Ciudad, Información General

Solimeno y el misterio de la nototenia

El empresario marplatense declara pescar altos porcentajes del recurso con sus tres buques congeladores. Las cifras no concuerdan con los controles de ingreso a planta que realiza SENASA. ¿Pesca de merluza encubierta?

blank
Tony Solimeno, gran empresario pesquero marplatense, poseedor de un talento único para pescar nototenia.

La Patagonotothen ramsayi es la más abundante de los nototénidos de la plataforma argentina. Su presencia está fuertemente relacionada con aguas subantárticas y su distribución se extiende desde la plataforma bonaerense hasta el Banco Burdwood (54º S) y desde los 65 hasta los 960 metros de profundidad.

Un informe del INIDEP de 2008 revela que las mayores concentraciones han sido detectadas al norte del 42º S y sobre el Banco de Burdwood, con grandes áreas intermedias de densidades menores. ”La nototenia es importante como ítem alimentario de la merluza hubbsi, la merluza de cola y el abadejo”, revela el documento científico.

Sin un mercado que demande el producto, tamaños dispares y bajo nivel de by catch, la nototenia  no es una especie objetivo de la flota pesquera nacional.

A la nototenia declaran pescarla casi exclusivamente los buques congeladores donde los que operan desde Mar del Plata ejercen un curioso predominio. Otro dato llamativo es que las descargas de nototenia parecen acompañar los cambios de gestión política.

Mientras en 2015 se declararon 4.200 toneladas, con la asunción de las nuevas autoridades de Pesca y la promesa del “fin de la joda”, la nototenia parece haberse asustado. En 2016 apenas se declararon 850 toneladas.

Dentro del esquema congelador, el predominio de los buques factoría de Mar del Plata es muy singular. Según los datos de la Subsecretaría de Pesca, de las casi 2.000 toneladas declaradas en 2017, el puerto local recibió 1.759 toneladas. La hegemonía viene de antes. En 2014 fueron 5.740 toneladas contra mil en Madryn. En 2015, 3.608 toneladas contra 664 en Madryn.

Si Mar del Plata domina las descargas de nototenia, los tres buques congeladores de Solimeno son verdaderos especialistas en encontrarla. Casi los únicos.

Al observar los partes de pesca del “Navegantes”, el “Ponte de Rande” y el “Luca Mario”, asombra la capacidad de los capitanes para levantar “chanchito”, como también se conoce al recurso.

¿Para qué tanta nototenia? El misterio continúa: declaran que hacen pasta de nototenia, aunque como veremos más adelante, no aparece en ninguno de sus productos empanados.

Al revisar el movimiento y declaraciones de descargas de los barcos de Solimeno en 2016 brotan algunas perlas que ya se pasan de tan curiosas y singulares. Parece que ocurrieron fenómenos repentinos de sobreabundancia de nototenia.

Por ejemplo, el 19 de diciembre desembarcaron en Mar del Plata el “Navegantes” y el “Ponte de Rande”. Ambos barcos declararon pescar nototenia y coinciden en un mismo rectángulo: 4259 NO Z. Mientras el “Navegantes” declaró 14.968 kilos, el “Ponte de Rande” declaró pescar 100.389 kilos, solo en ese rectángulo.

El año pasado algunos parecen haberse alineado al talento natural de los buques de Solimeno para encontrar nototenia. El Coalsa Segundo, (Pascual Baldino) declaró en su última marea 256.394 kilos. Su destino también es un misterio: ni siquiera hace empanados.

Cifras que no concuerdan

El año pasado Solimeno inauguró una nueva línea de producción en Solimeno Mare, su moderna planta en Pescadores y Ortiz de Zárate; y ya son tres las líneas que procesan materia prima de origen marino que termina en forma de empanados.

SENASA controla los productos que ingresan a Mare desde los buques factoría. “Todo está registrado en planillas de la planta, nuestros inspectores no las confeccionan, su trabajo es constatar y controlar documentación y registros”, señaló Manuel Baldovino, supervisor del área de pesca de la Coordinación Temática de calidad e inocuidad agroalimentaria, ante la consulta de REVISTA PUERTO.

La estadística que tienen en SENASA no va más allá de 2016. Los datos que aporta la empresa no coinciden con los partes de pesca que entrega el armador al momento de la descarga.

En la última marea de 2016 del Ponte de Rande, Solimeno declaró casi 70 mil kilos de minced y 7 mil kilos de HGT (sin cola, cabeza ni vísceras). Pero según el parte de esa area el barco declaró 189.473 kilos de minced.

Del Luca Mario”, en la última de 2016, para los inspectores de SENASA ingresaron 21 mil kilos de pasta y 342 de HGT. El parte de pesca señala otra cosa: 134.629 kilos de minced.

En la primera marea del año pasado este congelador, declaró procesar algo más de 1 millón de kilos de pescados varios. Abadejo, calamar, merluza, palometa, pampanito y más de 84 mil kilos nototenia con la que hizo minced. Fueron 5649 envases de 15 kilos cada uno.

Un marinero que participó de aquella primera marea de 2017, ante la consulta de este medio, recordó haber sido obligado a renunciar cuando se bajó del barco, que la empresa armadora terminó de pagarle a los 45 días y que habían pescado mucho calamar y merluza. No recordó que hayan pescado ni procesado nototenia.

Destino incierto

Qué hace Solimeno con la nototenia que declara pescar con sus congeladores en un nivel muy superior al de otros buques factoría es un misterio tan bien guardado como los coeficientes de conversión de sus congeladores. Y de todos los demás, para ser justos. ¿Es en realidad nototenia, o los empanados contienen merluza?

Este cronista se comunicó la semana pasada con Alberto Proceli, directivo de la firma para conocer la versión de la empresa. Telefónicamente acordamos la entrevista para el día jueves a las 8:30 en la planta de Juan B Justo al 1200. Ya en recepción, cuando me anuncié, una asistente me comunicó que el Gerente no me esperaba.

Por cada nuevo producto alimenticio que se lanza al mercado interno, el fabricante debe abrir un expediente en SENASA donde detalla el contenido de todos sus ingredientes. Los medallones que fabrica Solimeno y el resto de las nueve empresas que procesan empanados en la pesca marplatense, solo especifican una leyenda que dice “formados de pescado”.

Tampoco hay rastros de nototenia en la página web donde Solimeno detalla los productos empanados procesados en tierra. Figuran patitas de pollo, nuggets de pollo cocrante, milanesas de soja, medallones de pollo, hamburguesas de pollo y bastón de pollo caprese.

Entre los empanados en el mar que destaca la web aparecen: bastones de merluza, formados de merluza, rabas, langostinos empanados, formitas de merluza, filet a la romana, crocantes de merluza, filet empanado, medallones de merluza.

Entre los recursos pesqueros que congela a bordo tampoco figura el HGT que declara que ingresa a planta: calamar, merluza hoki, lenguado, langostino, merluza hubbsi y abadejo.

En SENASA revelaron que la producción mensual de empanados (de todo tipo) que procesa Solimeno en su planta de Ortiz de Zárate es de 120 mil kilos.

Bastante menos que lo que figura en los partes de pesca de sus congeladores y que incluso lo que declaró el propio Antonio Solimeno el año pasado al dejar inaugurada la ampliación de Mare en una nota publicada en La Capital.

“Hoy estamos produciendo alrededor de 500 toneladas por mes de productos casi listos, elaborados en base a merluza, calamar y langostino. Casi el 90 por ciento lo comercializamos en el mercado interno a través de marca propia, Patagonia Mare, y de marcas de terceros”, señaló “Tony”, quien acaba de ser distinguido con el premio Lobo de Mar a la “Trayectoria Empresarial”.

Por Roberto Garrone. Revista Puerto

Un comentario

  1. blank Susana Olviares de Cantón

    Siempre lo mismo !!!!