Política

Sobreseyeron al subsecretario de Gobierno, Adrián Alveolite

pers_Adrian_Alveolite01101216180Finalmente la jueza de Garantías Lucrecia Bustos, sobreseyó al ahora subsecretario de Gobierno Adrián Alveolite, en la causa que poseía por “abuso de autoridad” y “falsificación de instrumentos públicos” iniciada en el año 2013, y por la cual la Fiscalía de Delitos Económicos, había decidido elevar a juicio.

Asimismo la magistrada también resolvió sobreseer a los funcionarios Mónica Bargas y Gustavo Tonello, los mismos habían sido denunciados por la propietaria del comercio “Carolina”, sito en Garay 1219, quien fuera clausurado en el año 2013.

En aquel momento la comerciante acusó a Alveolite y sus funcionarios, de ingresar de manera violenta y sin orden judicial a una vivienda lindera al negocio, que a la postre fue clausurado.

Para la jueza Bustos, el procedimiento no fue abusivo ya que los funcionarios que participaron del operativo estaban convencidos que dicho comercio debía clausurarse.

No obstante agregó que no está probado que cualquiera de los funcionarios que intervinieron en el operativo, hayan clausurado el negocio sin comprobar con anterioridad sus irregularidades.

12 Comentarios

  1. No me sorprende este fallo…Lamento lo que le hicieron a esta señora que tuvo que soportar un abuso Gestaporil por parte de estos individuos,los mismos que lograron echar al pochoclero de la peatonal San Martin y Cordoba e intentaron hacer lo mismo con el florista de Rivadavia e Independencia…

  2. Cuando hace dos meses le comenté a un conocido que trabaja en Tribunales que las pruebas contundentes acumuladas contra Alveolite harían que por fin este sinvergüenza vaya preso, el tipo me respondió con una carcajada.
    “Hay órdenes DE ARRIBA para que sea sobreseído y desestimadas todas las pruebas”. No quise creer que nuestra “Justicia” llegaría a tal grado de corrupción, complicidad con el delito y sumisión al poder de turno.
    No quise creer, dije… Soy un ingenuo.

  3. Alveolite es un corrupto. Además, que cara de pelotudo que tiene

  4. Este personaje acumula muchas mas cosas de las que se recuerda.
    El y su complice Bruzeta robaron y saquearon muebles, enseres y mercadería de diversos lugares.
    Con la escusa de presunto trata (que luego se comprobó no eran tales) allanaron y desvalijaron privados llevándose muebles, sabanas, relojes despertadores, lámparas de luz, veladores, cuadros, alfombras y de los baños hasta toallas, jabones y cepillos de dientes.
    Allanaron y secuestraron cubiertas nuevas y usadas de varias gomerías (el caso del pampeano, el mas emblematico).
    Allanaron y se apropiaron de elementos de comercios, como el bar que estaba en la ferroautomotora y el torreón del monje, y otros…
    Hasta hoy, nadie pudo recuperar esos objetos. Se esfumaron. Nadie sabe donde están. Son muchos millones de pesos y ante los reclamos este desvergonzado pone cara de “yo no fui”.
    Sumemos esto a la canallada operada contra un florista y un pochoclero y tendremos un panorama de la personalidad delictiva del sobreseído.

  5. ME TOMÉ EL ATREVIMIENTO DE LEVANTAR UNOS COMENTARIOS SOBRE ALVEOLITE DE OTRO PORTAL DE NOTICIAS LOCALES.
    Pulti y sus funcionarios tienen un equipo de aplaudidores (son siempre los mismos) que cuando se les da una señal inundan simultáneamente las redes sociales con comentarios favorables a su gestión, como los que siguen (hay más, pero no quiero sobrecargar este espacio):

    Roberto Blank
    muy bien me alegra que se haya hecho justicia! es un buen hombre

    Raquel Uriarte
    es un buen funcionario de la gestion local me alegra q haya salido absuelto

    Vale Ortiz · Comentarista destacado · Universidad Nacional de Mar del Plata
    bien! es un tipo que sabe llevar a cabo el control de la ciudad me alegra

    Federico Justo · Trabaja en Manolo
    Encima que labura, después se pide y reclama más control. Vamos alveolite seguí poniendo orden!!

    Carmen Blanco
    es un funcionario ejemplar lo felicito y a seguir trabajando

  6. Es un delincuente que va en patota a pedir coima. La nueva modalidad es la siguiente, anda por guemes y por san Juan, apretando comerciantes, para pedirles coima.Con esa cara de verga,se presenta y te pide $ 10000 para arreglar a la gente de Gustavo (cospelito)

  7. La jueza de Garantías Lucrecia Bustos ha cumplido correctamente su función. Ella GARANTIZA la impunidad de los delincuentes institucionales.
    Honra y loor a tan abnegada funcionaria judicial.

  8. Alveolite ingresó a la vivienda familiar de Alvear al 2700, cuyo garaje da sobre la calle Garay al 1200. El espacio funcionaba como local comercial habilitado.
    María Cristina Calligaro –la propietaria- denunció por “abuso de autoridad y corrupción” a la Dirección de Inspección General en la Comuna de General Pueyrredon, sin resultado.
    Calligaro explicó que el 10 de julio de 2013, Alveolite y los empleados municipales Mónica Bargas y Gustavo Tonello “clausuraron un comercio denominado Carolina ubicado en Garay 1219, que como propietaria le alquilaba a la señora Carolina Beratz, y que era mi antiguo garaje”.
    “La excusa fue que el comercio carecía de habilitación cuando se podía observar pegado a la vidriera la habilitación hasta el año 2015”, dijo. “Me enteré luego de que el motivo real era una falsa denuncia que los actuantes no habían chequeado antes de proceder, o para decirlo en otros términos, era el arreglo de un hecho de corrupción”, afirmó Calligaro.
    La propietaria y su esposo, de apellido Pacheco, aseguran que la propiedad les pertenece, y que en el momento del operativo habían viajado y dejado como cuidador a un sobrino, Jonatan Maximiliano Albornoz. Que cuando fueron notificados de que en ese momento su local comercial estaba siendo clausurado, además estaba siendo allanada su casa, indicaron a una persona de su confianza que se dirigiera hasta allí con el fin de preservar una suma importante de dólares que se encontraba en el bolsillo de un saco.
    Alveolite y su gente estaban ya dentro de la casa, habían entrado pateando la puerta como si se tratara de una fuerza parapolicial, y no dieron oportunidad de rescatar nada. El dinero NUNCA APARECIÓ.
    Se encontraban en el lugar dos mujeres de apellido Joaquín, que eran quienes habían elevado una denuncia en contra del matrimonio que habitaba la casa, pues reclamaban un derecho sucesorio sobre el inmueble. Esas mujeres arrojaronn a la calle tanto ropa como enseres domésticos, hasta que intervino personal de la comisaría novena tratando de poner orden.
    El abogado de esas mujeres, de apellido Norberto, no tenía ninguna orden judicial de desalojo, ni nada que avalara su accionar. Ellas sólo contaban con la fuerza que imponía la presencia de Alveolite.
    Luego de la colocación de franjas de clausura del local, Alveolite ingresó violentando la puerta de acceso al domicilio particular, pateando la puerta de la vivienda que se encuentra en el mismo lote que el local, sin ninguna orden judicial que autorizara tal accionar.
    Pasado el tiempo la propietaria denunció ante la fiscalía que no pudo reabrir el comercio, por más que su habilitación estaba vigente hasta el 2015 con el certificado pegado en la puerta. En la oficina se le dijo que jamás obtendría el permiso para reabrir “mientras dure esta gestión, o quizá de por vida”. Tampoco pudo aprobar los planos de las reformas que efectuó, y para ella es un caso de obediencia debida: la división de Obras Privadas no aprueba los planos porque también responde a las órdenes de Alveolite.
    Como consecuencia de lo expuesto, el matrimonio no ha podido volver a alquilar su local, condenado de por vida, y de esa manera ha dejado de percibir el ingreso que representaba el usufructo comercial de su propiedad privada. Por esa razón, consta en la denuncia, ni siquiera han podido volver a pagar los impuestos municipales y están al borde la indigencia. Pacheco tiene 70 años, y el matrimonio, ya mayor, vivía de la renta del local. Lo llamativo es que la justicia procedió a archivar las actuaciones en contra de las dos mujeres que ingresaron a la casa y la desvalijaron.
    Tras esto, los propietarios acudieron al fiscal general con el propósito de que la medida fuera revisada: aducen que no se llamó a declarar a los testigos, ni se realizaron las pericias del caso sobre los objetos destruidos, ni análisis toxicológicos que permitieran entender o justificar la violencia con la cual actuó el personal municipal. Solicitaron, por eso, que se reconsidere la decisión tomada por el fiscal, y que se procese a los involucrados por el cargo de asociación ilícita y robo con violencia, ya que los daños acusados no fueron relevados, y ni siquiera se llamó a dar testimonio a los damnificados.
    Se consideró como agravante la condición de funcionario público de Alveolite, por haber participado de un hecho ilegal y violento. Ni siquiera en un desalojo ordenado por el Poder Judicial los reclamantes estarían autorizados a ingresar a la casa y arrojar en plena calle la ropa de los ocupantes.
    Afilando la mirada y ajustando la puntería, ¿alguien puede creer seriamente que Alveolite salga de su despacho y se ponga personalmente al frente de un operativo conjunto, patee una puerta y entre a una casa, sólo porque sospecha que hay una habilitación vencida o que no hay planos aprobados? Nadie.

  9. Estamos con vos Julio César. Alveolite es un delincuente que recauda para Cospelito Pulti

  10. Este siniestro personaje sigue actuando sintiéndose amparado por jueces o juezas corruptas.
    Propongo averiguar el domicilio de la magistrada y hacerle un flor de escrache

  11. Este funcionario , cara de verga, es un corrupto y un inútil, nombrado, por Cospelito Pulti

  12. Este personaje horrible de Alveolite, independientemente de su cara, una basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*