Política

Segarra y Di Rado en el asado de Kunkel

La diputada nacional Adela Segarra y la senadora Provincial Cristina Di Rado, particparon en un asado para impulsar la re-re de CFK, servido en el quincho del intendente de Villa Gessell. Hubo ausencias notorias de La Cámpora y Gabriel Maiotto. El anfitrión Rodríguez Ernetta es un referente de Florencio Randazzo.

 

 

Prometía ser el cónclave político del verano. Sin embargo, los referentes del kircnerismo no fueron más allá de manifestaciones sobre la necesidad de una reforma constitucional que permita otra reelección de Cristina y tibias críticas a Daniel Scioli.

El asado de la “la peña de Kunkel” reunió ayer a diferentes sectores del kirchnerismo en la costa bonaerense. El dato que llamó la atención de muchos fue la ausencia del vicegobernador Gabriel Mariotto, a pesar de estar invitados senadores provinciales. Tampoco fueron de la partida referentes de La Cámpora, informó La Política On Line

El lugar elegido fue el sindicato de Trabajadores Municipales de Villa Gesell. El intendente de ese distrito -el randazzista Jorge Rodríguez Erneta- fue el anfitrión y el encargado del asado que incluyó una selección de cortes de carnes de vaca, cordero y lechón

Allí llegaron los diputados nacionales Julián Domínguez, Carlos Kunkel, José María Díaz Bancalari, Teresa García, Adela Segarra, Héctor Recalde, Andrea García y Mario Oporto. Es decir, un encuentro ampliado de las cenas mensuales que “la peña de Kunkel” lleva adelante hace unos meses y que se realizan en distintos lugares de la Provincia con algunos invitados especiales en cada ocasión.

Y esta vez los invitados especiales fue un grupo de senadores provinciales. Cristina Fioramonti, la esposa de Kunkel y jefa del bloque FpV en la Cámara alta provincial, fue la mandamás.

También estuvieron senadores Patricio García, Gustavo Oliva, Diana Larraburu y Cristina Di Rado. Notoria -en cambio- fue la ausencia de Gabriel Mariotto y los referentes de La Cámpora en la Legislatura bonaerense.

Durante el encuentro no hubo críticas explícitas al Gobernador, esos cuestionamientos formaron parte de las charlas más informales entre los comensales.

Quien hizo una crítica explícita fue el titular de la Cámara de Diputados de la Nación. “Es muy mezquino ese planteo, pero corre por cuenta de él y tendrá que explicar al conjunto de la sociedad argentina cuáles son esas diferencias”, se despachó Domínguez en declaraciones periodísticas, en referencia, claro, a “las diferencias” que Scioli ha admitido tener con la Presidenta.

El propio Kunkel se mostró moderado: “Scioli fue nuestro vicepresidente durante cuatro años, y lo ha sido con mucha dignidad y lealtad, que es lo que parece que no existe en otros partidos. De ahí que pueda haber intercambios de opiniones, es natural en democracia”, le dijo al diario Perfil.

Los comentarios están cerrados.