ya presentadas por la Oficina Anticorrupción y por el Fiscal del caso Diego Luciani.

El principal argumento sostenido por la UIF es que el recurso de queja presentado por las defensas de los imputados, sobre el cual se asienta el pedido de la Corte, “no tiene efecto suspensivo”. El escrito afirma que “la solicitud del máximo Tribunal ha sido en el marco de un recurso de queja interpuesto por una defensa técnica, lo cual, no es impedimento para la continuidad de estas actuaciones”. Para argumentar dicha postura, se basa en jurisprudencia de la propia Corte, que en diversos fallos aseguró que “no debe permitirse que las defensas impidan o atrasen las procesos judiciales”. Así mismo, cita los artículos 340 y 452 del Código Procesal, que sostienen que “las cuestiones incidentales no deben paralizar el trámite de la causa principal”. También basa su pedido en que uno de los imputados, Carlos Kirchner, se haya privado de su libertad y esa situación no debe prolongarse en el tiempo.

La UIF es querellante en la causa 5048/2016, conocida como “Vialidad”, que el Juez Julian Ercolini había elevado a juicio oral en marzo de 2018. El mismo ya había sido pospuesto por la sorpresiva muerte del Juez del TOF Jorge Tassara. Mayormente, se investigan posibles irregularidades en la obra pública en Santa Cruz por $46.000 millones. Además de la ex presidenta, también deberían sentarse en el banquillo Julio de Vido, José López y Lázaro Báez.

Los comentarios están cerrados.